PIMIENTA, PANACEA DE SABOR

Pimienta, panacea de sabor

Carmelo Urso

entiempopresente4@gmail.com

Marco Polo surcó el orbe por ella; sus substanciosos granos –blancos, rosados o negros- provienen de un árbol trepador, originario de la India, que suele crecer en zonas tropicales. Su uso en el arte culinario es vastísimo: trátese de estofados o guisos, carnes grasas o magras, platos poco o muy especiados, la pimienta es una suerte de panacea que aviva el sabor de la vianda más insípida. Sus virtudes medicinales no son pocas: tiene poder vasoconstrictor que alivia várices, dolencias de matriz, útero, vejiga y problemas hepáticos. Antioxidante y anticancerígeno, es fama que es un activo quemador de grasas corporales.

EL FRAGANTE INCIENSO DEL ROMERO

El fragante incienso del romero

Carmelo Urso

https://carmelourso.wordpress.com/

Verdeante planta arbustiva con aroma a incienso, su fragancia recuerda a cálidos fogones y platos suculentos. Condimento ideal es para platos fuertes y grasos –especialmente carnes y aves asadas; su grato perfume desodoriza cualquier ambiente; la farmacopea naturista exalta sus propiedades digestivas. También es antiséptico y estimulante. No falta quien diga que su uso cotidiano garantiza cabelleras largas y durables –inmunes al encanecimiento.

JENGIBRE, EXÓTICO SABORIZADOR

Jengibre, exótico saborizador

Carmelo Urso

https://carmelourso.wordpress.com

Su nombre –derivado de un antiguo vocablo indoeuropeo- significa cuerno. En la intimidad de la tierra, su tubérculo adquiere un sabor intensísimo, dulcemente picante; en pequeñas cantidades es capaz de saborizar grandes platos. Caramelos y galletas no se sustraen a su exótico sabor. Su poder sanativo alivia digestiones difíciles, sosiega cólicos, descongestiona pulmones, minimiza quistes ováricos, deshace piedras biliares y renales. Chinos e hindúes vindican sus virtudes afrodisíacas.

ORÉGANO, ESPECIA ANCESTRAL

Orégano, especia ancestral

Carmelo Urso

https://carmelourso.wordpress.com/

Especia ancestral, sus mínimas hojas rinden máximo sabor a las comidas. Pizzas, carnes, salsas y focaccias no serían lo mismo sin su sustantivo aporte. Sanativas propiedades lo distinguen: antioxidante, antimicrobiano, antitumoral, antiséptico, además de tónico y digestivo. En la medicina tradicional, la infusión de orégano trata la tos y atenúa otros síntomas respiratorios. Los antiguos romanos aseveraban –de manera tajante- que el primer orégano había sido plantado por Venus –deidad del amor.