UN AÑO Y 135 MIL ABRAZOS DESPUÉS…

135 mil abrazos después...

Carmelo Urso
entiempopresente4@gmail.com

Hace un año, concreté el sueño de poner en la web mi propio espacio digital. En aquel entonces, en aquel abril que ya se me antoja lejano, mi blog era una pequeña simiente de esperanza que fue creciendo hasta convertirse en parte integral de mi vida.

A través de esta ventana mágica, he tenido la dicha de compartir afectos, gestar entrañables amistades y dialogar con insignes maestros y maestras espirituales que, en la gran mayoría de los casos, me han tratado con el más fraternal de los sentimientos.

En lo personal, la confección del blog se ha convertido en una de mis más placenteras disciplinas espirituales, en un medio para hacer comunión conmigo mismo y con mi amado prójimo -que es Uno y vasto como el Universo.

135 mil visitas de más de 70 países -que son como 135 mil cálidos abrazos- me animan a seguir compartiendo mi energía, mi afecto y trabajo con ustedes, estimados amigos y amigas.

Celebro esta alegre efeméride con un especial sobre la parábola de la simiente de mostaza del Maestro Jesús. Es impresionante el poder de esta pequeña historia: con pocas pero iluminadas palabras ha encendido en mí y en millones de personas esa conciencia de Luz que -como modesta pero ominipotente semilla- germina en nuestras Almas y las hace evolucionar hasta llevarnos de regreso al hogar de ese Uno cuya naturaleza más íntima es el Amor.

A continuación, les dejo una lista con todos los artículos de mi blog que tienen que ver con esa parábola.

Un afectuoso saludo desde Caracas, Venezuela,

Carmelo Urso

SI TUVIERIAIS FE COMO UNA SEMILLA DE MOSTAZA (LUCAS 17:6 y MATEO 17:20)

PARÁBOLA DE LA SEMILLA DE MOSTAZA (MATEO 13:31-33)

PLEGARIA DE LA SEMILLA DE MOSTAZA

EL UNIVERSO ES UNA SEMILLA DE MOSTAZA

SEMBRADORES DE MOSTAZA

EL MUNDO ES UNA SEMILLA DE MOSTAZA

UNA SEMILLA DE MOSTAZA… ¡PUEDE CAMBIAR TU VIDA!

PARÁBOLA DE LA SEMILLA DE MOSTAZA (FRAGMENTO DE LA CARTA 3 DE LAS “CARTAS DE CRISTO”)

AVIVA A DIARIO TU CRISTO INTERIOR

AVIVA ESA SIMIENTE DE LUZ QUE LATE EN TI