PARÁBOLA DE LA SEMILLA DE MOSTAZA (FRAGMENTO DE LA CARTA 3 DE LAS “CARTAS DE CRISTO”)

El Cristo: "Constantemente decía a la gente: Creed que recibiréis".
El Cristo: "Constantemente decía a la gente: Creed que recibiréis".

© 2007 Recorder. All Rights Reserved

 www.caminodecristo.com (Español)

 www.christsway.co.za (English, French, Italian, Dutch)

Introducción (en azul) de Valerie Ann Melfi

Texto canalizado por The Recorder

Hay tanto por aprender en este fragmento tomado de la CARTA 3 de las CARTAS de CRISTO.

Nos define lo que es la FE; luego la CREENCIA y el CONOCIMIENTO. Finalmente define la CONVICCIÓN como, “SABES que lo que ‘sabes’ es VERDAD”.

Así es nuestro propio proceso mientras leemos, re-leemos y finalmente quedamos convencidos y SABEMOS que la Enseñanza de CRISTO en Sus CARTAS es la VERDAD.

El párrafo en verde dice que ‘sin el fundamento de la relación entre la mente y la ‘materia’, ciertamente estamos encerrados en la miseria de la condición humana’.

Cuánta verdad hay en esto, a pesar de que existe el sentimiento de ‘rectitud moral’ al seguir las prácticas religiosas, no hay progreso hacia una espiritualidad más elevada.

Luego CRISTO continúa diciéndonos cuales fueron sus palabras exactas sobre la parábola de la ‘semilla de mostaza’; iluminadoras y espiritualmente estimulantes.

CRISTO continúa:

“En otra ocasión yo estaba sentado debajo de un árbol en las afueras de Betsaida, rodeado por la gente quien había traído sus enfermos para que fueran curados. Como siempre, se maravillaron al ver la vuelta a la vida y de la salud a estas personas y se preguntaron cómo se realizaban tales milagros.

De nuevo, intenté hacerles comprender el Poder de la Fe.

En los Evangelios, se ha afirmado que yo dije que si un hombre tuviera la fe del tamaño de la semilla de mostaza podría mover montañas.

Esta afirmación es una interpretación incorrecta de lo que verdaderamente dije y revela lo poco que mis discípulos y los evangelistas entendían de mis enseñanzas cuando estuve en la tierra.

Si alguien tuviera la ‘fe’ del tamaño de una semilla de mostaza – ¿Qué significa?

¿Cómo se puede medir la fe de tal manera?

Fe es fe.

Es un ‘poder de total convicción’ en la mente, poseyendo la mente, que no puede ser sometida a ‘tamaño’. La fe, –  que surge de la necesidad de creer en algo, porque tal creencia servirá vuestros propósitos de algún modo, puede ser poderosa y fuerte, pero ¡nunca puede ser sometida al concepto de ‘tamaño!’

La Creencia es aún más fuerte. La Creencia es el fruto de saber algo de oídas y de la lógica. Porque se haya oído y se esté convencido de lo que se ha oído o leído es verdad, se desarrolla una profunda creencia en lo que se haya oído. Se cree que es verdad. Se cree de manera completa, total que desafía cualquier contradicción.

Constantemente decía a la gente. ‘Creed que recibiréis, – y recibiréis.’

Sin embargo yo sabía entonces que sería casi imposible que la gente jamás tuviese la fe para que realizara milagros, puesto que explicarles la Verdad como fuera, seguirían sin el intenso conocimiento que me fue dado en el desierto.

Pero ahora, al relatar, en alguna medida, la historia de mi estancia en la tierra, en Palestina, es con la intención de que tú, mi lector, empezaras a percibir y comprender el conocimiento que me fue dado durante mi iluminación.

Mi intención es la de darte conocimiento. Saber algo de oídas es lo que se oye de alguien pero no se puede comprobar realmente que sea verdad.

El Conocimiento es cuando se te dice algo – o se lee algo – y porque lo que ya has oído o leído concuerda de manera lógica y realista con todas las cosas de conocimiento ya relacionadas en tu mente, y puedes comprender y creerlo de manera realista y lógica, la nueva información se convierte en conocimiento. Tu SABES que lo que ya ’sabes’ es VERDAD. Tienes un sentido de ‘convicción.’

Hasta ahora, algunos de vosotros habéis tenido fe en ‘JesuCristo’ pero habéis sido como niños caprichosos. Vuestra fe ha sido en parte ciega,  de ‘aceptar,’ sin embargo entretejida con mucha duda. Por tanto, lo que necesitaríais que os hiciera, dependeríais de ‘Jesús’ para que se realizara la obra. En tanto que, en realidad, mucho de lo que creéis que habéis recibido de Jesús, ha sido vuestra propia fe en ‘Jesús’ hecha visible en la forma de las cosas pedidas.

Mientras esta ‘fe’ ingenua es muy importante para tu bienestar, aquellos de vosotros que sois capaces de adelantar en el sendero espiritual hacia la perfección, debéis ahora alcanzar un nivel más profundo de verdadero conocimiento de la relación entre la mente y la ‘materia.’ Sin este cimiento, la gente seguirá enredándose en mitos religiosos y se quedarán aprisionados en la miseria de la condición humana.

Cuando estaba en la tierra, dije la Verdad a la gente, pero fue constantemente malinterpretada. Lo que dije realmente, referente a la fe, fue esto.

– Ved este gran árbol, Ha crecido desde la semilla más pequeña que se pueda imaginar. Ved el tronco enorme, las ramas y su frondosidad. Todo este enorme crecimiento ha salido de una pequeña semilla.

– ¿Cómo ocurrió tal cosa? ¿De dónde procede toda la madera del árbol y la frondosidad que lo adorna? ¿No es esto tan milagroso cómo los milagros que yo os realizo día tras día? ¿No es el crecimiento de este árbol tan obra de ‘PADRE’ como la curación que ocurre en la gente enferma?

Os pregunto,

 -¿Qué es una semilla? ¿Me lo podéis decir? No – no podéis. Pero os lo diré.

-Es una entidad diminuta de ‘conocimiento de la consciencia.’ Es el ‘conocimiento consciente en lo que se convertirá. Es un fragmento de la consciencia sacado de la ‘Consciencia Creativa Divina.’

– Es un fragmento del poder de la mente procedente del poder de la ‘Mente del Padre’—el cual, al ser plantado en la tierra y regado por la lluvia, empezará a vestirse de la ‘materia’ visible de la cual posee conocimiento muy profundamente en su interior. Este conocimiento es verdad, es firme, es fuerte y constante. Este auto-conocimiento encarnado en la semilla, es una convicción de la ‘consciencia.’ ‘Todas las formas de vida surgen de este único auto-conocimiento – una convicción en la ‘consciencia.’ Esta ‘convicción en la consciencia’ es lo que separa la tierra inanimada y las rocas de todo lo que vive y crece sobre la faz de la tierra. Donde no existe ‘conocimiento en la consciencia’ o ‘conocimiento de identidad’ no hay crecimiento. La consciencia dentro de la tierra y las rocas permanece de forma latente.

– Por tanto, si pudierais creer en lo que pedís, tan poderosamente como la semilla de la mostaza conoce su propia identidad, podríais hacer cualquier cosa que quisierais.

El Cristo: "Por tanto, si pudierais creer en lo que pedís, tan poderosamente como la semilla de la mostaza conoce su propia identidad, podríais hacer cualquier cosa que quisierais".
El Cristo: "Por tanto, si pudierais creer en lo que pedís, tan poderosamente como la semilla de la mostaza conoce su propia identidad, podríais hacer cualquier cosa que quisierais".

– Si pudierais llevar dentro de tu mente, una semilla, – el plan perfeccionado de vuestros objetivos más sentidos, y saber fuera de toda duda, que puede crecer y llegar a perfecta realización, podríais ver esta semilla maravillosa coger vida propia que luego se manifestaría en vuestra vida.

– Y podríais con toda seguridad, mover las montañas de vuestras vidas – esas montañas que atraviesan vuestro camino y os impiden alcanzar todo lo que deseáis… montañas que, en momentos de imprudencia y mal pensar os las habéis creado vosotros mismos.

– Si tan solo comprendierais la creación y la existencia, podríais vivir vidas de total libertad, hazañas sin límites, y alegría trascendente.

– Buscad la comprensión y poco a poco veréis que la comprensión se hallará. Llamad a la puerta del universo que da acceso a ‘Dios’ – la ‘consciencia universal del ‘Padre’ y finalmente la puerta se os abrirá y hallaréis la entrada a los secretos del mundo.

– Tan solo creed y recibiréis.

También les recordaba en todo momento:

-Tan solo los de mente y corazón puro realizarán estas cosas poderosas.

Los malvados pueden prosperar durante un tiempo, como lo han hecho los reyes y los ejércitos saqueadores y otros, amontonando la iniquidad en sus mentes; se les ha permitido hacer su trabajo durante un tiempo, pues surge de la maldad cierto bien, pero al final fracasarán y el resto del mundo proferirá injurias contra sus nombres.

– Por consiguiente, los que de vosotros queráis tener éxito, examinad vuestras motivaciones. Los deseos que surgen simplemente del anhelo egoísta de riquezas o confort al final acaban en desengaño, enfermedad y muerte.

Y yo te digo a ti quien lee estas palabras – que nadie se atreva a negar la Verdad que digo hasta que ellos también, hayan andado el Camino de Auto Renunciación que anduve yo en la tierra y que hayan alcanzado la misma unión con el ‘PADRE’ y las alturas del conocimiento y la comprensión indiscutible que poseo Yo. Cuando hayas alcanzado todo esto, ya no tendrás ningún deseo de negar la Verdad que te digo, sino que no podrás contenerte en unirte a ‘mí’ para enseñar al prójimo. Hasta ese momento, mantente en paz, y no dejes que ningún hombre conozca tu ignorancia”.

4 comentarios en “PARÁBOLA DE LA SEMILLA DE MOSTAZA (FRAGMENTO DE LA CARTA 3 DE LAS “CARTAS DE CRISTO”)

  1. Wilbert Viruez Flores, Santa Cruz – Bolivia.
    Según mi criterio da mucho análisis sobre esta temática y concuerdo con el mismo.
    muy hermosa enseñanza y reflexiva en cuanto a la parábola de nuestro Señor Jesucristo, en referencia a lo que puede crear la mente, mediante el poder de la fe y este poder de fe, solo podrá obtenerse mediante la purificación del espíritu y las buenas acciones del alma viva.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s