OSCAR ADIP: “JESÚS, AL IGUAL QUE NOSOTROS, NUNCA ESTUVO AQUÍ” (SERIE PRINCIPIOS DEL MILAGRO 1-10)

Oscar Adip

Carmelo Urso
http://carmelourso.wordpress.com/

Ocar Adip
http://www.myspace.com/oscar_adip

Carmelo Urso: Estimado Oscar, te invito ahora, para beneficio de los lectores y lectoras, a que comentemos los “primeros diez principios del milagro”, los cuales se encuentran en el primer capítulo de UCDM.

Principio no. 1: ” No hay grados de dificultad en los milagros. 2No hay ninguno que sea más “difícil” o más “grande” que otro. 3Todos son iguales. 4Todas las expresiones de amor son máximas”.

Carmelo Urso: ¿Qué se entiende aquí por milagro? ¿Cómo es eso que “ninguno es más difícil que otro”? ¿Acaso es lo mismo dividir las aguas del Mar Rojo, tal como hizo Moisés, que los trucos efectuados por un prestidigitador? ¿Y qué tienen que ver los milagros con el amor?

Oscar Adip: ¡Wow! ¡Carmelo y hermanos lectores! Antes que nada quiero confesarles una cosa… je, je, ¡es toda una confesion!

A pesar de que Un Curso de Milagros comienza con el prólogo, la introducción e inmediatamente después se inician los 50 principios de los milagros… o sea, en otras palabras es de las primeras partes del libro… considero que no es la parte más fácil de entender de dicho libro…

Para mí, este texto entra ya de lleno en una comprensión del puro no dualismo… el poder del hijo de Dios para obrar milagros una vez que se comienza a entender como unido al Padre o Fuente…

Hace una semana leí la entrevista que me hiciste la vez pasada… sentí una fuerte inspiración para hacer comentarios más puntualizados y ofrecer a los estudiosos o lectores la oportunidad de tener resultados prácticos con toda esta metafísica y psicología ultra-avanzada que describe el funcionamiento del sistema de pensamiento del ego en la mente, que es uno de los grandes regalos que nos ofrece Jesús en su Curso..

Y bien.. vamos con el primer principio… e intentaré citar todo cuanto esté a mi alcanze de la manera más precisa para compartir lo que me ha llevado a vivencias milagrosas… ¡Shalom a todos que somos el mismo y UNO!

La creencia en el miedo o no-amor es lo que nos pone en una situación de necesidad de milagros… partiendo de que lo que un milagro hace es tomar prestada la atención que tienes o tenemos invertida en el sueño (nuestros cuerpos… otros cuerpos… relaciones… pasado y futuro… el presente ilusiorio… y demás banalidades) y llevar esta atención al sueño interior… al soñador… a la mente misma… y establecer ahí lo siguiente: “Esto es sólo un sueño y su contenido (toda la separación, ilusión de multiplicidad, nacimientos, muertes, sexos diferentes, dualidades como salud-enfermedad, bien-mal, etc.) no es real”.

La creencia en el miedo o no-amor es lo que nos pone en una situación de necesidad de milagros...

Se podría decir que en primera instancia hay que estar reconociendo que uno está en un estado en el que tiene la necesidad de los milagros… y desde allí invocarlos o pedirlos… pero el Espíritu no se detiene en ese punto… él hace lo suyo y eso es generalmente mucho más lo que sabemos, pensamos o quisiéramos pensar…. jaja… lo que hace la acción del Espíritu Santo o la mente recta cuando le permites llevar a cabo un milagro (vale decir, un cambio de mentalidad, cambio de interpretación o cambio de percepción), lo que hace el bondadoso y amable Espíritu -quien representa a nuestro verdadero SER-
es comenzarnos a enseñar cómo realizarlos… y cuándo ocurren finalmente comprenderemos, algun día, que en este mundo irreal no estaba pasando nada… ¡nunca!

Este mundo que percibimos es en verdad la imagen exterior de una condicion interior… donde parece estar pasando algo realmente es en la mente… lo que vemos es en verdad sólo la imagen externa de nuestras decisiones equivocadas… ¡o de las pocas correctas…! Y estas decisiones que la mente toma están basadas en todos los pensamientos que la mente misma se permite portar y validar… todo esto en un plan eternamente invisible e impalpable para los que creen que este mundo es real… no hay grados de dificultad entre los milagros… porque realmente todos son lo mismo… todo milagro es una acción amorosa del Espíritu que le ayuda a antender al “individuo” o parte separada que no se ha separado jamás… que no existe de manera individual… por lo tanto, su identidad verdadera es Dios.

Un Dios amoroso en verdad… y desde allí se cancela todo miedo, culpa, odio y conflicto interno que se pudiese haber elevado a nivel de verdad… por creerse uno cualquier otra cosa que no sea Espíritu puro unido a la Fuente o PADRE. Yo no estoy seguro de que las aguas del Mar Rojo se hayan en verdad abierto, tal como refiere la fábula bíblica… y jamás me atrevería a considerar como milagro el simple truco de algún mago o ilusionista… mas, sin embargo, curiosamente no dudo que Jesús haya levantado de la tumba a Lázaro y eso me trae puntos interesantes en los cuales meditar y aceptar que hay mucho que entender acerca de los verdaderos milagros… o de lo que verdaderamente son…

Jesús, al igual que nosotros, no estaba aquí… él estaba donde estamos todos: junto al Padre… sin Él no era nadie: así lo comprendió el Nazareno… y aceptó la expiación para sí mismo… aceptó que la voz de Dios que mora en él se estableciera en su mente (que es la misma de todas y todos nosotros)… que no existía modo ni manera en la que él no fuese perfecto y puro espíritu con Dios y en ÉL…

Entonces, así las cosas, este mundo nunca fue real… ni lo será ni lo es… y, por consiguiente, no hay nadie en este mundo… o en este lugar… de tal suerte, Lázaro nunca estuvo ahí o aquí…. y donde Lázaro creyó morir… o soñó morir… ¡ahí fue donde Jesús pidió o realizó un milagro para ambos!… para todos nosotros… uniéndose en su mente a Lázaro y aceptando que la muerte no existe… como no exsiten ni el pecado ni la culpa… ni separación alguna… ni mundo…

Obvio, Jesús es un maestro… que aprendió bien cómo y dónde realizar esto: en lo profundo de la mente… llevando a cabo correcciones impresionantes… incluso, en algo que parecía haber muerto ya… sin necesidad de conversaciones con el “paciente”, etc… ¡qué impresionante…! Y al mismo tiempo, qué natural se vuelve cuando alguien entra en esos estados mentales milagrosos…

Los milagros tienen que ver todo con el Amor de Dios… porque son expresiones del mismo… no tienen por qué expesarse de la misma manera… ¡o forma!… pero siempre son expresiones de lo mismo… de lo que la expiación en sí establece… de lo que el perdón del Curso ofrece y también establece…

Vale la pena comentar aquí que, por ejemplo, Lázaro dejó el cuerpo o el mundo 2 o 3 días antes de que Jesús lo “resusitara”… porque este mundo es como un guión… hay cosas que están escritas -muchas más de las que quisiéramos o entendemos- y hay cosas que no cambian en el guión simplemente porque no tienen que cambiar… nada que esté destinado a ocurrir dejará de ocurrir… y nada que no esté destinado a ocurir ocurrirá nunca… hagamos lo que hagamos.

Aqui recordaré un énfasis que el estudiante del Curso de Milagros debería practicar para poder llevar a cabo el acercamiento necesario a la mente (el Reino de las Causas) y permitirse los primeros milagros… que lo lleven e inspiren por el camino que lleva de regreso a casa y a dedicar su “vida” a un propósito silencioso realmente divino.

Y esta es la cita: “no trates de cambiar al mundo… cambia tu manera de ver el mundo. Cambia tu mente en relación al mundo…
en otras palabras, cambia de mentalidad en relación con lo que estás viendo o parece estar pasando….”.

Vale la pena admitir que lo que la mayoria de nosotros como buscadores espirituales… ¡buscamos es cambiar algo en el mundo!

Esperar ese cambio…

Anhelar ese cambio…

Añorar ese cambio en el mundo exterior…

¡…revela lo atontados que estamos por el ego mismo y lo lejanos que estamos de enteder la verdad!

Lo simple… y lo obvio… y lo coherente.. es que llegamos a adultos con creencias y esperanzas en el mundo que son completamente infantiles y que sólo nos llevan a la desesperanza…

Y al dolor…

Y a que sigamos cantando la canción de que somos víctimas…

…pequeñas victimas..

Y eso no es verdad… nunca.

Es duro, pero muy útil, llegar al momento de que no te importe ni tengas deseos de que algo cambie afuera…

¡¡…sino de conocer esa otra manera de hacer las cosas!!

Pensamos: “debe de haber otra manera para ser feliz, para sentirme bien”.

Un Curso de Milagros dice: “el perdón es la llave de la felicidad”.
Nunca dice: “ponerte un amuleto, tener pensamientos positivos o efectuar visualizaciones en las que todo está bien… es la llave de la felicidad”.

O ahorrar mucho dinero… y ser bondadoso con la Tierra… y hacer servicios sociales… es la llave de la felicidad.
.
Queremos sanar a un animal con la pata quebrada… o sanarle el cáncer a un familiar o vecino… pero no queremos ver como iguales a aquel que insultó a nuestra familia en el pasado… o permitir que la visión espiritual contemple con amor aquella otra religión que considero una estupidez… y cosas tan sencillas como esas.

Bueno… vamos al principio que sigue… espero que se estén divirtiendo.

Principio no. 2: “Los milagros -de por sí- no importan. 2Lo único que importa es su Origen, El Cual está más allá de toda posible evaluación”.

Carmelo Urso: ¿Cuál es el Origen de los milagros? ¿Por qué no podemos evaluar esa Fuente con nuestros sentidos físicos? ¿Y cómo es eso que los milagros no importan? A mí, en lo particular, me encantaría cambiar el agua en vino, la bosta en oro…

Oscar Adip: ¡¡Jeje, eso está buenisimo Carmelo!! ¡¡Luego nos tomamos unos buenos vinos!!! Jeje… no sé si recordando algunos de los parrafos de arriba quede medio clarón…¡¡el por qué de que los milagros de por sí no importan!

Qué hermoso está eso… y es verdad… no importan en absoluto…
lo que importa es lo que establecen en ti… en el que los da y en el que los reciba… y establecen pasos para la expiación misma… estableciendo con la mayor claridad posible que Dios no tiene nada que perdonarle a su hijo porque su hijo verdadero nunca lo abandonó… sólo fue un sueño de abandono y separación… es todo… su origen, entonces, es el amor de Dios mismo… un amor que va de la mano de la experiencia de lo que es ese amor…

No es algo que las personas se estén ofreciendo entre sí… muy comúnmente… pero aquí puedo comentar algo gracioso.

Entre la pagina 3 y la 20 del texto del Curso… despuesito de los 50 principios, Jesús nos dice algo así:

LA NATURALEZA IMPERSONAL DE LA MENTALIDAD MILAGROSA ASEGURA TU GRACIA.

Por ejemplo: tú o yo nos interesamos en pasar una tarde o noche tomando vino en un buen bar y pasarla bien… tal vez bien acompañados… y embiagarnos un poco… y relajarnos… si es que tenemos el gusto por eso… realmente, cuando buscamos algo, casi siempre es desde la carencia, desde una sensación que dice algo así: “Estaré mejor después de esto… o haciendo esto en lugar de aquello”,
y emprendemos búsquedas en el mundo externo para saciar nuestras sensaciones de vacuidad… carencia… separación… etc…

La oración, la meditación y la concentración profunda nos llevan a alcanzar estados más apaciguados… más honestos… y más receptivos o anheladores de corrección… de escuchar la verdad en uno mismo… y esto produce que la mente sea “educada” o inspirada a soltar y permitir que se desvanezcan todas sus tonterías… es el caso de algunos yoguis budistas o místicos de diferentes tendencias… y desgraciadamente, no es el caso de muchos estuidantes del Curso…
aunque estoy seguro que el Curso es el camino directo y rápido a esos logros…

La mente vive una metamorfosis en la base del sistema de pensamiento que la gobierna…

Esta metamorfosis ocurre cuando la persona anhela aprender y cambiar de mentalidad… y sabe que lo necesita… que necesita medicina verdadera… corrección…

¡¡Cambios y cambios!! ¡El cambio!.. y ya sanada o purificada, la mente de aquel que se lo permita comienza a participar de estados donde no se reconoce como un Yo sino como el Todo… esto es todoooooooooo un estado mental… y tal estado mental asegura la gracia del devoto..
sin importar que haya milagros ocurriendo o no… o gente… o cuerpos envejeciendo, muriendo… cambiando…

Días y noches pasa el devoto… pasa todo su “tiempo” en gracia… pues no tiene fe en la separación…

Se abrió así a un cambio verdadero, ya no es un yo… ya va muy enfilado rumbo a casa…

Entonces, en esos estados… donde la mente sabe cuál es la identidad original y única de todo… no hace falta tomarse unos vinos… o poseer algo de oro para estar mejor.

No se puede estar mejor.

Principio no. 3: “Los milagros ocurren naturalmente como expresiones de amor. 2El verdadero milagro es el amor que los inspira. 3En este sentido todo lo que procede del amor es un milagro”.

Carmelo Urso: El amor del que se habla en este principio, ¿es el que habitualmente sentimos los humanos por nuestros seres queridos? ¿Y cómo es que todo lo que procede del amor es un milagro?

Oscar Adip: Cuando yo leí por primera, segunda, tercera, cuarta, quinta y sexta vez este principio, guardé silencio y oré.

Dije: “Padre… entonces… enséñame lo que es el amor… pues no lo sé en verdad… no lo sé…”.

Y he tenido muy buenos resultados… les recomiendo a todos que lo hagan a su manera…

El amor humano… el amor de las relaciones… siempre simboliza cosas y estados de la mente… y no siempre es amor.

Pero a aquel que se le ama se le puede perdonar cualquier cosa… es más… no hay nada que perdonársele nunca.

Yo veo que ese amor no abunda ni en las mejores familias… y no tiene por qué… este mundo en verdad está ultra carente de amor…
mientras más abracemos a nuestro ego.., pero prosigamos con todo el dolor que ello tiene como consecuencia… no podremos amar…
ni comprender lo que es el amor…

Sí, ahora que lees esto… dices: “huy, pues yo sí sé lo que es el amor…”. Entonces, ya no leas más… ¡¡Ya estás listo!!… o eres un completo deshonesto contigo y no quieres indagar un poco y aceptar que estás perdido…

O realmente comprendes el amor…

Pero si es asi… entonces… ¿¿qué haces buscando respuestas aquí en una entrevista??… vete a llevar tu luz al mundo que tanto le hace falta…

Principio no. 4: “Todos los milagros significan vida, y Dios es el Dador de la vida. 2Su Voz te guiará muy concretamente. 3Se te dirá todo lo que necesites saber”.

Carmelo Urso: ¿Se puede acaso escuchar la Voz de Dios?

Oscar Adip: Sí… es completamente posible escuchar su voz… que es el Espíritu Santo…

Sólo el escucharla puede traerte beneficios inconcebibles…

Los milagros significan vida porque cancelan el sueño de muerte… en el que estamos sumergidos, atrapados..

Los milagros nos recuerdan que sólo la vida es real.

Escuchar la voz de Dios es muy impactante…

No puedes escucharla y pensar que este mundo es real… se hace obvio que no lo es al esucharla…

Y vuelvo a lo mismo… ¡se establese la expiación!… la salvación es lo único que cura.

La verdad es esa salvación y mora en todos… que somos el Uno, el mismo…

Principio no. 5: “Los milagros son hábitos, y deben ser involuntarios. 2No de­ben controlarse conscientemente. 3Los milagros seleccionados conscientemente pueden proceder de un falso asesoramiento”.


Carmelo Urso: Cuando Jesús efectuó -de acuerdo al relato canónico- sus milagros en la Tierra, ¿acaso nos lo realizó consciente y deliberadamente? ¿Y de quién podría provenir ese “falso asesoramiento” del que habla este principio?

Oscar Adip: Expongámoslo asi:

Nuestra primera naturaleza es reactiva. Por ejemplo. supón que vas al trabajo; tienes que llegar en 10 minutos; vas bien, manejando tranquilo; de pronto, un carro se atraviesa; miras por el retrovisor y giras hacia la izquierda para maniobrar… pero caes en un hoyo… y la dirección del carro se daña o yo que sé… entonces el carro no puede andar más…

Llegarás tarde al trabajo aparte de los gastos de grúa y taller…

¿¿Cuál es nuestra reacción y comportamiento?? ¿¿¿Qué ponemos de manifiesto cuando esto ocurre???

Nuestra reacción es de molestia con los hechos; nuestro comportamiento es brusco e intolerante; de repente nos deprimimos;
reaccionamos y culpamos al mundo o al auto o al automovilista… o a nosotros mismos…

Nuestra primera naturaleza está llena de eso… de culpa…

El trabajo con Un Curso de Milagros y la práctica diaria con los ejercicios van logrando que alcancemos y fortalezcamos una “segunda naturaleza”…. donde otros pensamientos y otra percepción dominen nuestra mente y comportamiento…

Recordemos… nos comportamos como nos percibimos o como percibimos…

No es al revés… el ego es el que nos tiene convencidos de que es al revés -pero no lo es.

…entonces cuando empiezas a practicar el Curso…

…también te pasarán cosas… pero tu mente estará siendo gobernada desde lo profundo por pensamientos rectos… por una mente más coherente, divina… ¡¡pedonadora!!

Y dejas el milagro ocurrir… dejas que tu atención sea llevada del sueño de los hechos del guión a tu mente… y pides el milagro de que se establezca en ti la Voz de Dios… que se establezca el principio de expiación en ti…

Esto es lo que quiero decir cuando practico el ejercicio del Curso que dice:

QUE MI MENTE NO NIEGE EL PENSAMIENTO DE DIOS…

¿¿Por qué?? Porque mi mente tiene una primera naturaleza egoica.. y ésta es la negación misma y rotunda de la mente recta (o interpretacion del Espíritu) ¡la voz de Dios que apacigua y sana!

Entonces… pasa todo… y yo sonrío… pero de verdad… y no siento temor… o rabia… y no me preocupa tanto las concecuencias de llegar al trabajo tarde… ni de pagar la reparacion del auto o la grúa… es lo que pasa en este mundo..

Este mundo se está cayendo a pedazos… las paredes de nuestras casas se desgastan… las carreteras se llenan de hoyos… las pieles y cuerpos envejecen… etc…

Estas cosas pasan… la gente sana y sencilla lo ve claramente y lo entiende… esa gente está mucho más cerca de la sencillez que comrprende a Dios que muchos fanáticos y desesperados de las nuevas espiritualidades que quieren lograr un mundo perfecto y siempre feliz…

Y -obvio- seguir campantes con nuestros egos…

Pues lo lamentamos… Jesús y varios otros… pero no…

¡Este mundo está diseñado para que no pueda ser perfecto jamás!

Porque el ego necesita que haya problemitas… ¿¿Para qué??

¡Para que toda nuestra atención esté centrada en este mundo… y así no vayamos a la mente y veamos el verdadero problema!

Y así… todo este falso universo se perpetúa más y mas…

Entonces, los milagros son hábitos porque comienzan a formar parte de nuestra segunda naturaleza… o de nuestra verdadera naturaleza… de cómo pienso y percibo…. ¡¡De quien soy en realidad!!

Por fin, si la luz, la dicha y la paz moran en mí… el milagro mora en mí…

No en mí, un cuerpo…

Si no en mí… mi corazón real, mi mente…

Y de manera natural, podemos llegar a volvernos hacedores o portadores de milagros…

Mientras nos reimos del mundo, lo corregimos al mismo tiempo y sanamos a los enfermos… y manifestamos momentos que traen esperanzas verdaderas… sin problema alguno…

Y al mismo tiempo hacemos algo muy valioso… dejamos el mensaje silencioso pero presente de que este mundo no es causa sino efecto y de que Dios tiene todo poder sobre él…

Y no hay tiempo ni espacio…

Principio no. 6: “Los milagros son naturales. 2Cuando no ocurren, es que algo anda mal”. En la escuela religiuosa me enseñaron que los milagros constituían una transgresión de las leyes naturales…

Carmelo Urso. ¿Cómo es que este principio postula que son naturales cuando la evidencia del Universo parece decir claramente que son contranaturales? Y si “cuando no ocurren, es que algo anda mal”, pareciera que tengo que admitir que no me ha ido muy bien en la Vida…

Oscar Adip: Yo también… lo admito… no me ha ido muy bien… jaja… ¡Bueno no es cierto! Jaja, a mí, de chiquito me gustaba salir corriendo de los religiosos y de lss escuelas tuteladas por ellos… y creo es de la gente que he conocido que tiene más miedo de Dios… un día, noté que pensaban más en el diablo que en Dios…

Para el ego… el ego es Dios…

Y realmente cuando creemos o pensamos en Dios.. en quien estamos pensando muchas veces es en el ego…

No presisamente en Dios… el verdadero Dios… es toda una locura… y sí… los pocos obradores de milagros que he conocido parecen más hippies que religiosos… aunque se les alcanza a ver o a sentir ese ángel milagroso que camina cuando están inspirados y caminan con conciencia de ÉL.

Principio no. 7: “Todo el mundo tiene derecho a los milagros, pero antes es nece­sario una purificación”.

Carmelo Urso: ¿Qué es lo que tenemos que purificar para volvernos milagrosos? ¿Nuestro cuerpo? ¿Nuestra mente?

Oscar Adip: Yo entiendo que la purificación es la idea central que tenemos de Dios… del SER… y de qué es Su Voluntad.

Eso es lo que he entendido después de 4 años de imaginarme otras cosas… jeje… todo el mundo tiene derecho porque todo el mundo es su hijo… somos en verdad el mismo SER… viviendo un super-holograma loquísimo… lo que tendríamos que purificar es algo en la mente… contenido de la mente… ¡nada que tenga que ver con el cuerpo nunca!

Los efectos no tienen el poder de cambiar a las causas.

Los efectos no tienen el poder de afectar a las causas.

Por ejemplo… vemos a una chica que tiene granitos en la cara… es bellísima… ¡¡super sexy!! Pero tiene este problema de piel. Y la chica llega y pide una cita para que le hagan una limpieza facial.

La chica sale de su sesión de limpieza de cutis… y tiene inflamada las zonas donde le pellizcaron… y luce muy maquillada para ocultar lo enrojecido de su tez…

¿Qué es lo que se pretendo decir? Ok la chica se dice a sí misma: “el problema es que nací y me tocó un cutis débil, propenso al acné… y de alguna manera trato de manejar este problema”.

Pero recordemos esto… el mundo que vemos es la imagen externa de una decisión que la mente toma… de una condicion interior.

Realmente no se logra mucho con la limpieza facial… pues la mente que ha causado el problema no ha sanado..

Ella sigue soñando con la separación… lo que un milagro haría es mostrarle a la chica que lo de su piel le está mostrando es, simplemente un pensamiento de auto-castigo…

Y ella en el fondo cree en ese castigo del cual es inconsciente… porque se cree separada de Dios… la separación va completamente unida y de la mano de la culpa siempre…

Entonces… siempre que ella crea que existe de manera individual y separada, habrá culpa inconsciente… odio y miedo… ¡¡y la mente eligirá castigarse o castigar algo!! A otros tal vez… por esa culpa…

Todo el mundo tiene derecho a los milagros… no importa que alguien haya matado o abusado de alguien… tiene derecho a los milagros igual que mi pareja… o mi hermano de sangre… ¡o mi mejor amiga!… ¡porque eso es el milagro mismo!… el amor de Dios no hace concesiones.

El milagro es el amor de Dios.. pero aquí entra algo muy fuerte… yo les digo en verdad esta chica es hermosa… es millonaria… y es guapisima… y tiene un cuerpazo… y saber la verdad es divertido después de los procesos de shock y purificación… pero todos nosotros no tenemos que abandonar nuestras preferencias… y gustos… tenemos que aprender a vivir con la ilusión de nuestro ego… ¡sin sentirnos culpables por ello!

Así es como se le deja de otorgar realidad a la existencia del ego.. sólo así es posible deshacerlo…

Las personas que conozco que comprenden esto tienen todas vidas y gustos diferentes… y tienen una espiritualidad silenciosa que practican con gusto… una oracion en particular… y una forma que les ayuda diariamente a invocar el camino la verdad la resurreccion de la verdad en la mente y la vida.. y una disciplina para esperar y estar receptivo a las respuestas del Espíritu Santo…

En otras palabras… ¡se la pasan muy muy bien! ¡Se saben divertir!… y avanzan sin miedos en este mundo de locura… compartiendo y gozando y sin hacer proselitismos de nada…

Y así siguen su camino…

Principio no 8. “Los milagros curan porque suplen una falta; los obran aquellos que temporalmente tienen más para aquellos que temporalmente tienen menos”.

Carmelo Urso: ¿A que tipo de “falta” se alude en este principio? ¿Y qué es “eso” que permite a los que tienen “más” curar y obrar milagros sobre los que tienen “menos”?

Oscar Adip: me imagino que es la sensación de separación con Dios… los obran los que están concientes de su realidad, de la verdadera identidad divina, en los que aún esta conciencia no ha sido reestabecida…

Principio no. 9: “Los milagros son una especie de intercambio. 2Como toda ex­presión de amor, que en el auténtico sentido de la palabra es siem­pre milagrosa, dicho intercambio invierte las leyes físicas. 3Brindan más amor tanto al que da como al que recibe”.

Carmelo Urso: Normalmente, los seres humanos vivimos con miedo a amar porque pensamos que al entregarnos totalmente al sentimiento del amor nos volvemos más vulberables, más manipulables, y por ende, más susceptibles a salir perdiendo en el intercambio sentimental que signa nuestras relaciones. ¡De eso tratan la mayoría de las canciones de amor que escuchamos, que exaltan el despecho y el desamor! ¿Cómo es eso que los milagros “brindan más amor tanto al que da como al que recibe” si la evidencia del mundo parece decirnos lo contrario?

Oscar Adip: ¡Qué hermoso…! Así es como podemos ver o comprender el verdadero amor… y su verdadero significado… y la acción de su precencia…

Sería tal vez más provechoso que al sexo le dijéramos sexo… y no amor… y a compartir tiempo con alguien… eso mismo… compartir tiempo con alguien…

Pero usamos la palabra amor para muchísimas cosas que escondemos en otras…

…deseos de poseer…

…controlar…

…manipular…

…es toda una locura..

…oremos… y pidamos conocer el perdón tal y como es… percibirlo tal cual… sabernos amados… y de esta manera comprender lo que es el “chingado amor de Dios”… jeje… ¡así podremos recordarle a los nuestros que son bien bien bienamados! ¡En verdad!

Perdonar es el privilegio de los perdonados.

Perdonar y amar… no son ecuaciones diferentes…

Principio no. 10: “Cuando se obran milagros con vistas a hacer de ellos un espec­táculo para atraer creyentes, es que no se ha comprendido su propósito”.

Carmelo Urso: ¿Estamos hablando aquí de nuestros líderes religiosos y gurús espirituales? Esas personas que dicen canalizar la Voz del Espíritu, de los ángeles o de Dios, ¿serán acaso falsos milagreros que convierten la expresión del Amor en un espectáculo?

Oscar Adip. wow… creo que algunas personas pueden entrar en contacto profundo con la mente… por algún don… y realizar manipulaciones de lo que ocurre en este guión desde lo profundo y sin ningún drama exxterno… pero avces se hace uso de todo eso sin un verdadero propósito espiritual genuino pues…

Y llevan a cabo algo similar a los milagros o milagros… sin una dirección adecuada… y las personas que canalizan a veces son personas muy inspiradas pero… honestamente, en la mayoría de los casos que he presenciado, es gente muy confundida y muy fanática… nada abierta a nuevas ideas o simplemente diferentes…

Dios es sólo amor… y en última instancia Dios Es… comprender y adentrarse en ideas no dualistas, en un amor incondicional y todoabarcante dentro del Reino del No-Espacio y No-Tiempo y perderse ahí segundos… minutos… trae como efecto que la mente se haga receptiva a otros pensamientos, a una guía más clara que siempre estuvo ahí pero no era bien recibida… o no era ni percibida…
el Espíritu Santo quiere hablarte a ti… no a otro… y cuando aprendes a escucharle y dejas de concentrarte en la paja del ojo ajeno y trabajas -por fi- con la tuya… comienzas a aprneder que eres Espíritu Santo..

Y hablas como él…

Haces lo que él haria… en la medida en que esa es tu voluntad también…

El Curso te ofrece una manera dulce de dejar al Espíritu Santo al mando día a día…

Y naturalmente, se continua el proceso de metamorfosis que todos viviremos.. tarde que temprano…

La única decición es si prolongamos el sufrimiento ilusorio… o lo acortamos… es todo.

Decide de nuevo. Es lo que nos dice el Espíritu constantemente.

¡Gracias, Carmelo y a todos! ¡Estamos en contacto!

Dios ES.

…y guardamos silencio. :)

About these ads

3 respuestas a OSCAR ADIP: “JESÚS, AL IGUAL QUE NOSOTROS, NUNCA ESTUVO AQUÍ” (SERIE PRINCIPIOS DEL MILAGRO 1-10)

  1. Con todos mis respetos, yo creo que MILAGRO, es nacer de un cuerpo humano, es despertar cada mañana y ver la luz del Sol, es acariciar a un niño, en abrazar a un anciano, es la simbiosis que forman unos amantes, es un copo de nieve, una gota de agua, el canto de un pajaro y el vuelo de una mariposa y así un sin fin de MILAGROS, que están ahí con toda normalidad y que disfrutamos de ellos diariamente, en cada situación hay un MILAGRO, eso es para mi la palabra MILAGRO. Gracias y un beso pleno de alta y bella vibración.

  2. More dice:

    Esto es una maravilla, Carmelo. Conservo en mi memoria El verdadero milagro no es él, sino el AMOR que lo produce, la fuente donde se genera.
    ¡Cuánto me queda por aprender!
    Es maravilloso.
    Abrazos fraternos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 908 seguidores

%d personas les gusta esto: