¡SÓLO EL AMOR ECHA FUERA AL TEMOR!

Sólo el Amor echa fuera al temor

Carmelo Urso
entiempopresente4@gmail.com
twitter: @carmelourso

http://lablogoteca.20minutos.es/carmelo-urso-en-tiempo-presente-11984/0/

La autora estadounidense Jean Fleming señala: “Sin duda, cuando tememos lo que pueda pasar en el futuro, le robamos fuerza y gozo al día de hoy”. Amado lector o lectora, nosotros conocemos ese tipo de temor. Imaginarias amenazas surcan nuestras mentes… ¡y, simplemente, muchas de ellas nunca llegan a materializarse (a Dios gracias)! Por eso escribió un poeta: “Prefiguras vanas batallas / sin que acaezcan”.

En las noches, absortos en las noticias de los telediarios, pasamos los últimos minutos del día estremecidos por la situación nacional y mundial: delincuencia desatada; conflictos bélicos; desajustes económicos; enfermedades desconocidas; calentamiento global. A ese cuadro apocalíptico, se suman nuestras preocupaciones domésticas: cuentas por pagar; menguantes ingresos; malestares del cuerpo; reclamos de nuestros hijos; un ejército de aprensiones toma por asalto nuestra mente y ocupa vastos territorios en ella.

“Gobierna tu mente o tu mente te gobernará a ti”

El filósofo romano Horacio recomendaba hace dos mil años: “Gobierna tu mente o tu mente te gobernará a ti”. En una mente sin gobierno, campea a sus anchas el temor. El Amor –la divina presencia del Uno en tu interior- es el único gobierno que pone orden en nuestra psique, en nuestro corazón. Está escrito: “Sólo el Amor echa fuera al temor” (San Pablo). Por eso, centremos nuestra atención en ese Dios que es Todo Amor y no en las fantasmagóricas huestes que suelen poblar nuestras pesadillas.

El Amor es la única forma de cordura

La extensión del Amor es la única solución cuerda para nuestros problemas –sean de orden particular o de alcance planetario. Trátese de sanar un resfriado o de detener una guerra de cien años, el antídoto es idéntico, el milagro es el mismo: transfigurarnos a imagen y semejanza del Amor para que el mundo que percibamos esté hecho de esa misma naturaleza.

Transcurre un tiempo inédito en que más y más de nosotros despertamos a la sacra Realidad del Amor: nos convertimos así en una masa crítica capaz de elevar conciencias, cambiar paradigmas, transformar radicalmente instituciones, sociedades… ¡y a nuestro mundo!

El origen del temor

La autora norteamericana Ganga Stone asevera que el miedo surge de nuestra creencia en la “pauta de aniquilación”, es decir, del hecho de pensar que la Vida termina cuando cesan las funciones del cuerpo. Esta es –por supuesto- una creencia del ego, que no percibe Vida más allá del cuerpo.

Mientras en nosotros prospere el sistema de pensamiento del miedo, nuestro cuerpo será la encarnación y morada del ego. Sólo cuando asumimos el sistema de pensamiento del Amor, la mente y el cuerpo pasan a ser instrumentos del Uno, medios para dar y recibir Vida, conocimiento, libertad…

El miedo surge de nuestra creencia en la “pauta de aniquilación”

En el sistema de pensamiento del miedo, todo evento tiende a convertirse en una preocupación, en un problema, porque asume que la Realidad no existe más allá del cuerpo –el cual es percibido como frágil, abatible. En verdad, el mundo del ego puede cesar en cualquier momento: queda aniquilado con la muerte física.

Al respecto, la autora del clásico libro “Volver al Amor”, Marianne Wiliamson, señala: “Nuestros problemas mundanos no son más que síntomas del verdadero problema, que es siempre una falta de Amor”.
Osho, el celebrado maestro hindú, añade: “La Vida no es un problema. Si la consideras un problema estás dando un paso equivocado. La Vida es un misterio que tienes que vivir, amar, experimentar (…) No intentes comprender la Vida. ¡Vívela! No intentes comprender el Amor. Instálate en el Amor. Entonces sabrás… ¡y ese saber surgirá de tu experiencia! Ese saber no destruirá el Misterio: cuanto más sepas, más sabrás que queda mucho por saber”.

Marianne Williamson

El sendero del Amor es el camino de la confianza y la valentía
El sendero del Amor es, entonces, el camino de la confianza, de la valentía. El ya mencionado Osho llama a esta actitud “la alegría de vivir peligrosamente”, la cual define en estos términos: “Los que son valientes se tiran de cabeza. Buscan todas las oportunidades de peligro (…) Y no hacen surf sólo en los mares exteriores: surfean en sus mares internos. Y no sólo escalan los Alpes y el Himalaya, sino que buscan cumbres internas”.

Sobre esas cumbres a las que nos lleva escalar el Amor, proclama Marianne Williamson: “A veces, la gente piensa que recurrir a Dios significa dar entrada en nuestra Vida a una fuerza que nos lo mostrará todo color de rosa y la verdad es que significa dar entrada a todo aquello que nos obligará a crecer (…) Una vez que recurrimos a Dios, nos topamos con todo aquello que puede enfurecernos. ¿Por qué? Porque el lugar donde nos entregamos al enojo y el miedo es nuestra muralla, nuestro límite (…) Nos movemos con comodidad en las pocas áreas donde nos resulta fácil amar. Es tarea del Espíritu Santo no respetar esas zonas de comodidad, sino destruirlas. No estaremos en la cumbre de la montaña mientras no nos resulten cómodas todas las zonas. El Amor no es Amor si no es incondicional… y no tendremos la vivencia de quiénes somos en Realidad hasta que no tengamos la vivencia del Amor perfecto”.

Llenos de Amor y confianza –que son sinónimos a la luz del Creador- reinterpretamos nuestros miedos como esos límites que debemos trascender para obtener Iluminación; no juzgamos nuestros temores ni los del prójimo; no nos culpamos por experimentarlos: al contrario, somos lo suficientemente valientes como para hacernos conscientes de ellos.

No nos condenamos por expresarlos y comunicarlos; ya no sentimos vergüenza por pedir ayuda a nuestros semejantes o al Poder Superior a fin de dejarlos atrás; porque detrás de cada miedo late una urgente petición de Amor, una impostergable necesidad de amar y ser amado…

El último obstáculo en el camino del Amor perfecto

“Dios es Amor”… ¡y no obstante, durante milenios, se nos ha enseñado a temer a Dios! Temer al Amor es una contradicción pregonada por el ego…

El Dios del ego está hecho a imagen y semejanza del cuerpo: casi siempre tiene forma de hombre, aunque a veces exhibe esbelta fisonomía femenina; suele ser viejo; en ciertas sociedades, incluso, está provisto de un gran falo; su mente está tan atormentada como la del común de nosotros: envía diluvios, lluvias de azufre y graves cataclismos cuando lo estima necesario; erige infiernos en los que despliega vastos métodos de tortura.

El Dios del ego está hecho a imagen y semejanza del cuerpo (imagen de la Capilla Sixtina)

Considera sagrada su cólera; no tiene empacho en maldecir y declararse celoso; en medio de sus muy humanas contradicciones –y de su tendencia a cargarnos de culpas- tal Deidad dice amarnos; no es raro que lleguemos a la adultez extremadamente confundidos con nuestra visión de lo que es el Amor y de lo que es nuestra relación con Dios.

Algunos de nosotros hemos tenido que transitar un largo viaje de plegaria y perdón para reestablecer nuestra conexión con el Uno. Perdonar aquí significar disipar todas las proyecciones de culpa que almacenamos en nuestra mente con relación al arquetipo de Dios que nos fue enseñado; con relación a nuestros padres y figuras de autoridad (que nos sirvieron para modelar nuestra propia visión neurótica de Dios); y, finalmente, con nosotros mismos, como depositarios de los infinitos pecados, miedos y castigos que nos fueron endosados por el Dios del ego, a fin de devastar nuestra autoestima y despojarnos de nuestra herencia más natural: el Amor, la Vida Eterna…

Una plegaria para reconectarnos con el Amor

A continuación, proveemos una serie de afirmaciones para reconectarnos con el Amor divino y disipar las espesas tinieblas del temor. Si deseas repetirlas en forma de oración, serán extremadamente poderosas para ti:

Diestro Arquitecto del Universo
(o como quieras llamarlo):

Me perdono a mí mismo
por pensar que estaba separado de Ti.

Aquí y ahora,
en este instante presente
–único real y eterno-
Tú y yo somos Uno.

Abandono el miedo al castigo divino y descanso en Tu santa Paz.
Estaba equivocado al creer que Tú castigabas a la gente.

Perdono a quienes me enseñaron eso
y me perdono a mí mismo por haberlo creído.
Ya no culpo a los demás.

Acepto la total responsabilidad de todo lo que he hecho.
Pongo todas mis habilidades a disposición del Espíritu Santo.

Someto mis relaciones más íntimas a Tu voluntad
para que sean santificadas.

Enfoco mi atención en Tu Reino:
así puedo estar en la conciencia celestial
y compartirla con los demás.

Separo el Amor del miedo, como el trigo de la cizaña.
Abandono todos mis miedos al Amor.

En lugar del dolor, elijo Tu alegría,
la sagrada alegría de Dios.

Soy Uno Contigo
y soy inocente…
¡Ésa es mi fuerza!

El Amor es la única forma de cordura.
Dado que Tú sólo deseas para mí la felicidad perfecta,
ya no temo a Tu voluntad.
Tu voluntad y la mía
son ahora idénticas,
indivisibles…

Amén.

Anuncios

GITHANJALY PIMENTEL: EL REIKI NOS UNIFICA CON LA FRECUENCIA MÁS ELEVADA DE NUESTRO SER (PARTE 1)

Githanjaly Pimentel

Carmelo Urso
entiempopresente4@gmail.com
twitter: @carmelourso

http://twitter.com/carmelourso

Githanjaly Pimentel
http://www.equilibrioyarmonia.org/

Carmelo Urso: Estimada Githanjaly, muchas gracias por tu disposición a emprender este diálogo. Colega, ¿qué te impulsó a estudiar comunicación social?

Githanjaly Pimentel: ¡Hola colega, Doblemente colega! Porque no sólo eres comunicador social, sino un trabajador de la Luz. Y las gracias te doy yo por permitirme estar en este hermoso espacio donde seres conscientes vienen a buscar información para seguir nutriéndose, seguir evolucionando.

Respondiendo tu pregunta, sabes que desde que tengo uso de razón quise ser comunicadora. Imagínate que de chiquita cargaba un grabadorcito y especialmente cuando estaba en casa de mi abuela, que era una casa colonial donde siempre había mucha gente, me encantaba entrevistar a las personas e ir “narrando” cosas.

Carmelo Urso: ¿Dónde te formaste?

Githanjaly Pimentel: En la vida, como dicen, realmente ejercí mi profesión mucho antes de estudiarla formalmente. Por situaciones de vida, estudié Comunicación Social, una vez divorciada, con hija. Estudié en la Universidad Santa María de Caracas, mención Audiovisual, aunque me identifico mucho con la prensa escrita y las relaciones públicas también, pero había que decidir por una rama y me fui por Audiovisual que era donde me estaba desarrollando laboralmente (en la radio)

Vista de la Universidad Santa María, Caracas

Carmelo Urso: Tu proceso de despertar espiritual, ¿precedió o fue contemporáneo con tu formación como comunicadora?

Githanjaly Pimentel: Mi despertar espiritual ha tenido varias etapas. Desde pequeñita mi mamá me llevaba a mí y a mi hermana a clases de Filosofía Oriental, donde fundamentalmente hacíamos meditación budista. Así que esa semillita quedó bien sembrada, lo cual agradezco infinitamente a mi mamá.

Pero cuando estaba en plena adolescencia me puse muy rebelde y todo eso me fastidiaba. Fue un proceso natural de “separación”, aunque siempre me siguieron atrayendo ese tipo de lecturas, principalmente en esa época, Deepak Chopra, pero sólo desde una aproximación netamente intelectual. Luego, entrando en la adultez, como a los 20, 21 años, espontáneamente comencé un proceso de purificación física, no quería tomar alcohol, quería dejar el cigarrillo y hasta eliminé las carnes rojas. Y siempre, curiosa de seguir leyendo.

Luego vino mi matrimonio y entré en una etapa de “oscurantismo” espiritual, gracias a Dios que Githanjaly pudo finalmente reconocerse y salir de ahí… en todo sentido. Pero el cambio realmente vino a producirse en mi desde hace 5 años, y más profundamente hace 3. Desde entonces es que estoy conectada con mi Misión o Propósito de Vida. Ser espiritual significa estar comprometido con tu transformación personal, trabajar en ella diariamente. No solamente en un nivel intelectual, sino hacer de tu espiritualidad tu estilo de vida.

Carmelo Urso: ¿Qué senderos te ha llevado atravesar tu búsqueda mística?

Githanjaly Pimentel: Uuuuf, unos cuantos! Pero no soy para nada religiosa. Amo fundamentalmente a Jesús. Hoy en día aplico ciertos preceptos de la Kabbalah y de la Orden Shaktiananda de Babaji y como Louise Hay es considerada por la prensa australiana como lo más parecido a una santa viviente, pues quizás esto haga entender a los lectores porque incluyo también a la práctica diaria de su filosofía en esta respuesta. Eso sí, sin fanatismos ni dogmas. De una manera sincrética, tomo de aquí y de allá lo que llena mi alma. Y respeto toda práctica religiosa o espiritual. Si me preguntan o si viene al caso, recomiendo (y de hecho lo hago en mi trabajo) lo que me ha funcionado a mí, pero estoy consciente, que lo que no me ha resonado a mí, puede serle útil a otros y viceversa.

Lo fundamental es mantener un norte de respeto y tolerancia por el otro y por nosotros mismos, y de dignidad humana. Si realmente trabajamos cada día por seguir el Mensaje de Jesús “Ama al otro como a ti mismo” ¿qué importa que tendencia religiosa o camino espiritual sigamos? Si de verdad nos amamos incondicionalmente a nosotros y le brindamos ese amor fraternal a todos y cada uno de los seres humanos en nuestro día a día; tendríamos el Cielo en la Tierra. Sanaríamos individual y colectivamente.

Carmelo Urso: ¿Y cómo es que una periodista devino en terapeuta energética?

Githanjaly Pimentel: ¡Me motivaron mis entrevistados! Yo escuchaba lo que estaban haciendo y me fascinaba y me decía ¡yo también quiero hacer eso! Claramente, tuve que pasar por mi programa de radio “Equilibrio y Armonía” para descubrir un mundo maravilloso completamente nuevo para mi, que me estaba esperando para conectarme con mi Propósito de Vida. Claro que fue un proceso paulatino, un descubrir y un viaje muy enriquecedor y divertido también.

Más bien, ahora que lo veo en perspectiva todas las piezas encajaron rápidamente para terminar de entender que me dedicaría a ser terapeuta energética y facilitadora de talleres. Y que todo lo que hice a nivel profesional antes en mi vida, ser modelo, locutora, periodista, son herramientas que me apoyan hoy en día para la realización de mi trabajo.

Carmelo Urso: Muchos líderes y autores espirituales suelen aseverar que vivimos un tiempo de “Nueva Energía”. Para los lectores que desconocen el cabal significado de dicho término, ¿en qué consiste la “Nueva Energía”? ¿En qué se diferencia de la “Vieja Energía”?

Githanjaly Pimentel: Te lo voy a poner en términos muy sencillos para que lo entendamos todos y tiene que ver con lo que comentaba antes. Vivir de acuerdo a la Vieja Energía es seguir percibiéndonos separadamente, es dualidad, miedo, división.

Es también tomar nuestras decisiones y actuar de acuerdo a nuestra mente racional (energía masculina). Esto ha causado destrucción desde la época de Atlántida hasta nuestro días. Te doy un ejemplo claramente visible, palpable para todos: el sistema económico mundial. Ya no podemos trabajar con Vieja Energía, el Planeta no lo puede sostener más. Es tiempo ¡ya! del cambio. De un ganar yo por encima de todo, egoísta a un ganar-ganar solidario generoso, en completo entendimiento de que si todos estamos interconectados tu beneficio es mi beneficio.

Si tú estás bien, yo estoy bien. Y si yo te ayudo a que tú estés bien, aún mejor para mí.

La Nueva Energía es amor, unidad, activar la Energía Femenina dentro de nosotros: Compasión, intuición

Por ejemplo, ante una decisión, los tiempos demandan de nosotros que la enfrentemos ya no desde el “¿qué pienso yo de esto?” sino desde el “¿qué siento yo de esto?” desde nuestra intuición (y esto lo escuché por primera vez, exactamente de esta manera, cuando hice la Formación de Reiki Unitario con la Maestra Gabriela Gómez)

Si hablamos de Nueva Energía, tenemos que hablar de los cambios planetarios, de una Nueva Tierra que debemos construir, y para eso requerimos de Nuevos Seres Humanos. Es imperante nuestro cambio individual, para gestar el cambio colectivo y estar en consonancia con la Nueva Vibración del Planeta.

En el 2012 se medirá el grado de Unidad que cada uno ha logrado dentro de su Ser. A través de la rejilla magnética del Planeta podemos comunicarnos con los Maestros Ascendidos que están prestos a asistirnos en este viaje de vuelta a la Unidad.

Mercabah, cuerpo de Luz
Hay varias herramientas para lograr esto, Reiki Unitario activa nuestro Merkaba (vehículo de ascención espiritual) unido a 3 poderosos Símbolos que elevan nuestra frecuencia vibratoria, que activan nuestro ADN espiritual, que nos activan o re-activan la Energía Femenina en nosotros.

Yo doy una explicación amplia sobre lo que está aconteciendo en el planeta y a nosotros como individuos, no sólo a mis alumnos de Reiki Unitario a quienes les entrego un CD con información de última línea, sino a las personas que deseen esta Activación, como herramienta de crecimiento y evolución personal.

Hoy en día los Trabajadores de la Luz, quienes trabajen asistiendo a los demás en sus sanaciones, deben tener este conocimiento y ser portadores de esta información, para crear conciencia en más seres humanos. Es un tema super interesante y apasionante y muy extenso, por lo pronto, les recomiendo que lean a Gregg Braden, científico y autor quien actualmente es uno de los que mundialmente lidera estas investigaciones.

Carmelo Urso: En la actualidad, funges como practicante de diversas terapias energéticas. En tal sentido, tienes un Master en Reiki Unitario. ¿En qué consiste esta terapia? ¿En qué se diferencia del reiki tradicional? ¿Qué dolencias puede sanar?

Selene & Cyrille Odon, creadores del Reiki Unitario

Githanjaly Pimentel: Asumiendo que puede haber lectores que no sepan que es el Reiki, comienzo diciendo que Reiki es una técnica de canalización de energía curativa a través de la imposición de manos.

Reiki Unitario, llamado también Reiki del Sonido y conocido también como el Reiki de la Nueva Energía, sana utilizando el uso consciente del Sonido sobre el campo electromagnético. En el Reiki se trabaja con Símbolos, los cuales son patrones energéticos, son vehículos, que nos permiten accesar desde nuestra energía a un estado de conciencia superior, de planos sutiles de realización del ser. Tienen inteligencia propia y, una vez llamados, proyectan la energía específica que estamos trabajando en el proceso de sanación.

Los Símbolos Reiki elevan la vibración de las personas y los lugares, aumentan la capacidad energética haciendo desaparecer el tiempo y el espacio como barreras para hacer llegar la energía curativa. Entre otras novedades importantes, el trabajo en Reiki Unitario se realiza cantando todos los Símbolos, ya no es necesario dibujarlos sino, entonarlos, lo que tiene además el valor agregado, sobre todo para las personas a las que les cuesta parar el diálogo mental, que al hacer una sesión de Reiki Unitario entras de inmediato en otro nivel de conciencia ya que sales totalmente del ámbito de la mente, ya que como terapeutas nos sirve para enfocar nuestra mente y dirigir la intención de sanación. Gabriela Gómez, Maestra nexo de los creadores de Reiki Unitario con el mundo hispanoparlante, expresa que a través del Reiki Unitario, el Reiki del SONIDO podemos unificar nuestra frecuencia de octava humana con la frecuencia más elevada de nuestro Ser llamada Yo Superior.

Incluso científicamente está comprobado el poder curativo del sonido, ya que a través de frecuencias sonoras podemos destruir células enfermas y aumentar el caudal de luz e interconexiones eléctricas de las sanas. Fabien Maman, fundador de la Academia del Sonido, Color y Movimiento en Francia expresa que: “Cualquier conflicto puede ser disuelto a través del sonido o la música, ya que del sonido y de la música viene la Armonía. El equilibrio entre la mente, el cuerpo y el espíritu depende en si creamos esas energías de armonía o no” (cuando cantes los Símbolos Reiki, luego de haber sido Iniciado para hacerlo, es decir, que posees estos patrones energéticos en ti, estás creando energías armónicas y profundamente sanadoras) El científico francés Joel Sternheimer en su artículo “La música de las partículas elementales” concluye que las moléculas producen una melodía. Y que por el fenómeno de resonancia podemos restaurar la frecuencia original de una molécula que no cumple su rol infundiendo la secuencia melódica correspondiente. La molécula “escuchará” su melodía (los elementos interdimensionales son inteligentes) y comenzará a resonar al unísono. Esto restablecerá su buen funcionamiento, por lo tanto la salud.

Se llama Reiki Unitario porque une 4 momentos evolutivos del Reiki: Nos trae en una sola formación, todo el saber Reiki necesario en el ahora para el momento planetario que estamos viviendo. Nos trae símbolos del Reiki Usui, del Reiki Karuna, del Reiki Multidimensional de Shamballa y nuevos Símbolos Unitarios canalizados a partir de la frecuencia vibratoria que requerimos tener en estos tiempos.

Si entendemos el poder de los Símbolos Reiki, por un lado, y el poder sanador del sonido, por el otro; podremos vislumbrar por qué las sesiones de Reiki Unitario son tan liberadoras y efectivas.


Este ameno diálogo con Githanjaly Pimentel continuará la próxima semana, en el que profundizaremos sobre el reiki y la Nueva Energía. Hasta entonces.