RITUAL DE INVOCACIÓN DEL ESPÍRITU DE LA NAVIDAD (PARTE 2)

diciembre 22, 2010

Espíritu de la Navidad

Tomado de http://www.clagir.com/abundancia33/

Preparando el Espacio Físico para el Ritual de Invocación Del Espíritu de la Navidad: Nuestro Hogar

Nuestro principal espacio ya está limpio y listo para recibir al Espíritu de la Navidad: ordenado, iluminado, y en perfecto orden divino para ser bendecido por la presencia de esta maravillosa energía; el día 20 de diciembre estaremos preparando el espacio físico en el que realizaremos la ceremonia; limpiaremos con esencias que desprendan las energías estancadas durante todo el año; por eso es recomendable: limón, menta, mastranto, hierbabuena o la ruda; estas esencias limpian, protegen y refrescan los ambientes preparándolos para recibir; para activar energías positivas la mandarina es óptima y el girasol es ideal para dar la bienvenida a este maravilloso invitado.

Limpiamos la casa con las esencias escogidas; lo primero que se debe hacer es encender incienso de limón por todo el hogar; que no falte en ninguno de sus espacios; colocamos música propicia, para que las energías estancadas en las esquinas se levanten y sean consumidas por el humo del incienso que purifica cada rincón, cada esquina, cada pasillo; consumida la esencia de limón, barremos hacia la puerta de salida, sacando toda la basura de la casa; entonces allí pasaremos mopa con la esencia elegida de esta forma: uno hacia fuera y dos hacia adentro, refrescando ese espacio con inciensos de miel, girasol, o mandarina; una vez terminada esta labor ya podemos decir:

¡En el nombre de MI AMADA PRESENCIA YO SOY, te doy la bienvenida ESPÍRITU DE LA NAVIDAD!

ORACIÓN DE BIENVENIDA:

En nombre de mi Amada y Todopoderosa Presencia YO SOY, doy la bienvenida al Espíritu de la Navidad, quien baja a este planeta con la misión de DAR; te saludo, te amo, te reconozco y te bendigo Maestro Natividad. Te doy las gracias por la maravillosa labor de Amor, Alegría y paz que realizas. Abro las puertas de mi corazón, de mi hogar a tu radiación y te reconozco como huésped privilegiado a quien deseo agasajar. Solicito, acepto, recibo y realizo la abundante provisión para la humanidad, para mi familia, para mis amigos y para mí. Invoco la Ley del Perdón y del Olvido y la Llama Violeta Transmutadora para que consuma, transmute, disuelva y libere con Amor todo lo inarmonioso en mi hogar y en todo el planeta Tierra, para que la Paz, el Amor, la Armonía, el Equilibrio, la Alegría y el Orden Divino, regalos del Amado Natividad llenen mi vida y la de toda la humanidad.

A continuación, se hará una breve meditación invocando desde el espacio del Amor al Espíritu d la Navidad; luego cada quien leerá para si mismo con mucha FE su lista de peticiones que habrá traído preparada a la reunión. Esto se hará antes de la cena y sin haber ingerido licor de ningún tipo en todo el día, pues se trata de un acto espiritual muy íntimo, donde cada quien procurará conservar la mayor pureza y el mayor recogimiento y así alcanzar vibracionalmente al Maestro Natividad y a los ángeles.

Una vez concluida la meditación, bendeciremos  las peticiones con la siguiente oración.

ORACIÓN PARA BENDECIR LAS CARTAS DE PETICIONES YA REALIZADAS CON ANTERIORIDAD A LA CENA

En nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, en nombre de mi Amado Maestro Natividad, bendigo la Presencia, la Esencia y la Sustancia de Dios en estas peticiones, para que se realicen y se manifiesten, porque sé que serán cumplidas en mí y en toda la Humanidad. Gracias Padre, porque sé que ya está dado.

Ahora se procede a quemar la hoja de peticiones, dirigiéndote mentalmente a los ángeles de la Navidad:

Ángeles Integradores de la Abundancia, transmitan estas peticiones a mi Amado Maestro Natividad para que me sean conferidas sólo para el Bien, Amor y Perfección en mí y en toda la Humanidad.

Puedes irradiar las cenizas al viento si estás en un lugar abierto, o guardarlas en un sobre si te encuentras en un lugar cerrado. Si se desea, en este momento se puede decir la oración de gratitud y despedida de la llama, la cual dice:

Gracias a la Presencia de Dios Universal, a sus Ángeles y muy especialmente al Espíritu de la Navidad, quienes nos han asistido este día.


Bendita llama, expresión de la esencia luz de Dios, gracias por tu servicio obediente a la humanidad, regresa ahora al centro corazón de la creación para que seas atraída de nuevo a la acción a través de la invocación de la humanidad para expandir los bordes del reino del padre por todo el infinito. En la unidad de toda vida nos inclinamos y damos gracias por la oportunidad de haber participado en este servicio
(se apaga la llama).

Con la música navideña de fondo, al terminar el ritual se reparten abrazos a cada invitado, y sentiremos la luz dorada que se irradia desde el centro del Universo que nos bañará de bendiciones, hay una sensación de Unidad y de Paz.

Los regalos de Natividad vienen de las manos de los ángeles de la Opulencia, de la Prosperidad, de la Abundancia y del Suministro. Una de las formas simbólicas en que podemos manifestar esa generosidad es celebrando un brindis y una gran cena que compartimos al terminar el ritual de las peticiones. La bebida preferiblemente es el vino rosado, el cual no se tomará en forma exagerada para no perder el sentido espiritual del día tan especial que estamos conmemorando.

Al Amado
Espíritu de la Navidad
Presente.

Con Infinito amor te saludo, amado Espíritu de Navidad, dándote las gracias por el honor que me haces al visitar mi hogar, y rogando a tu infinita bondad concederme los deseos que aquí te expreso, para bien de el planeta, la humanidad, mis familiares y amigos y de mi mismo.

ORACIÓN

En nombre del Amado Maestro Jesús, en armonía para todo el mundo, de acuerdo con la Voluntad Divina, bajo la Gracia y de manera perfecta, y en nombre de mi Amada Presencia YO SOY, saludo al Espíritu de Navidad, doy las gracias por su generosidad con las peticiones del año anterior, las cuales me fueron concedidas para beneficio del planeta, la humanidad, mis familiares y amigos y del mío propio. En esta hermosa fecha que estamos viviendo, entrego estas peticiones, para que si está en Ley, me sean cumplidas de manera perfecta. Deseo que Tú Infinito Amor y Bondad acepten mi más grande agradecimiento por estos favores que estoy seguro vas a concederme en el nombre de Dios Todopoderoso.

Por el Planeta Tierra:________________________________
Por la Humanidad:__________________________________
Para mi grupo familiar:______________________________
Para mis amigos:____________________________________
Para mi:___________________________________________

Bendigo las peticiones aquí expuestas y decreto su real cumplimiento, por todo lo cual doy mis más sinceras muestras de agradecimiento al amado Espíritu de Navidad.


RITUAL DE INVOCACIÓN DEL ESPÍRITU DE LA NAVIDAD

diciembre 22, 2010

Espíritu de la Navidad

Tomado de http://www.clagir.com/abundancia33/

Nos preparamos todo el año siempre para esta importante fecha; ya casi todos tenemos en mente lo que queremos pedir, nos envuelve la alegría, la espiritualidad, la magia de este precioso día, pero….

¿Has pensado un segundo siquiera en entregar algo? ¿Qué tienes preparado para entregar ese día? ¿Cómo están tus emociones, tus sentimientos con relación a aquello o a quien decidiste hacer a un lado y no asumirlo?

El maravilloso y Mágico Espíritu de la Navidad sólo llega aquellos lugares donde hay espacio para entrar, no importa qué sobre o falte en tu mesa, en tu casa, cuántas esencias tengas para limpiarla o cuántas velas prendas para invocarlo, él llega con un solo mensaje: llenar de amor nuestros espacios internos para sacar esa basura dañada que pesa y bloquea nuestra verdadera riqueza: la capacidad que tenemos para actuar y conseguir siempre nuestros objetivos materiales, espirituales, y profesionales y convertirnos en seres realmente prósperos y dichosos por eso en este momento vamos a conectarnos con el perdón.

El perdón es una expresión de amor y se basa en la aceptación; aceptación implica dejar ir el dolor y continuar la vida. La falta de perdón inhibe el progreso personal pues nos mantiene estancados, atados a una persona o a la situación no perdonada.

En nuestro Ritual de Invocación Del Espíritu de la Navidad lo primordial es perdonarnos primero a nosotros mismos por no haber respondido al ideal de cómo deberíamos ser. Cuando nos perdonamos por nuestros errores, nuestra auto aceptación y nuestro auto perdón se extiende a otros. Perdonar implica desprenderse del dolor, el resentimiento, la ira y el deseo de venganza o represalia. El acto de perdonar es una de las partes más importantes de la celebración del Espíritu de Navidad, pues significa un compromiso personal, la profunda certeza de que hacemos y pensamos lo correcto.

Esta tarea tiene un carácter individual y debe realizarse en la tranquilidad del hogar, sin nada que nos interrumpa.

Ritual de Invocación Del Espíritu de la Navidad

Nos sentaremos con lápiz y papel, prendemos un incienso de suave aroma, como rosa, jazmín o sándalo. En ese instante hacemos una revisión del año que está por terminar, damos gracias por todo lo bueno que recibimos y observamos todo lo aprendido a través del error y el dolor.

Comienzo a escribir todas las metas materiales o espirituales alcanzadas, y las no logradas, esto lo hago con mucha humildad, sin sentimientos de culpa o reproche.

Continuando con el Ritual de Invocación Del Espíritu de la Navidad haremos una lista de cada una nuestras personas más allegadas, haciendo una breve visualización de ella y de la situación que hemos compartido y según sea el caso, perdonamos o pedimos perdón, sintiendo que somos guiados por una fuerza interior, que estamos acompañados por nuestro ángel de compañía y bajo el influjo de Zadquiel, quien dirige nuestro proceso de limpieza a través del perdón y la llama violeta.

Esta lista puede ser hecha de una vez o en el transcurso de varios días para no dejar afuera ninguna situación; de cualquier manera, una vez terminada la carta es el momento de hacer una meditación, invocando al arcángel Zadquiel.

Arcángel Zadquiel

 

Relajo el cuerpo, sentado, dejo reposar los pies sobre el suelo, coloco las manos sobre las rodillas. Cierro los ojos y me concentro en mi respiración; cuando no siento peso alguno, visualizo el Rayo Violeta que desciende sobre mí y me envuelve irradiando energía de perdón, liberación, compasión, misericordia, amor y paz.

En el Ritual de Invocación Del Espíritu de la Navidad comienzas sintiendo que te perdonas, antes que a nadie, a ti mismo, admitimos la responsabilidad de corregir las equivocaciones del pasado como un primer paso hacia un sendero de luz; que cada error fue una lección de vida para crecer como ser humano, y nos aceptamos tal como somos.

Envía la Llama Violeta a los que hayas ofendido y a los que te hayan ofendido a ti, luego concéntrate en inhalar perdón y exhalar todas las heridas y angustias en la llama violeta y déjalas ir, entrégalas, no las atraigas de nuevo, no las vuelvas a revisar otra vez.

Al terminar quemaremos con fuego Liberador la lista, soltaremos las cenizas al viento y estaremos internamente listos para hacer nuestras peticiones al Espíritu de Navidad.

Al perdonar nos desprendemos de las ataduras del pasado; nos liberamos de preocupaciones, problemas y creencias negativas sobre el propio yo. Para volar con los ángeles debemos ir ligeros de equipaje y con actitud positiva pues:

Todo lo que se mantenga en la mente de manera persistente, como una creencia o un concepto arraigado, es lo que se manifiesta en nuestra vida.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 909 seguidores