ORACIÓN TRADICIONAL A LA MADRE TIERRA DE LOS ABORÍGENES NORTEAMERICANOS

La Madre Tierra

¡Oh! Gran Espíritu
Escucho tu voz en los vientos,
y tu aliento concede vida al mundo.
¡Óyeme! Soy pequeño y débil,
necesito tu fuerza y tu sabiduría.

Déjame caminar en la belleza y haz
que mis ojos vean siempre
el rojo y purpúreo amanecer.

Haz que mis manos respeten las cosas que tu has hecho y que mis oídos se afinen para escuchar tu voz.
Hazme sabio para que pueda entender las cosas
que enseñaste a mi pueblo.

Déjame aprender las enseñanzas que escondiste
en cada hoja y en cada roca.
Deseo la fuerza, no para ser más fuerte que mi hermano,
sino para luchar contra mi mayor enemigo: yo mismo.

Haz que siempre este listo para ir hacia ti
con las manos limpias y los ojos puros.
Así, cuando mi vida se apague
como se apaga el atardecer,
mi espíritu podrá ir hacia ti
sin avergonzarse.

3 comentarios en “ORACIÓN TRADICIONAL A LA MADRE TIERRA DE LOS ABORÍGENES NORTEAMERICANOS

  1. Una muy buena reflexión en este escrito, estoy completamente de acuerdo, pues llegar al final de la vida terrena y presentarse a lo divino diciendo aquí estoy, es lo primordial, para todos los encarnados en cuerpos humanos, gracias por tanta belleza, un beso lleno de bellas armonias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s