LA ORACIÓN: UN VIAJE SIN DISTANCIA DE LA MENTE AL CORAZÓN (ENTREVISTA A CARLOS JESÚS IBARRA CASTELLANOS, PARTE 1)

Carlos Jesús Ibarra Castellanos en su amada Estrasburgo

Carlos Jesús Ibarra Castellanos en su amada Estrasburgo

Carmelo Urso
entiempopresente4@gmail.com

Carlos Jesús Ibarra Castellanos
cjibarra77@yahoo.com

Carmelo Urso: Hermano Carlos, haznos un pequeño retrato de tus orígenes: tu ciudad y país natal, tus primeros años, tu cuadro familiar, qué profesión estudiaste, qué haces en la actualidad.

Carlos Jesús Ibarra Castellanos: Nací y me crié en Caracas, Venezuela, hasta los trece años de edad cuando mi vida tuvo un giro impresionante y fui trasladado a Francia, en virtud de que mi madre obtuvo una beca para realizar un post grado en Derecho del Ambiente. Allí, viví en dos ciudades hermosas, Besançon y Estrasburgo, de cuya experiencia quedaría impactado de manera positiva el resto de mi vida, ya que en ellas experimenté el paso de la niñez a la adolescencia. Recibí mucho afecto de mis abuelos maternos quienes velaron por mí en los primeros años de vida ya que soy hijo de padres divorciados, ambos de profesión abogado. Estudié Comunicación Social en la Universidad Central de Venezuela, vocación que me viene desde temprana edad debido a que me gustaba leer mucho. Creo que alrededor de los 14 años – cuando aún vivía en Francia- ya deseaba ser periodista debido a la admiración que llegué a sentir por los escritos periodísticos y literarios de Gabriel García Márquez.

Carmelo Urso: Carlos, hablemos de un hábito que ha signado tu vida espiritual en los últimos años: la oración. ¿En qué época de tu vida te interesaste por ella? ¿Comenzaste a practicarla dentro de la religión formal o por tu cuenta? ¿Qué te atrajo de ella sobre otras disciplinas espirituales?

Carlos Jesús Ibarra Castellanos: Lo primero que quisiera decir es que antes de irme a Francia, estudié en el Colegio del Ave María, institución de orientación católica. Por supuesto, allí se nos inculcaba el hábito de rezar en las mañanas antes de comenzar con las actividades académicas de la formación primaria. Estamos hablando que esta práctica quedó internalizada en la edad comprendida entre los seis y los doce años de edad. Recuerdo que solía rezar en las noches antes de acostarme a dormir y pedir bendiciones para aquellas personas de mi entorno más cercano: familiares, amigos y hasta vecinos de la urbanización donde vivía. Es decir, en aquella época ya combinaba la oración formal católica que incluía rezar el rosario (un número determinado de Aves María, un Padre Nuestro, un Gloria al Padre y un Ángel de la Guarda) y la Oración del Corazón de la cual brotaban palabras espontáneas. El ambiente católico me fascinaba hasta tal punto que una de las experiencias que más me tomé en serio fue la preparación de mi Primera Comunión.

Carmelo Urso: ¿Qué es para ti la oración? ¿Es una técnica o una experiencia? ¿Sigues algún método particular o generaste tu propia y singular dinámica de oración?

Carlos Jesús Ibarra Castellanos: A medida que crecía, fui abandonando tales prácticas espirituales. Creo que en un momento de mi vida, cuando empecé a sentirme abrumado por problemas de índole familiar que generaron grandes angustias existenciales, perdí todo interés por la oración ya que no le encontraba ninguna utilidad. También empecé a percibir las incongruencias entre lo que se pregonaba en el Colegio y lo que se practicaba. Esto a temprana edad crea una confusión en la cual relacioné la religión o comunión con Dios (tal como lo entendía en aquel entonces) y las personas de autoridad encargadas de impartir formación religiosa. Entonces, comencé a buscar “refugio espiritual” en ideologías políticas –sobre todo de izquierda- , búsqueda que fue estimulada por mi padre quien comulgaba con dichas ideas. Es bueno decir que mi padre, quien quedó huérfano de padre y madre a temprana edad, jugó un papel importante en mi vida debido al afecto y a la admiración que llegué a sentir por él. Su actitud fue siempre antirreligiosa debido a que se crió en un orfanato dirigido por sacerdotes católicos alemanes, extremadamente severos.

Se produjo en mí la sustitución de la religión formal por la “religión laica”, ya que lamentablemente en eso convertí dicha búsqueda. Creo que lo que me movía era una mezcla de resentimiento y la esperanza de encontrar un Orden Superior en mi vida. Una vez que no hallé dicho Orden a través de las ideologías políticas empecé la lectura de tratados de psicología entre los cuales destaca Freud, muy admirado por las personas que comulgan con las ideas de izquierda, quizás por las ideas irreverentes que difundió en vida. Para aquel entonces ya estaba en la universidad y contaba con 23 años de edad. Sin saberlo, de alguna manera, comenzaba mi “viaje de regreso” a la espiritualidad.

Carmelo Urso: ¿Oras a un Dios personal o impersonal? ¿Le ruegas como a un padre o madre amoroso o intentas vincularte al Ello como una Fuente de Energía Divina?

Carlos Jesús Ibarra Castellanos: Si decidí sustituir ideas de índole religioso por unas de tipo político es porque de algún modo el arquetipo de Dios había muerto en mí. Lo primero que hubo que hacer fue recuperar la idea de Dios o de Lo Superior que había desaparecido durante la infancia. Pero este proceso no ocurre de manera racional sino después de un proceso doloroso en el cual me dí cuenta que todas las ideas que había albergado de cómo ser feliz no habían funcionado. Esto se produjo cuando tuve mi primer colapso que me llevó a la depresión a la edad de los treinta años. Todos los mecanismos humanos que había ideado de cómo alcanzar el bienestar personal se derrumbaron. Y entonces, de manera inesperada, surgió la oración… es decir el deseo de pedir ayuda a un Poder Superior a mí. El arquetipo de Dios que había tenido en la infancia era el de un padre amoroso. Con el tiempo, llegué al conocimiento de que Dios es literalmente TODO: situaciones, acontecimientos, sincronicidades así como transformaciones profundas de mi ser y de mi entorno.

Dios es Todo

Dios es Todo

Carmelo Urso ¿Oras por cosas concretas como la obtención de una casa, un vehículo y demás bienes materiales? ¿O te abandonas al fluir sobrenatural de la experiencia divina y pides al Uno que te oriente sobre lo que más te conviene?

Carlos Jesús Ibarra Castellanos: Qué bueno que me haces esa pregunta. Porque pareciera que no siempre ha sido así. La oración proviene de un estado en cual me he sentido necesitado o desamparado. Por lo tanto, las oraciones siempre van dirigidas a pedir que mis necesidades sean cubiertas. Entre estas cosas están las de índole material como obtener vivienda, vehículo, pareja y/o oportunidades de empleo, etc. Pero también oro por cosas que no parecieran concretas como pedir Sanación y esclarecimiento de la mente que a mucha gente no le parecen “concretas”, pero de las cuales depende nuestra prosperidad económica. Pocas personas relacionan sanidad espiritual con aumento de sueldo u oportunidades de trabajo. Piensan que son cosas separadas.

En mi caso, la oración me ha llevado a superar mis miedos y fobias más profundas las cuales me habían impedido avanzar en todas las áreas de mi vida. Estos atascos o estancamientos son los indicadores externos que me han conducido a solicitar revelación de qué es lo que debo pedir al orar. Parto de la premisa de que Dios pone tanto el Querer como el Hacer. Por esta razón, pido a Dios que me invite ante Su Presencia para tener intimidad con Él. Para que el encuentro se produzca desde los más profundo de mí. Para que yo sea total en el acto de comunicarme con Lo Superior.

Cuando requiero sanar pero no sé exactamente qué aspecto de mí, la exclamación que utilizo para dirigirme a Dios es “Dime qué te debo pedir sanar para que Tú me sanes y erradiques esta enfermedad de mí”. No hay un tiempo determinado en el que Dios decide dar su Respuesta. Puede ser de manera inmediata o mucho tiempo después que se me revela lo que debo pedirle. Luego le pido “Sánalo y Erradícalo” para agradecerle inmediatamente la Liberación.

Las experiencias cotidianas me han llevado ante situaciones que aparentemente son absurdas desde el punto de vista humano y que requieren una Visión Superior para poder ser entendidas por mí. Mediante la oración, se me ha provisto de discernimiento de la solución del problema y un conocimiento de mí mismo que no tenía hasta ese momento.

Pienso que como la compresión de la vida siempre superará mi entendimiento -es decir todos mis cálculos mentales- acostumbro siempre a pedir Guía para saber qué hacer, qué decir o hacia dónde dirigirme ante determinada situación. En momentos de angustia o desesperación, las expresiones “Sálvame” o “Ayúdame”, provenientes de lo más profundo de mi ser son el clamor con el cual me conecto con Dios invocando amor y protección.

En períodos de gran confusión pido a Dios sanar y erradicar de mí todos los obstáculos mentales o sistemas de pensamiento que impiden que se haga Su Voluntad que expresa la solución ante un dilema de una manera infinitamente mejor e impensable desde mi nivel de conciencia para ese momento. “Sólo Tú Sabes la Solución” es la frase invocada por mí en el cual reconozco todo poder más allá de mi percepción.

"Dios, sólo Tú sabes la solución"

Cuando aún mis inseguridades personales son tan grandes que no me permiten llevar a cabo ciertas labores en mi sitio de trabajo le pido orientación y sabiduría para realizar la tarea. En este caso, la expresión que utilizo es “Dios hazlo Tú por mí” y la experiencia nunca me ha fallado.

Otro aspecto importante de mi relación con Dios es la oración por los demás, en especial las personas más cercanas afectivamente. También allí pido a Dios que me invite a su Presencia. La expresión que utilizo es “Dios mío, ponme a orar por…”, “Sólo Tú sabes lo que más le conviene” o “Dale Guía tal como Tú me la has dado a mí” para que sea una petición genuina.

Mientras más oro más sé qué es lo que quiero, y de esta manera, puedo especificar el propósito de mi oración. Cuando la confusión me envuelve y no sé qué solución pedir ante un determinado problema suelo exclamar internamente “Pon Tu Orden Divino”, “Da Tú el primer paso” o “Tú sabes lo que más me conviene”. Esta última expresión la utilizo de manera repetida, pero bien sentida en mi corazón, cuando estoy ante una encrucijada en la cual desde el punto de vista humano no existe la solución inmediata. No hay ningún día que no Le pregunté cuál es mi propósito en esta vida y qué debo hacer en este día.

Ibarra Castellanos: "Mientras más oro más sé qué es lo que quiero".
Me ha sucedido encontrarme en sitios de trabajo donde la autoridad (jefes) no saben qué hacer o qué tareas designarme ya sea por falta de preparación o por incapacidad. En ese caso pido a Dios que emane de mí su Orden Divino que se traduzca en orden externo y clarifique exactamente cuáles son mis funciones. Que sea Él el que cree mis funciones. El desorden sanado y erradicado de mi interior genera un acomodo de las situaciones externas lo cual produce paz.

Recientemente, descubrí en mi vida por intuición la oración de Adoración y Alabanza. En ella doy gracias a Dios por todas las manifestaciones y obras que ha realizado en mi vida. En un plano profundo, a través de este tipo de oración reconozco que la única Realidad que existe es Dios, razón por lo cual es a Él al único que debo acudir en todo momento. No hay nada que escape de su control.

No puedo dejar de pensar que la casi totalidad de circunstancias problemáticas o sin sentido que han rodeado mi vida han provenido de situaciones inacabadas de mi pasado. Por tal motivo, cada vez que pido sanación no estoy pidiendo otra cosa que Abolir el pasado, psicológica y espiritualmente, el cual me ha impedido vivir el presente de manera total.

Finalmente, deseo expresar que en algún momento de mi vida le pedí a Dios poder comunicar a los demás mi experiencia sobre la Oración. Ese momento fue provisto por Dios (la Fuente) a través de esta entrevista que mi amigo Carmelo Urso (el canal) me està realizando en este momento. Doy inmensas gracias por esta oportunidad.

Es hora de hacer un receso en este profundo diálogo que hemos sostenido con nuestro entrañable amigo (y compadre) Carlos Jesús Ibarra Castellanos. El próximo lunes, continuarán sus consideraciones sobre ese viaje sin distancia que hacemos de la mente al corazón cuando nos involucramos en el acto de orar. ¡Hasta entonces!

About these ads

3 respuestas a LA ORACIÓN: UN VIAJE SIN DISTANCIA DE LA MENTE AL CORAZÓN (ENTREVISTA A CARLOS JESÚS IBARRA CASTELLANOS, PARTE 1)

  1. cecilia gomez dice:

    Dios lo bendiga por dar testimonide fe ,quiero contarle que la oracion ha sanado mi corazón ,pero ademas quiero pedirle oracion por mis hijos Leonardo Barreto y monica Barreto para que Dios los sane espiritualmente y físicanente por su trabajo y vida sentimental
    Gracias y siga poniendo a su servicio los dones que Dios le dio
    Cecilia Gomez ,vivo en Colombia

  2. dapa dice:

    ORACION DE SAN CIPRIANO. FUNCIONA.
    POR LOS PODERES DE SAN CIPRIANO Y DE LAS 3 ALMAS QUE VIGILAN SAN CIPRIANO_________ VENDRA AHORA DETRAS DE MI ________________, VA A VENIR ARRASTRANDOSE Y ENAMORADO LLENO DE AMOR,DE DESEO PARA VOLVER Y PEDIRME PERDON POR MENTIR Y PARA PEDIRME EN NOVIAZGO Y MAS TARDE EN BODA LO MAS RAPIDO POSIBLE.

    SAN CIPRIANO TENDRE ESE PODER QUE EL OLVIDE Y DEJE DE UNA VEZ CUALQUIER MUJER QUE PUEDA ESTAR EN SU CABEZA Y VUELVA A ASUMIRME Y DECLARARSE PARA QUE TODOS VEAN.

    SAN CIPRIANO ALEJE DE __________________ CUALQUIER MUJER, QUE EL ME BUSQUE EN TODO MOMENTO HOY Y AHORA,DESEANDO ESTAR A MI LADO,QUE EL TENGA LA CERTEZA QUE SOY LA MUJER PERFECTA PARA EL, QUE_________ NO PUEDA VIVIR SIN MI Y QUE ____________________ SIEMPRE TENGA MI IMAGEN EN SU PENSAMIENTO EN TODOS LOS MOMENTOS.

    AHORA DONDE ESTE CON QUIEN ESTE,EL ME BUSCARA PORQUE EL PENSAMIENTO DE EL ESTA EN MI.

    Y AL ACOSTARSE QUE SUEÑE CONMIGO Y AL DESPERTAR QUE PIENSE EN MI Y ME DESEE,AL COMER PIENSE EN MI, AL PISAR QUE PIENSE EN MI,EN TODOS LOS MOMENTOS DE SU VIDA PIENSE EN MI.
    QUE QUIERA VERME,SENTIR MI OLOR,TOCARME CON AMOR,QUE_______ QUIERA ABRAZARME,BESARME,CUIDARME,PROTEGERME,AMARME LAS 24 HORAS DE TODOS SUS DIAS HACIENDO ASI, QUE EL ME AME MAS Y QUE SIENTA PLACER SOLO POR OIR MI VOZ.

    SAN CIPRIANO HAGA A _______________________ SENTIR POR MI UN DESEO FUERA DEL NORMAL, COMO NUNCA SINTIO POR OTRA PERSONA Y NUCA SENTIRA. QUE HAYA PALCER SOLO CONMIGO,QUE HAYA DESEO SOLAMENTE POR MI Y QUE SU CUERPO SOLO A MI PERTENEZCA, QUE SOLO TENGA PAZ SI ESTA BIEN CONMIGO.

    TE AGRADEZCO A TI SAN CIPRIANO POR ESTAR TRABAJANDO A MI FAVOR Y VOY A DIVULGAR TU NOMBRE EN PAGO DE AMANSAR A__________ Y TRAERLO ENAMORADO,CARIÑOSO,DEVOTADO,DEDICADO,FIEL Y LLENO DE DESEO A MIS BRAZOS.

    REZAR 3 DIAS Y DIVULGAR EN 3 SITIOS DIFERENTES… YA VERAS LOS RESULTADOS… TEN FE!!!!!

  3. [...] CARLOS JESÚS IBARRA CASTELLANOS (PARTE 1, VENEZUELA) [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 866 seguidores

%d personas les gusta esto: