OM

OM

Gerardo Díaz Díaz Infante

Que se oiga mi canto, tan fuerte,
como el latir de tu corazón… Om. Om. Om.

Que se vea mi alegría, tan grande,
como la sonrisa más bella del amor… Om. Om. Om.

Que se unan todos conmigo,
en coro y un sonido, y
con toda el alma.
Alabar a Dios… Om. Om. Om.

DIANA CRISTINA COPPOLA: “LA LEY DEL PERDÓN ES, SIN DUDA, HACER LA PAZ”.

LA LEY DEL PERDÓN ES, SIN DUDA, HACER LA PAZ

Carmelo Urso: Querida Diana, un placer reconectarme contigo, en especial después de haberte conocido personalmente en la ciudad de Buenos Aires. Amiga, ya hicimos contigo un trabajo previo sobre el reiki ( https://carmelourso.wordpress.com/2010/06/19/diana-cristina-coppola-reiki-es-aceptar-la-luz-la-paz-y-el-amor-como-nuestras-condiciones-basicas/), pero en esta oportunidad queremos hacer un trabajo más específico sobre algo que has dado en denominar el “Reiki para la Paz”.  Cuéntanos, ¿cómo obtuviste las claves y símbolos de este reiki?

Diana Cristina Coppola: Hola querido Urso. El Reiki para la Paz, me fue dado en canalización. Paso a contarte a ti y a tus lectores:

En Septiembre de 2006, concretamente el 1º , decidí ir a pasar unos días en las Cabañas que mi amiga Silvia Wachter tiene en la provincia de Córdoba, en un lugar mágico y maravilloso que se llama “Capilla del Monte”. Córdoba es una provincia situada en el centro de la República Argentina.

Vista de Capilla del Monte, Córdoba, Argentina

Sierras, ríos, arroyos en medio de una generosa y magnífica vegetación. En ella, un pequeño pueblo,  “Capilla”, como le decimos quienes nos enamoramos de ella hace muchos años y volvemos a recargarnos y reencontrarnos, es un oasis en el que el Cerro Uritorco (Cerro Macho) es un polo energético de gran atracción para todo el planeta.

Vista del Cerro Uritorco, Córdoba, Argentina

Muchas cosas suceden en Capilla: avistajes de naves, certeza de que allí existe una puerta dimensional para la ciudad intraterrena de Erks, grupos de encuentro, de meditadores, de canalizadores y chamanes. En fin, una fiesta para quienes creemos en algo más alla de nuestra mente y un Paraíso de paz, colores y naturaleza para quienes buscan descansar y conectarse con la Madre Tierra.

Allí, entonces, muchas veces en  mi vida, voy a buscarme cuando me despisto de mí,  cuando el stress de Buenos Aires me agobia, cuando quiero estar con amigas y amigos de Luz.

Así, llegué ese año de 2006 a pasar unos días en casa de mi amiga.

Su lugar, Ciudad Dorada, cuenta con cuatro cabañas y una casa central, donde vive Silvia y yo me alojo cada vez que voy.

Todo este detalle tiene un propósito para lo que te contaré luego, y forma parte del libro que estoy escribiendo al respecto y del cual este es el primer avance que muestro.

Cuando llegué, mi amiga me pidió que entrara por la puerta de servicio ya que la principal, de dos hojas, hacía una semana que estaba trabada y recién aldía siguiente iría a buscar al cerrajero para poder abrirla.

Eso hice, y como ya era casi noche, luego de cenar y deleitarnos con las estrellas, que no sé por qué, pero en Córdoba parece que están ahí nomás, al alcance de tus dedos, nos fuimos a dormir.

Mi amiga me dijo que  se iba levantar temprano para ir al pueblo a buscar al cerrajero, y yo me fui a mi habitación saboreando la posibilidad de “dormir hasta tener hambre y comer hasta tener sueño”, como mi hermano decía siempre que era el verdadero  descanso.

 

Sin embargo, era otro el proyecto el que la Luz tenía para mí.

En la mañana, serían casi las diez, en un entresueño que me hizo sentar de golpe en la cama, percibí una enorme luz dorada. Me dije amímisma: “estoy soñando, ¡qué bello!”. En el centro de esta luz, apareció ante mis ojos (aún hoy no sé si estaba soñando o con los ojos abiertos; ¡qué importa! ¿No?) apareció una Virgen muy joven, que llevaba poncho y alpargatas (zapatillas típicas de Argentina, de yute y lona), tez morena, pelo negro y lacio como nuestras indias originarias (recuerdo que pensé: ¡qué raro! ¡Los indios de aquí eran rubios!). Su voz resonó en mi corazón con fuerza de verdad diciendo:

“Yo soy la Virgen de los Doce Rayos, Yo soy la Transformación en Paz”.

Y siguió:

-“En veintiún días recibirás un símbolo con el que activarás los Doce chakras originales de la humanidad (hasta ese momento yo sólo conocía siete chakras) y Conciencia de Paz en todos los que a ti se acerquen.

Se te entregará la Iniciación correspondiente.

Esa será tu tarea y tu misión.

Te amamos.”

Su luz se esparció por toda la habitación. Cuando abrí los ojos, o volví en mí, o me desperté… francamente no lo sé, estaba acompañada del perro y el gato de mi amiga, sentados a mi costado y yo de pie al lado de la cama.

Imaginarás mi estado, saqué mi lapicera y busqué cualquier cosa que me sirviera para dibujarla, para anotar, para no olvidarme.

Me calcé un pantalón y bajé por la escalera acompañada de mis “aliados” gato y perro.

Cuando estaba bajando la escalera, con una lapicera y un cartón que había encontrado, miré la puerta cerrada y supuestamente trabada desde hacía una semana… y dije en voz alta y como jugando (estaba sola, mi amiga había ido a buscar al cerrajero)

-“Si la Virgen hace tantos milagros…¿no va a poder abrir una puerta?”

Me acerqué a la puerta de doble hoja y tomé sus picaportes y… ¡¡se abrió!!”

Caí de rodillas, llorando y riendo, abrazando al perro y al gato, en un estado que no puedo describir con palabras. Sólo podía decir “Gracias, gracias, gracias!”

En ese momento llegó Silvia con el cerrajero, que por supuesto, no entendía nada (igual que yo), ya que la puerta estaba abierta de par en par.

Mi amiga lo despidió con algún chiste y pidiendo disculpas.

Vista de la puerta de entrada de la cabaña de Silvia Wachter

Cuando le conté nos abrazamos y yo dediqué la mañana, (o lo que quedaba de ella, a dibujar y escribir para no olvidarme de nada.)

Te diré que, a pesar de haber editado un libro de canalizaciones, de los cientos de experiencias que he tenido al respecto, nunca, me había pasado algo así, y tuve pensamientos de :”¿Estaré loca? ¿Habré soñado? ¿Será verdad?”

Sin duda todo lo que pasó luego confirmó la autenticidad de lo recibido ese día: 1 de Setiembre de 2006.

El día 22, (veintiún días después) estaba en mi gabinete en la Ciudad de Azul, esperando entre consulta y consulta, me acerqué a la ventana y me senté a tomar unos mates mirando el cielo.

Vista de Azul, provincia de Buenos Aires, Argentina

En la calle de enfrente, una antena de telefonía, de esas antiguas hechas de hierro cruzados entre sí, llamó (no sé por qué) mi atención.

De pronto, sobre el cielo azul de Azul, se marcó un dibujo, una especie de rombo que resaltaba desde la antena como si estuviera hecho de tubos luminosos.

Enseguida “supe” que ése era el símbolo, no recordaba en absoluto la fecha, ni tuve en ese momento ningún pensamiento que no fuera dibujar y esperar.

Así, en canalización, me llegó el símbolo, la forma de iniciar o “sintonizar” a quienes quisieran recibir esta forma de REiki en su corazón.

Y digo “forma de REiki” porque en la iniciación, se incluyen dos símbolos originales de REiki más el símbolo de Reiki para la Paz.

También se me indicó cómo activar los doce chakras, se me informó por qué doce y no sólo siete y se me indicó realizar la primera Iniciación el 1 de Diciembre en las Cuevas de Ongamira, un hermoso lugar de Capilla del Monte, Córdoba.

Cuevas de Ongamira, Córdoba, Argentina

No puedo llegar a transmitir la emoción sentida en esos momentos, tan intensa como en Córdoba.

Allí me di cuenta de que habían pasado justo veintiún días.

Que la Luz iluminó la habitación era la misma que se manifestó allí y que la “voz” dulce y amorosa de la Virgen de los doce Rayos, era mi guía.

Te adjunto la foto del cuadro que una de mis discípulas, pintora en tela, hizo para todos nosotros.

Virgen de los Doce Rayos, percibida por Diana Cristina Coppola; pintada por Nélida Victoria Gassibe

Nélida Victoria Gassibe, pintora,  me hizo el honor de representar  a la preciosa mujer de mi visión. Ese cuadro lidera hoy mi salita de Reiki e ilumina el Altar a sus pies y se entrega en forma de lámina a todo aquél que cursa Reiki para la Paz

Me hace muy feliz enviártelo para que lo compartas con tus lectores. Ella dijo que le pintaba varios cielos, porque la Virgencita iba a ser muy viajera y recorrería muchos lugares para llevar la Paz. Tal vez este, su primer viaje internacional, sirva para acercar su mensaje a muchos en momentos tan duros y apasionantes a la vez,  como los que estamos transitando como Humanidad en tránsito a esta nueva Conciencia de Luz.

A riesgo de que este cuento se haga muy largo, debo agregar, que el 1 de Diciembre de 2006, siete mujeres recibieron la primera Iniciación tal como se había previsto y, partir de allí, se han hecho varias Iniciaciones en diferentes lugares de mi país.

También es importante agregar, que al volver de la primera experiencia, fue Ana Inés Avruj,(esposa de Julio, a quienes conociste en el Consejo de Paz) quien me alentó a crear el seminario con algunas de las enseñanzas que recibí de ella en su curso “Transformándonos en Paz” y con su generosidad habitual, calmó mis dudas y temores, y avaló esta nueva empresa de Paz.

Ana Inés de Avruj
Muchas experiencias se han sumado en estos años, y sin duda, esta iniciación, interactiva y diferente de las de Reiki tradicional, marca, según los iniciados, un antes y un después en sus vidas en relación con el compromiso absoluto con “elegir la Paz” en todas las áreas de su vida cotidiana.

Estoy abierta a recibir y responder todas las preguntas que surjan de la lectura de este texto, y agradecida de que me permitas explayarme tanto.

 

Carmelo Urso: En los próximos días, estarás dictando un Seminario de Reiki para la Paz. ¿En qué consiste dicha actividad y cuánto dura? ¿Dónde la vas a desarrollar? ¿Será una actividad periódica que repitas a lo largo del año?

Diana Cristina Coppola
Diana Cristina Coppola:Sí. La actividad se ha hecho algunas veces en forma de Retiros o convivencias de dos días y , si esto no es posible, en dos encuentros de entre 4 y 6 horas de acuerdo al número de participantes.

En mi opinión la primera opción es la mejor.

Esta propuesta en Azul, es para realizarse en 3 días /dos noches, con alojamiento incluído en cabañas y un espacio maravilloso en medio de la naturaleza que nos va a permitir transcurrir sin apuro y con actividades como:

Pintamos Mandalas y recorremos un laberinto manual. Realizamos ejercicios de autoconocimiento y autosanación.Meditamos y transitamos el taller del Perdón, ya que el perdón es el pasaporte a la Paz, instalar en nuestro corazón que la LEY DEL PERDON es, sin duda, hacer la Paz .

 

Para que te des una idea, están incluídas todas las comidas, desayunos y traslados desde las cabañas al lugar central (muy cercano) y la actividad será grupal y  también con momentos individuales para trabajar la “solitariedad”

Cuencos, ejercicios con técnicas de Programación Neurolingüística,  y por supuesto la Iniciación o Sintonía.

El Sábado a la noche, guitarrearemos y cantaremos juntos, y por supuesto danzaremos en la alegría de tambores y percusión, para que la Tierra, nuestra Amada Pacha Mama, reciba nuestra energía de compromiso con  su Sanación.

 

Carmelo Urso: Para los que no conozcan la ciudad de Azul, ubicada en la provincia de Buenos Aires, cuéntales, ¿qué aire tiene? ¿Es grande o chica? ¿Qué pueden encontrar allí? ¿Por qué te gusta para realizar actividades de corte espiritual?

Diana Cristina Coppola: Azul, como su nombre lo indica, es un lugar cuyo cielo (no sé por qué) es el más azul que vi en mi vida. Su clima es estable. Está exactamente en el centro de la Provincia de Buenos Aires, lugar puramente agricola-ganadero, buena miel, buena carne, buen espíritu, una movida cultural y artística importante.

Sede, junto a Tandil y Olavarría (dos ciudades vecinas) de la Universidad del Centro de nuestro país.

Además fue declarada CIUDAD CERVANTINA, ya que allí está una de las colecciones más importantes de ejemplares del Quijote de Cervantes, en fin, en su página podrás encontrar mejores explicaciones al respecto.

www.turismoenazul.com.ar

Qué siento yo en Azul? Mi segundo hogar. Amigos y discípulos, alegría y solidaridad, y siempre una recepción cálida y amorosa.

Azul, ciudad cervantina

Hace ya cinco años que voy, todos los meses, una semana. Este año serán once las maestras de Reiki iniciadas y ya promocionaron tres grupos de Formación de Reikiterapeutas.

Allí presenté mi libro Qué es Reiki, y participo todos los meses de un programa de Radio (Radio Universal) donde Mirta de La Torre, periodista y locutora, me reportea cada mes y compartimos un espacio abierto a las consultas de la comunidad.

Carmelo Urso: Sabemos que estás trabajando estrechamente con el Consejo de Paz de la República Argentina. Allí, entre otras actividades, le has prestado especial atención al programa “Léxico para la Paz”. ¿Podrías compartir con los lectores y lectoras de qué va esa iniciativa? Si alguien está interesado en colaborar, ¿qué tiene que hacer?

Sí, justamente el 28 de este mes es el Primer Plenario de este año.

Diana Cristina Coppola: Como mi tarea está enfocada, no solo en Reiki, sino en Programación Neurolingüística, que se centra en cómo nos comunicamos, con los otros y con nosotros, el tema de transformar y modificar nuestro lenguaje, profundamente guerrero en un lenguaje creador, basado en palabras que transmitan paz en lugar de  violencia, es una tarea que me apasiona. Este es sólo uno de los  varios proyectos que cualquiera puede leer en la página del Consejo: www.consejodepaz.org.ar

Allí también verán que aquél que quiera colaborar, será bien recibido y solo basta con que comunique su voluntad a la Organización y le será reenviado la solicitud para pertenecer al Consejo una vez conocidas las condiciones y el compromiso con la tarea que tenemos desde aquí.

Carmelo Urso: Un mensaje final para nuestros lectores y lectoras

Diana Cristina Coppola: Creo que somos testigos y protagonistas de un momento único y absolutamente apasionante. Como  dice Kiesha (the little grand mother), somos todos Almas muy Valientes, que hemos decidido estar en este momento en esta nuestra Escuela de Evolución, comprometidos a acompañar este proceso .

No hay tarea pequeña, lo que hagamos desde la LUZ, en grandes campañas o en pequeños actos es absolutamente necesario e imprescindible para que la Ascensión sea posible.

Tratarnos entre nosotros, sin distinción de colores, creencias o ideologías, con el pensamiento puesto en la impecabilidad, el buen trato y la palabra que crea, Nuestra absoluta y TOTAL CONFIANZA en la tarea de la Luz, y en que la UNICA RAZA ES LA HUMANIDAD, harán posible que este sueño compartido, que este proyecto creado en la Esperanza y la Bondad, se realice para toda la Tierra.

Sé que suena a utopía, pero, tal vez habría que tener claro que el mundo en el que vivimos HA SIDO CREADO POR NOSOTROS TODOS, POR NUESTRA MENTE Y NUESTRO LENGUAJE:”no hay mejor defensa que un buen ataque”, “piensa mal y acertarás”, “parirás con dolor”, “quien bien te quiere te hará llorar “ y miles de otros refranes, creencias, pensamientos “inoculados” en nosotros desde la cultura y las diferentes religiones sin excepción.

Si hemos hecho esto, y, a pesar de todo, todavía crecen las flores, las abejas liban, los niños juegan, los artistas crean, las gargantas cantan, las manos sanan… Qué no podremos hacer, si elegimos la paz, la PAZpara nuestras vidas?

 

EnAmoryReiki

Diana C.Coppola

CEREMONIA DEL AGUA PARA JAPÓN

Oremos por el agua y la situación en Japón

Masaru Emoto

Tokyo, Japón, a 27 de Marzo de 2011

A todas las personas del mundo:

¡Por favor manden sus oraciones de Amor y Gratitud al agua de la Planta Nuclear de Fukushima, Japón!

Tras sufrir el gran terremoto de magnitud 9 y los devastadores efectos del Tsunami, más de 10,000 personas continúan aún desparecidas, 16 días después del desastre. Y lo que empeora la situación es que el agua de los reactores de la Planta Nuclear de Fukushima empezó a fugarse, contaminando el océano, la atmósfera y las moléculas que se encuentran en zonas aledañas.

La tecnología humana no ha sido capaz de resolver el problema. Hasta ahora, se ha intentado enfriar los materiales radiactivos que existen dentro de los reactores vertiendo agua con mangueras.

Y aparte de eso, ¿no podemos hacer más?

Yo digo que sí. Después de 20 años investigando las tecnologías para medir Hado y fotografiar los cristales de agua, he sido testigo -incontables veces- de cómo el agua se transforma positivamente cuando recibe la vibración pura de oraciones de seres humanos, sinimportar cuán lejos estén esas personas.

El verdadero significado de la fórmula de Energía de Albert Einstein, E=MC2 es: Energía = el número de personas multiplicada por cuadrado de sus consciencias.

Llegó el momento de practicarlo. Unamos nuestras consciencias y llevemos a cabo una ceremonia de oración bendiciendo al agua como ciudadana de la Tierra. Les pido a todos ustedes, no solamente en Japón, sino en todo el mundo, que por favor nos ayuden a superar esta crisis de nuestro planeta Tierra.

Nombre de la ceremonia:

“Vamos a enviar nuestros pensamientos de Amor y Gratitud a todo el agua que existe en la Plantas Nuclear de Fukushima”.

Fecha y hora:

Jueves, 31 de Marzo de 2011, a las 12:00 del día en la hora local.

Vamos a pronunciar la siguiente frase:

“El agua de la Planta Nuclear Fukushima, lo sentimos mucho por haberte causado este sufrimiento. Por favor perdónanos. Te damos gracias, y te amamos.”

Pueden decirla en voz alta o en silencio. Repitan 3 veces juntando las palmas de sus manos ofreciendo su sincera oración.

Les agradezco de mi corazón.

Con amor y gratitud

Masaru Emoto

Mensajero del Agua

COSECHA POÉTICA: TEXTOS DESTACADOS DE LAS SEMANAS I Y II DEL TALLER “GRANDES HISTORIAS EN POCAS PALABRAS”, DICTADO POR CARMELO URSO

Alumnos del taller dictado por Carmelo Urso en PDVSA La Estancia

Carmelo Urso

https://carmelourso.wordpress.com

Desde hace dos semanas, dicto en la sede de PDVSA La Estancia ubicada en la ciudad de Caracas, el Taller “Grandes Historias en Pocas Palabras”, en horario de 5:30PM a 7:00PM cada día martes. Poco más de una veintena de personas lo está frecuentando.

El taller se estructura de la siguiente manera: durante unos 30 o 40 minutos efectúo una exposición sobre un género literario determinado; en las dos primeras clases, hablé sobre el haiku -manifestación poética de carácter breve surgida en el Japón del siglo VI; luego, abro un compás de preguntas y respuestas; seguidamente, los alumnos y alumnas disponen de 30 minutos para redactar algunas composiciones; cerramos la actividad con un recital poético protagonizado por los propios participantes.

Si vives en Caracas, estaré recibiendo alumnos nuevos hasta la cuarta semana; el taller dura doce. La cita es en la sede de PDVSA La Estancia, ubicada a escasos metros de la estación del Metro de Altamira, en plena avenida Francisco de Miranda, urbanización La Floresta.

A continuación, una muestra de la cosecha poética de los alumnos y alumnas del taller en sus primeras dos semanas.

Tus ojos...

Nayelin López

http://solo50.wordpress.com/category/nayelin-lopez/

Inocencia.
Tus ojos la avivan
Tus acciones la matan.

Equinoccio primaveral

Zobeida Ortega

http://solo50.wordpress.com/category/zobeida-ortega

Equinoccio primaveral,
¿qué me has de obsequiar?
Calor, color intensos.

Tepuy, centinela del tiempo

Gabriela Surga

http://solo50.wordpress.com/category/gabriela-surga/

Tepuy inmenso.
Centinela del tiempo,
Secreto de Pangea.

Atávico ritual de dos

Jaime Galvis

http://solo50.wordpress.com/category/jaime-galvis/

Cuerpos desnudos,
Danzando entre sabanas
Ritual de dos.

Mejor el rocío

Zobeida Ortega

http://solo50.wordpress.com/category/zobeida-ortega

¿Por qué lluvia?
Mejor el rocío,
Igual moja.

Oxígeno de Amor

Vanessa Lara

http://solo50.wordpress.com/category/vanessa-lara/

Hojitas verdes.
Oxígeno de Amor.
Vida conceden.

Arco iris

Reinaldo Guerrero


http://solo50.wordpress.com/category/reinaldo-guerrero/

El arcoiris:
Tanta belleza junta,
Tan efímera…

El estuche es desechable

Rodrigo Risquez
twitter@tom0383 FOLLOWME!!!

Belleza tuve
Joven una vez fui
Ya no tanto

Kaonashi

http://www.absolutgaby.blogspot.com/

Babosas casas,
naturalmente llevan
los caracoles.


Kaonashi

http://www.absolutgaby.blogspot.com/

Ruidosa calma,
el suave ronronear
de los mininos.

Kaonashi

http://www.absolutgaby.blogspot.com/

El profundo mar,
de secretos piscianos
eterno guardián.


Kaonashi

http://www.absolutgaby.blogspot.com/

Canto del gallo.
Oportuno aviso
del amanecer.

 

Haiku, Poesía...

Jaime Galvis

La poesia,
Una forma de ser
Mi propio yo.
Haiku...

Carlos Rodríguez E.

http://solo50.wordpress.com/category/carlos-rodriguez-e/

Haiku corto.
Difícil fue hoy,
Mañana no sé…

Nunca sabes cuando vendrá

Rodrigo Risquez
Twitter@tom0383 SÍGUEME!!

No lo vi venir
El arrebatón
Adiós Blackberry

HAIKU: EL SERENO ÉXTASIS DE LA COMPRENSIÓN VERDADERA

Mapa geografico del Japón, patria del haiku

Carmelo Urso

<a href="https://carmelourso.wordpress.com/https://carmelourso.wordpress.com

La deliberada brevedad del haiku tiene un propósito supremo: propiciar en el escriba y el lector un momento de comprensión profunda. Los japoneses lo denominan satori; la terapia gestalt lo llama awareness –un profundo “darse cuenta”, en el que experimentamos todo el poder del tiempo presente a través de nuestras percepciones y sentimientos; los místicos de diversas tradiciones espirituales le dan el nombre de despertar; antiguos teólogos cristianos lo llamaban epifanía; otros más contemporáneos, revelación.

En los comics, este instante iluminador suele representarse con una bombilla eléctrica que se enciende en el globo de diálogo de un personaje. Algún célebre psicólogo lo designó como el momento del ¡ah!, interjección que proferimos cuando –finalmente- asimilamos algo que nos tomó trabajo entender. En todo caso, más allá de apelativos pretéritos o actuales, el buen haiku tiene en nosotros ese efecto: causarnos asombro y revelarnos verdades eternas a partir de situaciones sencillas; mostrar aspectos cómicos y banales de realidades en apariencia solemnes; correr el velo de lo prosaico para mostrarnos insospechados mundos de maravillas.  

Cuando analizamos por primera vez la estructura de un haiku, hay algo que suele sorprendernos: esa ruptura sintáctica que, una y otra vez, impide que el poema se convierta en una frase corrida. Tomemos el siguiente ejemplo:

De no estar tú, demasiado enorme sería el bosque

De no estar tú,
demasiado enorme
sería el bosque.

Kobayashi Issa

El japonés Kobayashi Issa (15 de junio de 1763 – 5 de enero de 1827) es uno de los autores clásicos de este género poético. La precedente es una de sus piezas más famosas.

Kobayashi Issa

Detengámonos en el primer verso. De no estar tú es una suerte de pregunta; la coma que le sigue es una especie de trampolín en el que el escritor se detiene; cuando nos subimos a un trampolín, lo pensamos un tantito antes de seguir adelante; de pronto, decidimos saltar: ese breve lapso que permanecemos en el aire equivale al momento de comprensión profunda; el chapuzón es nuestro merecido satori.

En este caso, la revelación de Issa es que de no estar tú, mi soledad sería abrumadora, mi vida estaría incompleta –el bosque, nutrida metáfora del mundo, sería literalmente intolerable. Supongo que sólo una persona muy enamorada puede escribir algo así. No en balde, el enamoradizo Issa se casó varias veces, la última a los 62 años.

Examinemos ahora otra famosa pieza:

Salta la rana en el agua

 
Un viejo estanque.
Salta una rana:
Ruido del agua 

                      Matsuo Basho

En esta traducción al español, el poema no tiene una sino dos pausas sintácticas (el punto que sigue al primer verso; los dos puntos que subsiguen al segundo). El viejo estanque representa esa realidad trascendente, eterna, que está más allá del tiempo; en él, la masa de líquido reposa intacta, quietísima –como ese mar del Génesis en el que el espíritu de Dios está a punto de liberar la todopoderosa creatividad de Su Luz.

De pronto, el ruido del agua nos despierta, haciéndonos prestar atención al mundo concreto y contingente que nos rodea, ese mundo donde transcurren nuestras existencias, donde solemos trabajar, sufrir y amar.

La rana que salta, al igual que nosotros, lidia con lo cotidiano (¿saltó en pos de un insecto para saciar su hambre?; ¿buscaba refrescarse en el agua?; ¿calmó, simplemente, su sed?) y en sus aventuras mundanas pasa de lo ordinario a lo trascendental; de lo común y corriente… ¡a lo extraordinario!

Aquí el satori es muy concreto: ¿nunca les ha pasado de estar profundamente  concentrados, ensimismados y, de repente, algún sonido (como, por ejemplo, el urgente y exasperado llamado del cónyuge) nos saca de ese impenetrable mundo interior en el que divagábamos? Bueno, así funciona el ruido del agua (¡splash!) de este poema: nos revela que vivimos entre ambas dimensiones –la interior y la exterior; la cósmica y la terrenal- y que es de sabios y sabias equilibrarlas.

Según el autor Luis Corrales Vasco,  “Matsuo Basho (1644-1694) está considerado aún hoy el mayor poeta en la historia de Japón.  No deja de ser paradójico el hecho de que nunca pretendiera hacer literatura ni ser considerado alguien importante. Basho tiene, sin embargo, el mérito histórico de haber elevado el haikai al rango de arte” (http://www.elrincondelhaiku.org/int13.php)

Amigo, amiga: tú que emprendes la escritura de un haiku, presta atención a lo que sigue: tras redactar tu primer o segundo verso, detente un momento, sumérgete en el silencio de la letra y aguarda con calma la súbita revelación que sobrevendrá; después de trazar una coma o marcar un punto, arcanas ventanas de un universo paralelo se te abrirán, dejándote contemplar seres y cosas que sólo allí nacen, viven, mueren y medran.

Bandera de Japón

PABLO KARP: “LA DANZA CIRCULAR ES FUNDAMENTALMENTE MEDITACIÓN EN MOVIMIENTO”.

Pablo Karp dictando danzas circulares en Buenos Aires

Carmelo Urso: Estimado Pablo, un gran placer retomar el contacto contigo, después que nos conociéramos en la bella Baires en octubre del año pasado. Amigo, sabemos que antes dedicarte al arte de la danza como expresión espiritual ejerciste durante un buen tiempo como arquitecto. Me gustaría que le comentaras a los lectores y lectoras de nuestro blog, ¿en qué momento de tu vida descubriste ese lado místico de la danza que te ha llevado a dedicarte a ella en cuerpo y alma?

Pablo Karp: Durante 15 años me dedique simultáneamente a transmitir las danzas y a ejercer como arquitecto. La danza siempre fue importante para mí, como lo ha sido el movimiento en general. Conocí las Danzas Circulares del Mundo hace 20 años y desde ese momento sentí que eran algo insustituible en mi vida. A mi necesidad kinestésica, se une la disposición hacia lo grupal y un camino de desarrollo espiritual. Estas danzas unen estos tres aspectos. Luego de tantos años de compartir ambas actividades, tomé la decisión de dedicarme a ellas en forma exclusiva y desarrollar todo el potencial que tienen.


Carmelo Urso: En tu caso concreto, te dedicas a “las danzas circulares del mundo”. De hecho, tu blog se llama http://danzascircularesdelmundo.blogspot.com ¿De dónde es originario ese concepto? ¿Tiene algún significado especial el hecho de que esas danzas sean “circulares”? ¿Y de qué partes del mundo son las danzas con las cuales trabajas?

Pablo Karp: Las danzas que hacemos se realizan generalmente en círculo, casi siempre tomados de las manos. También pueden ser bailadas creando una línea, haciendo espirales o un círculo abierto, pero siempre se recupera la forma de círculo cerrado para concentrar y atesorar la energía generada durante la danza. El círculo es una forma ancestral, los seres humanos se han reunido a danzar, cantar, conversar, invocar, celebrar, despedir, dar bienvenidas, manifestar emociones, pedidos y agradecimientos en círculo. Todos llevamos esta matriz incorporada, aunque en nuestra vida cotidiana no la tengamos tan presente. Al participar de las Danzas Circulares del Mundo podemos movernos al ritmo de las músicas desde nuestro simple placer por bailar, o además intentar experimentar esa comunión con la humanidad, que trazó en el suelo las mismas formas arquetípicas, símbolos del camino de la vida. En la energía del círculo, nos encontramos con nosotros mismos, con los otros y con la certeza de que somos Uno con toda la humanidad, sabiendo que en muchos otros lugares se está danzando de la misma manera, y que somos parte de un gran círculo que envuelve a la tierra toda. En el círculo todos somos iguales, y el centro simboliza la energía que viene del centro mismo de cada uno y podemos llegar a estados de profunda conexión con nuestra esencia individual y colectiva.

En la energía del círculo, nos encontramos con nosotros mismos, con los otros y con la certeza de que somos Uno

Son provenientes de distintos pueblos y culturas, bailamos danzas de toda Europa, de América, de África , algunas de Asia , y también coreografías de contemporáneos que se inspiran en distintas fuentes y generan una danza grupal.

Las prácticas de ” Danzas Circulares del Mundo” las inició Bernhard Wosien (1908-1986) quien fue bailarín, coreógrafo, maestro de danza y artista plástico. Nació en Passenhien, al Este de Prusia, Alemania. Estudió Teología, Danza, Historia del Arte y Pintura en la Universidad de Bresalau y en la Academia de Arte de Berlín. Fue maestro de Ballet y primer bailarín de algunas producciones de danzas clásicas de Alemania.
Desde los ´60 Wosien estuvo intentando restituir los primeros movimientos simbólicos de las danzas, empezando a recopilar Danzas Folklóricas y Étnicas de algunos países del hemisferio norte. Iniciaba una nueva etapa de su trabajo: “La Danza Sagrada” o “Meditación Danzando”.

Bernhard Wosien

En 1976 Bernhard Wosien fue invitado a presentar las Danzas Sagradas en la Fundación Findhorn de Escocia y a partir de entonces su trabajo se conoció en varios países. Muchos se hicieron eco de su llamado interior y la tarea de la paz a través del círculo en danza se abrió camino y formó su cuerpo.

Sede de la Fundación Findhorn, Escocia

En Argentina las conocimos con el nombre de Danzas Sagradas Circulares y con el tiempo aquí las empezamos a llamar Danzas Circulares del Mundo, para ser más claros y abarcadores.

Carmelo Urso: En mi país, Venezuela, la gente baila mucho y muy bien (aunque yo soy una notable excepción). En nuestra cotidianidad tropical, el baile suele practicarse en parejas, con una enfática connotación de rumba y cortejo. Las danzas que tú impartes, ¿tienen carácter individual, de pareja, o grupal? ¿Por qué?

Pablo Karp: Las danzas que hacemos son grupales, algunas son tradicionales y otras contemporáneas, hay alegres, vivaces y otras que nos llevan a la serenidad. Bailamos danzas para niños, hombres, mujeres, parejas, siempre en forma grupal, este es el aspecto más importante de las Danzas Circulares del Mundo. Es una actividad integradora para toda edad con danzas sencillas. Lo bello de las Danzas Circulares Del Mundo es que la experiencia de cada participante puede ser diferente y es bienvenida con sus características únicas. La danza circular es social, no tiene jerarquías. Una vez que el maestro enseña la danza y se disuelve dentro del círculo, este se lidera a sí mismo. Simplemente tomándonos de las manos creamos un espacio práctico para la sociedad humana en el cual aceptamos las diferencias de cada uno.

Por supuesto, cuando la gente comparte el movimiento, sus ondas cerebrales también tienden a sincronizarse. Esto da un sentido de unidad con los compañeros, que es un antídoto esencial contra el aislamiento que mucha gente siente en la sociedad moderna La danza como casi todas las actividades humanas ha nacido en forma grupal. Durante milenios fue así, luego se comenzó a bailar en parejas, como dices, con una enfática connotación de cortejo y en los últimos tiempos nació el baile individual. Hoy está bien practicar estos tres tipos de danza, para tener una vivencia enriquecedora.

Cuando la gente comparte el movimiento, sus ondas cerebrales se sincronizan

Carmelo Urso: En muchas tradiciones espirituales, la danza tiene un papel preponderante. En tu rol de practicante y facilitador de talleres, ¿equipararías la experiencia de la danza a la de otras técnicas místicas como la plegaria o la meditación?

Pablo Karp:En el nacimiento de la humanidad lo que hoy llamamos danza, canto, plegaria o meditación no estaban separadas, eran un todo. Aún en algunas culturas se conserva un solo nombre para definir esta unidad. Los seres humanos hoy llevamos una vida fragmentada, donde todo está compartimentado, cada aspecto está separado de los otros como si fuera algo en sí mismo. Cuando entramos en la profundidad de la danza, del canto, la plegaria o la meditación podemos tener esta experiencia de unidad y estas dejan de ser “técnicas” separadas, simplemente podemos entrar a la unidad por distintas puertas.

En el albor de la humanidad, danza, canto, plegaria y meditación no estaban separadas: eran un todo

Carmelo Urso:¿Tiene la danza virtudes terapéuticas? En lo personal, ¿Has sanado –o has facilitado la sanación- de dolencias físicas o emocionales gracias al poder de la danza?

Pablo Karp: Quienes nos dedicamos a las danzas no nos proponemos ser terapeutas o sanadores, esto se da naturalmente porque son una actividad de integradora personal y grupalmente y por ello tiene en sí mismas valor terapéutico.

Algunos efectos de la danza son:

* Relajación física necesaria para el mejor funcionamiento del cuerpo,

*Permiten coordinar mente, cuerpo y espíritu, estando atentos en el aquí y el ahora.

*Armonía, mediante la música y la belleza de sus pasos.

*Son una sana forma salir de la rutina, liberar tensiones, preocupaciones y problemas.

En particular la danza grupal:

*Nos ayuda a bajar el nivel de agresividad en el diario vivir, gracias a la apertura emotiva que se genera al compartir esta actividad de carácter re-creativa.

*Al ser esencialmente grupal y no competitiva, proporciona la oportunidad de trascender las diferencias sociales y culturales en un lenguaje de amor y aceptación. Cuando la gente comparte el movimiento, sus ondas cerebrales también tienden a sincronizarse.

La danza en grupo atenúa nuestros niveles de agresividad

Carmelo Urso: En la actualidad, desempeñas un papel activo en el Consejo de Paz de la República Argentina. ¿Cómo y cuándo decidiste colaborar para esa organización? ¿De qué manera las danzas pueden servir como vehículo para la construcción de una cultura de la Paz en el mundo?

Pablo Karp: Hace 5 años dos compañeras de las danzas circulares me propusieron pertenecer al Consejo de Paz, me tomé un tiempo antes de decidir y luego me incorporé. Desde ese momento sentí que era natural mi participación con gente y objetivos afines a los míos.

Las Danzas Circulares son un instrumento poderoso en el trabajo grupal para todas las edades e intereses, porque ofrecen un momento compartido donde la música y el movimiento tranquilizan y estimulan el corazón y el espíritu. La danza circular es fundamentalmente meditación en movimiento. Meditar es estar con uno mismo. Muchos son los caminos que nos llevan hacia nuestro propio interior y a la vez que nos conectan con lo Infinito. Meditar es estar conscientes, alertas, sin que exista un método único para lograrlo.

Las danzas nos brindan la posibilidad de compartir, comunicarnos, disfrutar y trascender cualquier tipo de diferencias. Rescatamos esa vivencia grupal, sentirnos parte de algo mayor, la comunidad, el mundo. Nos acercan a una nueva conciencia: “La Conciencia de Unidad”.

La danza circular es meditación en movimiento

Carmelo Urso: Sueles facilitar talleres en diversos puntos de Buenos Aires. ¿En qué consisten tales talleres y dóndes los dictas? ¿Los has impartido fuera de Buenos Aires o de la Argentina?

Pablo Karp: Están compuestos generalmente por danzas de diversas procedencias, ya que éstas son patrimonio de toda la humanidad. Tienen distintos ritmos y generan sensaciones y sentimientos diversos.
Además realizo talleres sobre determinadas culturas (Griega, Rusa, Gitana, Judía, etc.) y sobre distintas temáticas (Danzas para Jugar, Danzas para la Alegría, Danzas para la Serenidad, Danzas de Parejas, Danzas de Hombres y de Mujeres, etc).

Además viajo a distintas ciudades de Argentina y del exterior para dar encuentros, talleres de formación y otras actividades relacionadas a las danzas.

Instituciones, empresas, grupos o particulares, interesados en las Danzas Circulares del Mundo pueden contactarse a:

danzascircularesdelmundo@gmail.com
pablokarp@gmail.com
Tel: + (54 11) 4541 0304

http://danzascircularesdelmundo.blogspot.com

Carmelo Urso: Si se te presenta una persona, como podría ser yo, que tenga dificultades o vergüenza para expresarse con la danza, ¿qué sugerencia le darías? En tus talleres, ¿es importante la destreza técnica o la habilidad del participante?

Pablo Karp: Al ser una actividad esencialmente grupal y no competitiva, proporciona la oportunidad de relacionarse con otros de una forma diferente. El objetivo no está en lograr la perfección, si no en recuperar algo que se ha perdido en estos tiempos de vida en grandes ciudades: ese sentido de comunidad, de pertenencia a un grupo. Los pasos son un medio para compartir y disfrutar, no se trata de aprender una técnica y obtener un resultado.
Cabe destacar que cualquier persona que este posibilitada para caminar puede llevar a cabo la práctica de Danzas Circulares del Mundo, sin importar sus habilidades para danzar, expresarse en público, relacionarse con otros, etc.

Carmelo Urso: Un mensaje final para nuestros lectores y lectoras.

Pablo Karp: Al reproducir una danza antigua griega, armenia, israelí, turca, gitana, americana, o algunas de más reciente creación, intentamos sentir como el otro distinto a nosotros por su idiosincrasia geográfica, racial o cultural, pero idéntico a nosotros en tanto ser humano. Tanto las canciones como las danzas y la música en general –y toda forma de arte- nos permiten estar en contacto vivo con la humanidad toda. La danza comunica, sana, transforma, recrea, llena el alma, compartiendo la eternidad, apenas recortada en un tiempo y un espacio presentes.
Nos gusta apropiarnos (en el buen sentido) del mundo, conociendo músicas y danzas de muchos países. Creo que esto nos ayuda a conectar con las raíces comunes entre todos los seres humanos, independientemente del punto geográfico en el cual hayamos nacido: podemos llegar a sentirnos ciudadanos del planeta, nuestro país: La Tierra.

Fachada del Centro Cultural Borges, Buenos Aires, uno de los lugares donde Pablo Karp dicta talleres