GEORGINA ARTEAGA-CARLEBACH: “TODO LO QUE PROCEDE DEL AMOR ES UN MILAGRO” (SERIE LOS PRINCIPIOS DEL MILAGRO, NO. 1-10)

Carmelo Urso: Estimada Georgina, un grato saludo desde Caracas, Venezuela. Antes que nada, cuéntales a los lectores y lectoras algunos detalles de tu vida: dónde naciste, dónde creciste, qué estudiaste, que profesión u oficio desarrollas, etc.

Georgina Arteaga-Carlebach: Carmelo, lindo día, lo primero que deseo es darte las gracias por esta invitación a compartir mi camino, es un verdadero honor, mi gratitud y amor hacia ti.

Vista de Córdoba, Veracruz, ciudad natal de Georgina Arteaga-Carlebach:

Te platico un poco sobre este punto. Yo nací en la ciudad de Córdoba, Veracruz; para quienes no conocen México, está en el sur-centro del país, hacia el Golfo de México. A los 14 años, después de que mi padre salió de su cuerpo, mi madre decidió que nos mudáramos a vivir a la ciudad de Monterrey, Nuevo León, en el noreste de México, ya que aquí estaban mis dos hermanos y mi hermana estudiando, ciudad donde hasta la fecha vivo. Estudié Licenciatura en Letras Españolas, estudios de postgrado en Administración de Bibliotecas y Recursos de Información en Estados Unidos, Inglaterra y Gales. Diversos talleres en el mismo campo hasta 2007. Trabajé, desde 1976 hasta enero de este año de 2009 que me jubilé, dirigiendo bibliotecas y centros de información en universidades y empresas.

Fuera de la rama de bibliotecas, te comparto sobre los estudios que he realizado a partir de 1990: terapéutica floral, aromaterapia, gemoterapia, radiestesia, geobiología, energía tachyon, terapia de respuesta espiritual, terapia Reiki, psicología gestáltica, junguiana y transpersonal, terapia transpersonal, budismo tibetano, chamanismo.

Vista de Monterrey, México, ciudad en la que vive Georgina Arteaga-Carlebach

De hecho, la parte de psicología fue impulsada por la práctica después de unos años de Un Curso de Milagros®, necesitaba comprender más cómo se formaban las imágenes erróneas, los arquetipos mentales, necesitaba entenderme a mí misma, porque si bien mi vida transitaba con éxito, sentía en mi interior que había algo que me faltaba, no me sentía un ser completo.

Carmelo Urso: ¿Cómo fue tu encuentro con Un Curso de Milagros? ¿Cómo fue que tu vida espiritual se dejó tutelar por las enseñanzas de este tesoro espiritual? ¿Cuándo y cómo empezaste a enseñarlo?

Georgina Arteaga-Carlebach: En septiembre de 1988 una bella amiga decidió organizar un grupo para que un amigo mutuo nos introdujese a este material, él es psicoterapeuta junguiano y ya en ese momento con una práctica de más de cuatro años; de hecho fue él quien introdujo Un Curso de Milagros® en el noreste mexicano. El 28 de octubre a las 7:00pm, no se me olvidará la fecha y hora, nos reunimos por vez primera en su consultorio, y ahí empezamos. En ese momento y hasta 1992, el libro sólo se conseguía en ingles, así que podrás imaginar que si en español hay momentos en que nos podemos confundir con el mensaje o distorsionarlo por su lenguaje metafórico, nos volvíamos medio loquitos; quienes manejábamos un poco más el inglés apoyábamos a los que les daba un poco de trabajo.

De ese grupo inicial de 30 personas al cabo de un año quedábamos cuatro, una de ellas, hasta el día de hoy también en la práctica es mi hermana. Así pasé nueve años reuniéndome con diversos grupos, siempre con el mismo facilitador.

Mi vida desde los 16 años fue de búsqueda, en algunos momentos medio incansable, incursioné en chamanismo, tanto de las naciones indígenas mexicanas como norteamericanas, budismo tibetano, metafísica, y diversas corrientes de pensamiento más, pero fue Un Curso de Milagros® la herramienta que transformó mi vida, la que me ha dado la oportunidad de conocerme, de aceptarme, de aclarar ideas confusas, la que día a día me formó hasta este mi presente. En los dos primeros años la verdad hubo momentos en que casi aviento el libro, me enojaba con éste; aún me acuerdo que un día llegue a la sesión semanal y lo aventé al piso, y le dije a todos que cómo empataba el mensaje del Curso con el día horrendo que había tenido lleno de actitudes agresivas en mi trabajo, que coincidentemente era en una escuela de medicina. Después aprendí que estaba enojada conmigo misma porque yo había dado permiso a las personas de su actuación. Cuando entendí esto, decidí que tenía yo que sentarme en psicoterapia individual, y recuerdo que le dije al psicoterapeuta, que era además el facilitador del Curso, que estaba yo decidida a sanarme, que mi deseo más profundo era caminar por la vida sin ponerme yo misma obstáculos para ser feliz, y recuerdo que él me preguntó si estaba yo totalmente segura de esto, y mi respuesta fue que era de lo que más segura estaba yo.

A partir de ese día y con una total disciplina de práctica continué, y el día de hoy, después de 21 años me siento completa, feliz, en paz, segura que aún cuando se me puede presentar algún problema existe siempre una solución y que cada día sigo aprendiendo. Siempre comento cuando comparto el Curso que aunque pensemos que vamos a caer al piso, siempre sale la Mano de Dios y detiene la caída, y que esto es salto al vacío y sin paracaídas.

Toda esta serie de eventos en mi recorrido de cambios fue lo que marcó que decidiese un buen día, después de siete años de práctica, empezar a facilitarlo y desde esa fecha lo hago, y a través de cada persona en el grupo aprendo, al igual que aprendo de cada persona que asiste conmigo a terapia. Los primeros cinco años publiqué el boletín Mente y Espíritu©, una publicación impresa de distribución gratuita, dedicada a compartir las enseñanzas de Un Curso de Milagros®. En esos años, era 1995, observé que no existían ni páginas Web ni listas de interés en español, así que las establecí. Después de unos años las retiré y fui invitada a colaborar en otras que fueron surgiendo.

En los últimos cuatro años suspendí las sesiones presenciales, y lo he hecho de manera virtual, enviando la Lección del día, con algún apartado del Texto, y comentarios personales, y cada año hago cambios en la parte de Texto y comentarios, y hay personas el día de hoy que me han acompañado estos años. En algún momento regresaré a facilitarlo en forma presencial como me ha sido solicitado.

A través de estos años he observado que no muchas personas se sostienen en el recorrido, de hecho en una ocasión en que yo ofrecía el Curso de forma presencial y quien fue mi facilitador aún continuaba ofreciéndolo, comentábamos que si de los diversos grupos que se formaron tanto con él como conmigo estuviesen aún en la práctica como cuántas personas serían, y llegamos a un conteo como de cerca de 500, al momento de esta plática entre ambos grupos eran 12 personas. Lo que más les puedo sugerir las personas que están iniciando la práctica es que no lo suelten, aunque pareciese por momentos que no avanzan, yo les aseguro que el recorrido les ofrecerá una nueva vida, en la que no habrá nada ni nadie que les pueda quitar su paz, podrán vivir con un pensamiento de amor permanente.

Kenneth Wapnick

Un comentario que me gustaría hacer es que para una mejor comprensión de Un Curso de Milagros® lean los diversos escritos y libros de Kenneth Wapnick, aclara mucho los conceptos, y ventajosamente ahora ya hay varios libros en español.

Carmelo Urso: Te invito ahora, para beneficio de los lectores y lectoras, a que comentemos los “primeros diez principios del milagro”, los cuales se encuentran en el primer capítulo de UCDM.

Principio no. 1: ” No hay grados de dificultad en los milagros. 2No hay ninguno que sea más “difícil” o más “grande” que otro. 3Todos son iguales. 4Todas las expresiones de amor son máximas”.

Carmelo Urso: ¿Qué se entiende aquí por milagro? ¿Cómo es eso que “ninguno es más difícil que otro”? ¿Acaso es lo mismo dividir las aguas del Mar Rojo, tal como hizo Moisés, que los trucos efectuados por un prestidigitador? ¿Y qué tienen que ver los milagros con el amor?

Georgina Arteaga-Carlebach: En el contexto de las enseñanzas de Un Curso de Milagros® el milagro es una corrección, es el cambio de percepción, es salir del resentimiento que nos separa para entrar al amor a través del perdón que nos une, porque el perdón es la única herramienta con la que contamos para acercarnos a la expresión del amor, porque el milagro y el amor están íntimamente relacionados. Ningún milagro es más difícil que el otro porque las diferencias y los grados solo existen en el mundo irreal del ego que siempre hace distinciones, y así establece que hay problemas más grandes que otros, enfermedades más fuertes que otras, cuando la realidad es que todo es igual, todo está en nuestra mente, cada uno de nosotros lo dimensiona subjetivamente en el mundo irreal de acuerdo a nuestras percepciones, nuestras emociones y expectativas. El milagro nos se presenta a nivel conceptual, se presenta cuando nos abrimos y arriesgamos a enfrentar nuestros pensamientos, nuestra forma de comunicarnos.

Principio no. 2: “Los milagros -de por sí- no importan. 2Lo único que importa es su Origen, El Cual está más allá de toda posible evaluación”.

Carmelo Urso: ¿Cuál es el Origen de los milagros? ¿Por qué no podemos evaluar esa Fuente con nuestros sentidos físicos? ¿Y cómo es eso que los milagros no importan? A mí, en lo particular, me encantaría cambiar el agua en vino, la bosta en oro…

Georgina Arteaga-Carlebach: Su Origen es precisamente la Fuente, es Dios, y para entenderlo se requiere que cambiemos nuestro sistema de observación y percepción, dejemos de ver sólo el mundo físico e irreal porque desde ahí no lo entenderemos. Sé que uno de los aspectos tal vez más difíciles de aceptar cuando estudiamos el Curso es que este mundo que vemos en realidad no existe, y es que solo existe en el mundo ego, no en el de la verdadera Creación de Dios. Necesitamos por ello establecer desde nuestra mente una comunicación con el Padre Creador, y así comprenderemos que el milagro sólo se requiere en el mundo irreal donde se generan la culpa, el miedo y el pecado; se requiere para poder salir el sueño de pesadilla y entrar al sueño feliz. Cuando dices que te encantaría cambiar el agua en vino, te comparto que a mi también porque dejaría de gastar dinero en comprar botellas de vino que me encanta, bueno la verdad es que una vez unidos a la Mente de Dios lo podríamos hacer, solo que tendríamos que ver primero cual sería el objetivo de hacerlo, y aquí es cuando debemos estar vigilantes, porque podemos caer en el truco del ego de hacerlo para mostrar un poder enseñado por él.

Principio no. 3: “Los milagros ocurren naturalmente como expresiones de amor. 2El verdadero milagro es el amor que los inspira. 3En este sentido todo lo que procede del amor es un milagro”.

Carmelo Urso: El amor del que se habla en este principio, ¿es el que habitualmente sentimos los humanos por nuestros seres queridos? ¿Y cómo es que todo lo que procede del amor es un milagro?

Georgina Arteaga-Carlebach: El amor del que se nos habla en este principio es el amor incondicional, ya que el que más conocemos es condicionado, el amor especial, el enamoramiento. Esto no significa que cuando lo sabemos y hemos modificado nuestro pensamiento no mantengamos un amor verdadero hacia las personas que nos rodean, sólo que ahora las aceptamos como son, sin desear cambiarlas. Ya no amamos a nuestros padres por cuestiones genéticas, sino como a cualquier persona que llega a nuestra vida.

Debo aclarar que el amor incondicional no significa hacer a un lado nuestros valores, ni aceptar conductas dañinas, es sólo aceptar a la persona tal como es, y esto en ocasiones puede representar no permanecer físicamente a su lado. Efectivamente todo lo que procede del amor es un milagro, porque el verdadero milagro es el amor en sí mismo, es el amor que lo inspira y le da vida. También deseo comentar que podemos incursionar en relaciones de amor especial, no hay ningún problema, siempre y cuando lo hagamos concientes, aceptando que lo hacemos, que estamos en ella, sin sentirnos culpables, ni víctimas.

Todo lo que procede del Amor es un milagro

Principio no. 4: “Todos los milagros significan vida, y Dios es el Dador de la vida. 2Su Voz te guiará muy concretamente. 3Se te dirá todo lo que necesites saber”.

Carmelo Urso: ¿Se puede acaso escuchar la Voz de Dios?

Georgina Arteaga-Carlebach: Desde una mente corregida sí podemos escucharla, más no con nuestros sentidos físicos, la escuchamos a través de Su Voz, del Espíritu Santo, Quien habla por Dios a nuestra mente, nos da un mensaje de amor que nos dice que somos merecedores de los milagros, que a través de ellos podemos acceder al Cielo y vivir una verdadera vida, la cual no tiene nada que ver con la vida de los cuerpos.

La verdadera vida proviene de Dios, por eso el milagro nos conduce de regreso a Él, nuestra Fuente. En ocasiones cuando estamos en la práctica, y por ello ya nos sentimos que somos “buenitos y espirituales”, y se atraviesa un problema que nosotros primero hemos fabricado, pensamos que el Espíritu Santo no nos hace caso, que no nos da una respuesta, pero lo que en realidad pasa es que queremos que Su respuesta sea la nuestra, y además exigimos que así sea y no aceptamos nada mas, nos cerramos, esto se llama verdadera arrogancia del ego. Incluso cuando le pedimos algo a Dios y le ofrecemos que si nos da lo que hemos pedido haremos algo para Él, estamos condicionándolo.

Principio no. 5: “Los milagros son hábitos, y deben ser involuntarios. 2No de¬ben controlarse conscientemente. 3Los milagros seleccionados conscientemente pueden proceder de un falso asesoramiento”.

Carmelo Urso: Cuando Jesús efectuó -de acuerdo al relato canónico- sus milagros en la Tierra, ¿acaso nos lo realizó consciente y deliberadamente? ¿Y de quién podría provenir ese “falso asesoramiento” del que habla este principio?

Georgina Arteaga-Carlebach: Jesús realizó milagros que Dios le indicó que hiciese y los dirigió, por lo mismo Jesús no controlaba ni buscaba una gratificación, los llevaba a cabo sabiendo que era Dios Quien los hacia, que era Quien con Su Poder lograba las curaciones, se situó como un canal de la Energía Divina. Así mismo es con nosotros que solo elegimos el perdón que nos conduce al milagro, pero no elegimos a quien ofrecerlo ni lo hacemos. De hecho en una parte del Curso se nos enseña que al sanarnos nosotros alguien más se sana, solo que nosotros no elegimos quienes serán las personas. Y aquí llegamos a la parte del falso asesoramiento, y éste proviene del ego que nos dice que nosotros podemos sanar y decidir a quién sanar, quiénes son las personas que se sanarán con nosotros, y de paso son elegidas después de una evaluación de quién lo merece y quién no.

Jesús era un canal de energía divina

Principio no. 6: “Los milagros son naturales. 2Cuando no ocurren, es que algo anda mal”.

Carmelo Urso: En la escuela religiosa me enseñaron que los milagros constituían una trasgresión de las leyes naturales… ¿Cómo es que este principio postula que son naturales cuando la evidencia del Universo parece decir claramente que son contranaturales? Y si “cuando no ocurren, es que algo anda mal”, pareciera que tengo que admitir que no me ha ido muy bien en la Vida…

Georgina Arteaga-Carlebach: Habría que distinguir qué es natural en el mundo irreal, y pareciese que la paz no lo es, que el perdón consiste en ver primero el error de nuestro hermano y luego porque nosotros somos mejor que él lo perdonamos. Lo natural del mundo irreal del ego es la ira, el ataque, el resentimiento, las defensas, el pensamiento de carencia, todo lo opuesto a lo que Dios Creó que es la abundancia, la felicidad, la paz, el amor verdadero. Cuando decimos que no ocurren los milagros es porque el ego pone obstáculos, verdaderas murallas, y con ello no tenemos acceso a que el Espíritu Santo intervenga en nuestra mente corrigiéndola y haciéndonos ver nuestra santidad y perfección, haciéndonos reconocer que permanecemos tal como Dios nos Creo, porque Su Obra es eterna e inmutable; así que si nos va bien o mal en la vida no tiene nada que ver con decisiones de Dios. Para experimentar los milagros requerimos conocer y trascender el ego.

En la Matrix -la irrealidad del ego- la Paz no es natural

Principio no. 7: “Todo el mundo tiene derecho a los milagros, pero antes es nece¬sario una purificación”.

Carmelo Urso: ¿Qué es lo que tenemos que purificar para volvernos milagrosos? ¿Nuestro cuerpo? ¿Nuestra mente?

Georgina Arteaga-Carlebach: Lo único que tenemos que purificar (sanar) es nuestra mente, la parte desde la que se generan los pensamientos, y el único pensamiento que hay que purificar es el de la culpa y el pecado, y al ser estos de todos los seres es el mismo a ser purificado por todos, por lo mismo todos tenemos derecho a los milagros. También requerimos entender que el milagro no es algo que alguien hace por otro, es algo que cada uno necesita hacer. Se trata de purificar precisamente los impedimentos al milagro, en erradicar los obstáculos para reconocer la presencia del amor. Purificamos los pensamientos de separación, de culpa y vergüenza. No se puede purificar el cuerpo porque éste no toma decisiones, ni puede estar impuro, o ser profano, pero nos podemos confundir sobre esto porque las connotaciones que conocemos ligadas al judaísmo y cristianismo ambas lo manejan a nivel corporal. Pero como quien toma decisiones es la mente, es ésta la que requiere ser purificada.

La mente es lo único que debemos purificar

Principio no 8. “Los milagros curan porque suplen una falta; los obran aquellos que temporalmente tienen más para aquellos que temporalmente tienen menos”.

Carmelo Urso: ¿A que tipo de “falta” se alude en este principio? ¿Y qué es “eso” que permite a los que tienen “más” curar y obrar milagros sobre los que tienen “menos”?

Georgina Arteaga-Carlebach: La “falta” de alguna forma va relacionada con el pensamiento de escasez que genera la culpa que nos dice que no merecemos, lo que es una visión egocéntrica del mundo de las ilusiones, ya que hace una división de que unos merecen más que otros, lo cual es totalmente falso.

Lo que realmente presenta el Curso es que el milagro corrige la percepción errónea de que algo nos falta, ya que Dios nos ha dado todo para ser felices y esa es Su Voluntad para Su Hijo. Y cuando expone que permite a los que tienen “más” curar a los que tienen “menos” sólo se refiere a que los que corrigen su percepción pueden apoyar a quienes aún no la han corregido, y por eso es temporal, porque el apoyo permanecerá solo hasta que el hermano corrija la suya, elija el perdón y el amor en lugar del resentimiento y el odio, y se mueva del miedo al amor. En una palabra elija al Espíritu Santo en lugar del ego.

Principio no. 9: “Los milagros son una especie de intercambio. 2Como toda ex¬presión de amor, que en el auténtico sentido de la palabra es siempre milagrosa, dicho intercambio invierte las leyes físicas. 3Brindan más amor tanto al que da como al que recibe”.

Carmelo Urso: Normalmente, los seres humanos vivimos con miedo a amar porque pensamos que al entregarnos totalmente al sentimiento del amor nos volvemos más vulnerables, más manipulables, y por ende, más susceptibles a salir perdiendo en el intercambio sentimental que signa nuestras relaciones. ¡De eso tratan la mayoría de las canciones de amor que escuchamos, que exaltan el despecho y el desamor! ¿Cómo es eso que los milagros “brindan más amor tanto al que da como al que recibe” si la evidencia del mundo parece decirnos lo contrario?

Esto es debido a que fuimos educados, a través de los mensajes recibidos en la infancia, a que el amor debilita, que para ser fuertes debemos defendernos, que los hombres no deben expresar sus emociones ni llorar, que si damos algo nosotros nos quedamos sin ello, tendremos menos. Esto anterior es falso, ya que dar y recibir es lo mismo. Para el ego dar tiene que ver con objetos y emociones, asuntos materiales, o bien va relacionado con la culpa proyectada, así que cuando ya no puede más una persona con su culpa se la proyecta a otra persona haciendo juicios sobre ella, o culpándola de su infelicidad. Por eso es que las canciones que mencionas lo exponen, porque hablan precisamente de la irrealidad del ego, hablan de “me dejaste, me heriste, me abandonaste, no puedo ser feliz porque tu lo impides”. Los milagros corrigen esta falsa percepción, y se proyecta de diferente forma, en la que si uno se ama puede amar a los demás, si uno se respeta puede respetar a los demás, si deja uno de enjuiciarse puede dejar de enjuiciar a los demás; es un verdadero intercambio de unos a otros.

Dar y recibir es lo mismo

Principio no. 10: “Cuando se obran milagros con vistas a hacer de ellos un espec¬táculo para atraer creyentes, es que no se ha comprendido su propósito”.

Carmelo Urso: ¿Estamos hablando aquí de nuestros líderes religiosos y gurús espirituales? Esas personas que dicen canalizar la Voz del Espíritu, de los ángeles o de Dios, ¿serán acaso falsos milagreros que convierten la expresión del Amor en un espectáculo?

Georgina Arteaga-Carlebach: Estamos hablando del sanador no sanado, el que dice “yo tengo poderes especiales, características, dones y talentos que tú no tienes para ti mismo, y tú y el mundo están mal”. Lo opuesto sería “yo acepto el Amor de Dios y es éste el que se extiende a través de mi para ti, porque yo se que tu también eres amor, y al verme en ti puedo observar lo que no está sanado en mi”.

El sanador no sanado convierte sus milagros en espectáculos

En el capítulo 9 del Texto de Un Curso de Milagros® menciona claramente: un terapeuta no cura, sino que deja que la curación ocurra espontáneamente. Puede señalar la oscuridad pero no puede traer la luz por su cuenta, pues la luz no es de él…El Espíritu Santo es el único Terapeuta. Requerimos dejar de ver el mundo externo, de darle poder a lo innecesario, poner nuestra atención en nuestros pensamientos para poder sanarlos, dejar de buscar milagros físicos, porque podemos llegar a la desilusión. Recordar que nadie puede hacer el cambio por nosotros, cada uno requiere hacerlo, es responsabilidad personal. Tratemos de recordar, aunque sé que nos da un poco de dificultad, que el acto de amor más grande que podemos ofrecerle a un ser amado, es no hacer nada y permitirle su propio crecimiento, podemos mostrarle el camino, pero no podemos caminar por él.

18 comentarios en “GEORGINA ARTEAGA-CARLEBACH: “TODO LO QUE PROCEDE DEL AMOR ES UN MILAGRO” (SERIE LOS PRINCIPIOS DEL MILAGRO, NO. 1-10)

  1. Gracias, Georgina, por habernos explicado tan bien los 10 Principios del Milagro, lo cual me ha ayudado a realizar todavia mas, la maxima importancia del AMOR en nuestra vida, pensamiento y accion.
    Que el Amor DIVINO te envuelva siempre y sigas compartiendolo con tus hermanos, Hijos de Dios.
    Con inmensa Gratitud y Bendiciones

    Alicia

    Me gusta

    1. Estimados amigos y amigas:

      En estos momentos estoy en la bella Sicilia, resolviendo algunos asuntos familiares. Luego, viajare a Espagna (al teclado le faltan algunas letras, acentos y simbolos). Me alegra la receptividad que ha tenido esta entrevista, que ya computa mas de trescientas visitas. Segun me ha comunicado la amable amiga Georgina, posiblemente para enero tendremos una segunda entrega con los principios que van del 11 al 20.

      Muchas gracias por su lectoria y reciban mis calidos saludos y bendiciones desde el Mediterraneo,

      Carmelo Urso

      Me gusta

  2. Hola querida Georgina, te escribo desde Colombia, muchisimas gracias por todo tu amor y tus mensajes, me encantan, me sirven mucho y ahora que camino con Jesús y las enseñanzas del Curso de Milagros, también difundiendo el mensaje en la Televisión y en grupos; tus enseñanzas son de vital importancia para nosotros. Te amamos y desde Cali-Colombia en el Valle del Cauca. Dios te lo pague, y te siga bendiciendo como eres la Santa Hija de Dios.

    Me gusta

  3. Georgina escribo desde Argentina – Chubut (patagonia) Feliz por encontrarme por primera vez con tus enseñanzas. He leido algunas lecciones del curso pero este año 2010 me he propuesto trabajarlo dia a día, desde el libro y estos aportes que ustedes realizan aclaran muchas dudas y da felicidad cuando COMPRENDEMOS LOS MILAGROS DIARIOS Mil Gracias POR SER!!! María Cristina Mayol

    Me gusta

  4. Georgina
    Vivo en Veracruz hace 14 años, aunque soy del D.F. y el destino ahora me lleva a Monterrey. Aquí acudo a un grupo de estudio maravilloso de Un Curso de Milagros. Me urge contactar en Monterrey un grupo o si tú lo estás dando sería algo increible. Gracias por tu legado

    Me gusta

  5. Ms. Carlebach, I find your studies and your comments, provocative. What insight and attention to detail, you have achieved. You are a wondrous; Woman, of our World. I salute your effort. I hope and pray; the destruction and turmoil, your City has endured, this past year, has subsided and some degree of normalcy, has returned, to your beloved, Monterrey. I wish the same degree of normalcy; for myself and you, since our unfortunate, misunderstanding. My Love for you remains, resolute. As I told you; it has no boundaries, no limits, it remains, timeless. Happy Birthday, next month. Mi Amore. I love you more; than Life, itself. Namaste. I have told, the World. So, it must be true!!

    Me gusta

  6. Hola buenas tardes, tuve la oportunidad de conocer a Yoyis en la UANL un ser extraordinario de luz , fue mi maestra en la maestría de bibliotecologia, la primera generación y quede encantada con su presencia, sus conocimientos, su cátedra y su personalidad tan vanguardista , ahora en esta etapa me encantaría volver a verla. Patricia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s