HO´OPONOPONO

Ho´oponopono

Xavier Moya

Psicoterapeuta Gestalt. Teólogo.
www.milagrosgdl.com.mx tel (33) 3642-9147

Hace un par de años, me encontraba en una librería esotérica aquí en Guadalajara, cuya dueña es amiga mía; me dijo ella: “te voy a regalar un manual original E-book porque sé que te va a interesar: se llama Ho’oponopono”. Le di las gracias y salí con el manual con la idea de leerlo cuando tuviera tiempo.

Cuando me di el tiempo para leerlo por supuesto que me fui directamente a internet a buscar más información. ¡¡¡Fue apasionante encontrar una método de curación psicológica para los demás !!!

Se trataba de un escrito hecho por el Doctor Joe Vitale que escribía que hacía cuatro o cinco años antes él había conocido un terapeuta en Hawai que curó un pabellón entero de pacientes gravemente trastornados mentales sin siquiera ver a ninguno de ellos. El psicólogo estudiaba el expediente del preso (algunos de ellos estaban procesados) y enseguida, miraba hacia su interior con el fin de ver como él había creado la enfermedad en esa persona. A medida que él mejoraba sus pensamientos-emociones, el paciente también mejoraba.

Me interesó profundamente el tema porque como psicoterapeuta pensé lo importante que resultaría poder enseñar un método para sanar a los demás. Yo sé que tú te puedes sanar a ti mismo, pero no conocía la existencia de un método para sanar a los demás; seguía el artículo diciendo: “no tenia sentido, no era lógico, que se pudiera curar a los demás al mismo tiempo que te curas a ti mismo, de modo que descarté la historia” escribía el doctor Joe Vitale.

Seguí leyendo y supe que el terapeuta “había usado un proceso de cura hawaiano denominado Ho’oponopono”.

Este terapeuta hawaiano es el doctor Ihaleaka Hew Len.

El doctor Vitale se comunicó a Hawaii telefónicamente con el doctor Len y le pidió que le explicase de palabra la historia que había escuchado repetir a algunas personas, el doctor Len le explicó que “había trabajado ciertamente en el hospital del estado de Hawai durante cuatro años, en el pabellón donde estaban trastocados mentales criminales, y que el pabellón era peligroso; por regla general los psicólogos renunciaban después de un mes de trabajo allí; la mayor parte del personal del hospital se enfermaba o renunciaba. Las personas que pasaban por aquel pabellón simplemente caminaban con la espalda contra la pared por miedo a ser atacados por los pacientes. No era un lugar bueno para vivir, ni para trabajar ni para visitar.”

El doctor le dijo que nunca vio a los pacientes. Firmó un acuerdo para tener un consultorio en el hospital y revisar sus expedientes médicos. Mientras leía los expedientes médicos él trabajaba sobre si mismo. Mientras él trabajaba sobre si mismo los pacientes empezaron a curarse. “Después de unos pocos meses, los pacientes que estaban atados con correas, recibieron permiso para caminar libremente”, le dijo, “Otros que tenían que estar fuertemente medicados , comenzaron a reducirles sus medicaciones. Y aquellos que nunca hubiesen tenido la posibilidad de ser dados de alta, recibieron el alta”.

Preguntó el Dr. Vitale: “¿Y usted, Dr. Len, que hacía exactamente?” La respuesta fue: “yo simplemente estaba curando aquella parte de mi que los había creado”.

El Dr. Vitale no entendió. Entonces el Dr. Len le dijo que él entendía que la total responsabilidad de nuestra vida implica “todo” lo que está en nuestra vida, por el simple hecho de estar en nuestra vida, y ser, por esta razón, de nuestra responsabilidad. El problema no está en ellos, ¡está en usted!, le explicó el doctor Len.
El Dr. Vitale le preguntó cómo se curaba a sí mismo y, qué era exactamente lo que hacía cuando miraba los expedientes en el hospital psiquiátrico.

“Yo simplemente en silencio decía lo siento mucho, y te amo una y otra vez y luego otra más”, respondió Len.

“¿Sólo eso?”, dijo Vitale.

“Sólo eso”, reiteró Len; “sucede que el amarse a uno mismo es la mejor forma de mejorarse a uno mismo, y en la medida que usted se mejora a sí mismo, mejora su propio mundo”.

Hasta aquí lo que leí y empecé a buscar más información sobre el tema… y como el que busca, encuentra…..un día recibí la invitación de una amiga de Los Mochis para asistir a una actualización del Ho’oponopono en vivo y en directo con el Dr. Ilehaca Hew Len con un grupo de varios países conectado gracias a las maravillas de la tecnología de la red de internet.

El Dr. Len en Hawai, la traductora en Los Angeles,Ca.y los inscritos desde varios puntos de América Latina personas conectadas desde México hasta la Argentina en la red.

Como yo me dedico a impartir cursos de crecimiento humano no pude menos que decirme: “esto no me lo puedo quedar para mi hay que expandirlo”. Y ahora lo expando en los lugares donde me invitan a exponerlo.

La técnica hawaiana se llama “Ho’oponopono” la h suena como j, al mejor estilo inglés. En lengua vernácula hawaiana “Ho” significa “causa” y “ponopono” significa “perfección” o sea volver al estado original, dicho en forma más actual en español….”Corregir un Error”.

Por supuesto antes de comprender por qué funciona, hay que entender, pero sobre todo aceptar los seis principios del pensamiento de los aborígenes hawaianos:

a.       El universo físico es una realización de mis pensamientos.
b.      Si mis pensamiento son destructivos (cancerígenos), ellos crean una realidad de enfermedad.
c.       Sin mis pensamientos son perfectos, ellos crean una realidad física desbordando amor.
d.      Yo soy 100% responsable de crear mi universo físico tal como es.
e.        Yo soy 100% responsable de corregir los pensamientos cancerígenos que crean uan realidad de enfermedad.
f.       Nada existe allí afuera. Todo existe como pensamientos en mi mente.

También hay que comprender como funciona para ellos la mente Sub-Consciente, la mente Consciente, la Supra-Consciente y la Inteligencia Divina.

Todos estos conceptos o creencias provienen de los conocimientos transmitidos de boca a boca por cada generación de “kahunas” (chamanes) hawaianos, y actualizado en lengua moderna por la Kahuna Morrnah Nalamaku Simeona.

¿Cuales son otras creencias aparte de las mencionadas en la lista anterior?………. “Ningún pensamiento es neutro, todos se fijan y la forma de hacerlo es con energía magnética”. Lo que la Fuente Divina nos sana es la energía magnética cristalizada, la que está allí como una memoria negativa (para nosotros) que nos aleja de la conexión natural con la Fuente.

Su creencia es que nosotros somos “Perfectos” y somos “Luz” y cualquier cosa que veamos  que no sea Luz, es debido a nuestra “basura mental”. Hay que limpiar !!

Y para terminar, comprender según el pensamiento “kahuna”que, cada persona tiene que tomar el 100% de la responsabilidad de “todas” y cada uno de los acontecimientos que vive en la vida porqué “nosotros construimos nuestra vida” a través de los pensamientos y creencias las cuales nos producen nuestras emociones, que serian como el camino en la vida para descubrir si estoy o no desviado de la conexión con la Fuente.

Guadalajara., Jalisco, México
Anuncios

4 comentarios en “HO´OPONOPONO

  1. Hola practico ho’oponopono desde hace más de un año, en mi y en los usuarios de mis servicios de salud natural, y me da unos resultados fabulosos… relamente impresionantes!!!

    Gracais por difundir esta maravillosa terapia.

    Me gusta

  2. This is really fascinating, You are an excessively professional blogger. I have joined your rss feed and look ahead to in the hunt for more of your great post. Additionally, I have shared your site in my social networks

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s