MILAGRO TRAS MILAGRO

Imagen de la isla de Margarita, Venezuela, donde Nely Gómez dio cambios fundamentales en su Vida

Nely Gómez

Estimados Amigos: mi amiga, la excelente periodista venezolana Nely Gómez, me ha enviado esta interesante historia personal que quiero compartir con ustedes. Espero que la disfruten tanto como yo y obtengan de ella esclarecimiento y sabiduría para sus vidas. *

Afectuosos saludos,
Carmelo Urso

Hola, querido Carmelo, termino de leer el texto titulado “Los infinitos senderos de la oración” y me siento reconfortada, así que la lectura de artículos referidos al tema también son una forma de orar, aunque menos contemplativa y fervorosa, pero oración al fin, ¿no te parece?.

Tenía varios días queriéndote escribir… son muchas las cosas por contarte.

Comenzaré por decirte que en los últimos dos meses en mi vida ocurren milagros tras milagros. No sé si recuerdas que a mediados de agosto hablé contigo y te comenté que sentía como si algo dentro de mí me decía que era tiempo de cambiar. Sobre esta sensación, imposible de describir con palabras, te hice algunas preguntas y me respondiste “Dios te marcará el camino”. Bueno efectivamente así sucedió. Lo primero fue quedarme tranquila y de manera muy sutil, sin tumultos, sin sobresaltos y sin miedos, los cambios fueron llegando en el momento santo escogido por Dios.

Todo comenzó luego del cierre del suplemento “Dominguera” del Diario “Vea”.

A partir de ese momento comenzaron los milagros. El primero fue decidir de un día para otro viajar a la isla de Margarita para visitar a mi hija, plan que no tenía en mente. Pero me entraron unos deseos inmensos de verla y ¡zuas! compré mi pasaje y llegué a Margarita. Fue el primer impulso al que le hice caso.

Ya en la isla comencé a disfrutar de mis días libres. En eso andaba cuando un día compro “El Sol de Margarita” y mi hija lee que están buscando un periodista con experiencia. Mi hija de inmediato me anima a que lleve mi currículo al periódico. En principio no estaba entusiasmada, pero fue tanta la insistencia de mi hija que la complací (segundo impulso que seguí). Cuál sería mi sorpresa cuando a los dos días de haber entregado el currículo me llaman de “El Sol de Margarita” para preguntarme sí estaba en la isla o en Caracas. Les dije que estaba en la isla pasando unos días con mi hija. Me preguntaron si mi hija vivía en la Isla y les dije que sí.

Entonces me dijeron que ellos me llamarían. Al día siguiente me llamaron y fijaron una entrevista. Acudí a la entrevista y sin conocerme -solo llevándose por el currículo- me dijeron que yo era la periodista que estaban buscando para que se encargara de la coordinación de los suplementos que salen encartados los viernes y los domingos en el periódico. Les pregunté por la persona que hacía el trabajo y me dijeron que se iba a estudiar a España. Les dije que lo pensaría. No lo pensé mucho pues mi voz interior me dijo “acepta”.

Al día siguiente asistí a una reunión. Les dí mi respuesta afirmativa pero pedí tiempo para viajar a Caracas a arreglar algunas cosas pendientes y regresarme de nuevo a Margarita. Ellos aceptaron. Llegué a Caracas el 22 de agosto, puse orden en los asuntos más importantes, regresé a la Perla del Caribe el 12 de septiembre y el 15 comencé a coordinar los suplementos: “Gente Feliz”, “Asueto” y “Gente Feliz con sabor”. Los dos primeros salen semanalmente; el tercero cada tres meses y está dedicado a la gastronomía.

Ése fue el primer gran milagro y antes de que sucediera tuve unos sueños con gran significado, como uno donde apareció una señora vestida de verde que me dijo algo así como “una etapa nueva se abre para ti”. Ya en Margarita han venido ocurriendo milagros todos los días. El primero es el sol maravilloso que me despierta todas las mañanas y me llena de una energía imposible de describir. El segundo ha sido compartir con mi hija y sentirla cerca de mí lo cual me emociona muchísimo. Así muchos, como la gente que he conocido, el reconocimiento que me ofrecen la calidez de las personas y un optimismo inmenso que siento en el medio del pecho.

El tercer milagro ocurrió esta semana. Resulta que cuando me entrevistaron en “El Sol de Margarita”, cuando me preguntaron si tenía donde vivir en la isla, dije que sí, tal como me lo aconsejó mi hija. Pues bien, llegué a la isla a vivir con mi hija pero al mismo tiempo buscando un apartamento donde vivir. En eso nos enteramos que se iba a desocupar el apartamento situado frente al de ella y de inmediato fuimos a hablar a la inmobiliaria para reservarlo. No hubo problemas. Me sentía feliz porque tendría casa donde vivir, pero la vida me tenía preparada una sorpresa.

Resulta que los dueños de “El Sol de Margarita” tienen varios apartamentos en los que viven algunos periodistas del diario venidos de otros estados. En los mismos no se paga nada, salvo la luz y algunos servicios. Me enteré de esa ventaja porque algunos me lo informaron. En ese momento me sentí un poco extraña, porque interiormente me dije, “¿por qué a ellos les ofrecieron casa y a mí no?”. Me quedé tranquila. Entonces una noche, pedí a Dios con bastante fervor: “¡Dios mío!, tu sabes que ya tengo una promesa de apartamento para lo cual debo erogar una suma sustanciosa de dinero, sin contar la mensualidad. Tú sabes también mi Señor que los dueños del periódico disponen de apartamentos para sus trabajadores que vienen de otros lugares del país. Por favor, si es para mi conveniencia, haz que salga de ellos ofrecerme una de esas viviendas y de esta forma ahorraré dinero para mi bienestar y el de los míos. Te lo agradezco”. Cual no sería mi sorpresa que al día siguiente me llama, Mariela Contramaestre, la dueña del periódico para decirme que porque yo iba a alquilar un apartamento y a gastar dinero en un deposito, si ellos me podían alojar en uno de sus apartamentos, en el cual no gastaría nada; que cómo era posible que yo no le dijera que no tenía donde vivir.

Aunque para algunos eso no significa nada para mí ¡fue un milagro!, y lo más impresionante es que sabía que iba a suceder. ¿No sé qué piensas tu?. Luego de este milagro ocurrió otro y éste también lo pedí con fervor. Lo pedí para mi hijo, que por más que se esforzaba y buscaba no encontraba el empleo ideal. De igual forma lo pedí; le dije a Dios: “ponte por favor delante de mi hijo, bendice sus sueños y proyectos y haz que se le abran las oportunidades en lo que él quiere hacer”. Pues bien, esta mañana me llamó y me dijo que lo había llamado un amigo para que fuera asistente en una película que van a comenzar a filmar en 15 días. ¡Eso es un milagro!

En fin son tantas las cosas que me han pasado y tantos los regalos que he recibido que no me canso de agradecer a Dios.

Bueno, Carmelo, eso es todo…por ahora. No creas que me he olvidado de ti.

Un beso,
Nely

Anuncios

6 comentarios en “MILAGRO TRAS MILAGRO

  1. Nely, que hermoso q te pase tod esto, para mí también milagroso; me han pasado algunas cosas parecidas, pero sopecho q me he vuelto un poco descuidado en mi fuerza espiritual, he dejado de ejercitarme y mi espíritu se ha vuelto un poco flojo; estoy retomando esa fuerza y tus vivencias, son como leñita q aviva ese deseo q tengo. Gracias. Que Dios te bendiga. Un beso.

    Me gusta

  2. Me parece que eres un ser espiritualmente bendecido por Dios ojala siempre este presente la oracion en ti y puedas ayudar a muchas personas, ya que con tu testimonio he corroborado una vez mas el mágico poder que tiene la oracion para conseguirlo todo.Te felicito a ti y a tus seres queridos y que el Señor te siga bendiciendo siempre.

    Me gusta

    1. que linda es margarita la isla del encanto como lo dice billos caracas boy, tenia toda la razon de componer esa cancion para la isla…………………………..

      Me gusta

  3. “la carta”.

    Todo lo sucedido
    ha sido necesario,
    aunque la razón
    no quiera aceptarlo,
    el dolor es el arco
    que estira y lanza a
    tu alma a un nivel más
    elevado de luz y amor.
    Gracias por compartir
    conmigo días y noches,
    lagrimas y risas,
    sueños y bellas realidades.

    Con cariño y gratitud. Gerardo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s