GABRIELA MURGO: “TODA PSICOLOGÍA ES, POR DEFINICIÓN, ESPIRITUAL” (UN DIÁLOGO SOBRE LA GESTALT)

Gabriela Murgo

Carmelo Urso: Estimada Gabriela, muchas gracias por tu atención y por aceptar este diálogo. Antes que nada, cuéntanos dónde naciste, creciste, dónde vives, qué estudiaste y a qué actividades te dedicas en la actualidad

Gabriela Murgo: Soy de Buenos Aires. Porque nací y hoy vivo allí pero también soy de cada lugar que amo; soy rosarina, viví 7 años en Rosario y sigo trabajando allí desde hace 10 años; amo Brasil, cada vez que estoy ahí me siento brasilera ¡y ahora que conocí Barcelona, España, me es muy familiar! También soy de allí… podría decirte que soy una con el lugar que habito…

Respecto a lo que hago, estudié teatro y soy Licenciada en Psicología de la Universidad Católica Argentina. Me interesa ayudar a superar los condicionamientos internos para disfrutar la vida plenamente. A los 20 años, encontré en la Gestalt la posibilidad de integrar mi amor por el arte; consolidé mi estudio con el posgrado en TERAPIA GESTALT con Silvia Salinas, con quien trabajé como discípula varios años. Ya en el año 2001 comencé a difundir el enfoque Gestalt y la enseñanza del Sistema Floral Bach en reconocidos medios de comunicación, en radios y televisión local abierta y de cable hasta estar como asesora estable de la revista SALUD ALTERNATIVA  y luego  en la señal televisiva FOX Utilísima Satelital.

 

Universidad Católica Argentina

Me encanta la docencia, enseño mejor lo que más necesité aprender. Hace 10 años que me dedico a sanar el niño interior, pasar de buscar el apoyo externo al autoapoyo para aprender a ser el mejor amigo de si mismo. Enseño desde lo vivenciado y el enseñar consolida mi aprendizaje. Amo poder sacar el guía que cada uno tiene dentro suyo. Y después quise ir más allá de este enfoque que se enseña en la universidad, porque en el mundo gestalt se enseña en institutos privados o por linaje (como elegí hacerlo yo) y tenía mucho interés de que comience a estar como posibilidad universitaria. Creo que el camino recorrido no es en vano; a mí me ayudó el haber trabajado en empresas multinacionales durante 6 años en RR.HH. para superar los embates administrativos que implican insertar la Gestalt en el ámbito universitario. En el 2010 se concretó la primera Diplomatura en Gestalt en la Universidad Abierta Interamericana de la cual soy Directora en la Argentina, con sede en Buenos Aires y Rosario, y a ahora al mundo, pues brindamos la posibilidad de ir a otros países a dictarlo con modalidad intensiva y semipresencial. Estamos lanzando en 2012 la formación online. ¡Así que estoy feliz! Es el primer paso para que todos los estudiantes de psicología conozcan la Gestalt; el año entrante aparece como materia optativa y pasantías para los alumnos de los últimos años de la carrera. A mí me hubiera gustado tener esa oportunidad. Me focalizo en sanar el niño interior que todos tenemos dentro, en pasar del apoyo externo al auto-apoyo central para cuidar al cuidador, en la formación creando una presencia incondicional desde la aceptación como camino.

 

Universidad Abierta Interamericana (Argentina)

Carmelo Urso:     ¿Qué es la “Psicología Gestalt”? ¿Quién o quiénes fueron sus creadores? ¿Cuáles son sus postulados? En tu página web http://www.gabrielamurgo.com.ar/ te decantas por una “Gestalt actual, una Gestalt espiritual”. ¿Qué implicaciones tiene esa visión tuya de la Gestalt?

Gabriela Murgo: Bueno en primer lugar, toda psicología es espiritual por definición. El estudio de la “psique” que significa “alma”. Su objeto de estudio es la conducta humana y los seres humanos somos seres espirituales. Esto lo explico en profundidad en mi libro y en todas mis clases al comenzar. Muchos necesitan que les de pruebas de ello, cosa que me resulta redundante darlas, pero a la vez fácil. ¡Pues aprendí psicología con un programa de estudio que tenia 4 teologías y metafísica cristiana!  La espiritualidad no implica religiosidad, es la búsqueda de sentido de trascendencia. En segundo lugar, el abordaje de aprendizaje en Gestalt es holístico, así que integramos lo espiritual, desde preguntarnos el para qué, hasta crear condiciones de meditación donde el Ser, nuestra esencia, se manifieste. Para ello utilizo recursos artísticos y meditativos para crear un espacio lúdico donde desplegar la creatividad y facilitar el darse cuenta. Por ello, muchos llaman a la Gestalt como una terapia meditativa o de la contemplación. En un principio la Gestalt integró la escucha del cuerpo y de sus emociones;  es fundamental dejar de escuchar lo que pensamos para escuchar lo que sentimos como una vía regia para conectar con la autenticidad. En esta era nos damos cuenta de que las emociones son la vía regia para escuchar los dictados del alma.

Las emociones son la vía regia para escuchar los dictados del alma.

Carmelo Urso: ¿Qué tipo de prácticas sanadoras incluye la Gestalt? ¿Cómo se desarrollan y cuáles son sus propósitos?

Gabriela Murgo: La técnica fundamental que se emplea va desde la escucha empática con intervención fenomenológica sobre lo obvio que presenta la persona, pareja o grupo hasta ejercicios vivenciales que pueden ser desde el psicodrama, la arteterapia y la psicología corporal.

La técnica más famosa es “la silla vacía”, que consiste en sentarse frente a una silla vacía y depositar allí imaginariamente una polaridad en conflicto: puede ser una figura de autoridad, un aspecto de uno mismo no integrado, imaginar que está tu padre con lo que necesites conectar para realizar un diálogo imaginario con ese aspecto de uno mismo que muchas veces está proyectado en el otro y luego poder cambiar de lugar literalmente, y así poder identificarse con esos aspectos para facilitar la integración o al menos conocer más sobre el conflicto. La propuesta es que el cambio acontece desde la aceptación de lo que hay y desde el hacer. La materialización de lo que pienso aparece sólo en la acción. Por eso, en la Gestalt brindamos en un espacio contenido la posibilidad de que el cambio pueda ponerse en marcha desde una toma de conciencia vivencial. Y a ello le llamamos el DARSE CUENTA.

La silla vacía

La Gestalt propone una escucha fenomenológica de las emociones para facilitar el darse cuenta; así que a todos les sirve para integrarse más, conocerse y comprender su mundo emocional; pero más aún, para aquellos que trabajan coordinando un grupo de personas es una herramienta importante. Se pueden desarrollar en forma grupal e individual, tanto en el ámbito de la salud como en educación o en organizaciones.

Carmelo Urso: Normalmente, cuando hablamos de terapias psicológicas nos imaginamos acudiendo a un consultorio donde un profesional capacitado escucha y dialoga con nosotros. Sin embargo, tú has llevado la Gestalt al ámbito de las empresas. Háblales a nuestros lectores y lectoras sobre ello.

Gabriela Murgo: Me gusta la idea de hacer de la empresa un ámbito agradable. La gente que trabaja en ellas está más tiempo que con su propia familia, así que es su segundo hogar. Allí aparecen temas vinculantes de relacionamiento que atender para que no interfieran en los resultados y para generar un clima agradable de trabajo.

Al recibirme hice varios seminarios y cursos de posgrado en recursos humanos; trabajé 6 años en empresas internacionales y multinacionales. Me interesaba mucho la motivación de las personas, el estudio del clima interno y el desarrollo de carrera.

La Gestalt brinda algo útil al personal y a la empresa siempre que se use para lo que necesita en ese momento dado. Podemos brindar desde consultoría individual a una actividad grupal para ayudar en un conflicto emergente o prevenirlo. La propuesta es aumentar los recursos a sus empleados ya que aumenta la capacidad de darse cuenta a la vez que fortalece los recursos internos y ayuda a desplegar potencialidades dormidas para accionar creativamente. Cuando se lo brindamos a cada persona de su trabajo, es notorio el cambio en el clima interno y en la productividad y calidad de servicio. Suelen convocarme para mejora de servicio, calidad, crear pertenencia, adaptación al cambio… allí aparecen temas relacionados con la dinámica de la frustración y la agresión, así como las que van del miedo a la confianza. Además de brindar muchos recursos anti-stress. Cualquier toma de conciencia que se requiera hacer a través de la Gestalt puede generar cambios profundos y en poco tiempo.

Carmelo Urso: Quienes trabajamos como gerentes, sabemos que muchas veces solemos tener exigencias en las que los resultados de la gestión tienen primacía sobre la situación emocional (e incluso a veces física) de los empleados y empleadas. En una entrevista que concediste, manifiestas “que la Gestalt prioriza el sentir y la vivencia antes que el pensamiento”. ¿Cómo armonizar la lógica del pensamiento corporativo –que exige resultados tangibles en situaciones de estrés- con ese intangible mundo de vivencias y sentires que bulle dentro de las personas de carne y hueso que, al fin cabo, son las que hacen posible la existencia de las empresas?

Gabriela Murgo: Los resultados de las empresas dependen de como se muevan las personas que la integran. Las empresas se mueven por personas. Puedes querer capacitarte con un buen libro de managment o haciendo un seminario o capacitación; la mayoría de las veces dices “pues esto ya lo sé, pero ¿cómo lo hago?”; o en el mejor de los casos “qué buena idea, pero ¿cómo la implemento?”. “¿Cómo hago para desarrollar aquellas competencias que requiere mi puesto o el  mercado actual si no me sale?”. Muchas veces no alcanza con proponérselo desde la mente. Por más que pensemos qué movimiento nos conviene realizar analizando estratégicamente nuestros pasos, muchas veces no hacemos lo que nos proponemos. Cuando la actitud no acompaña nuestro pensar, no se producen los resultados deseados.

Desde la Gestalt brindamos ejercicios vivenciales para que pueda llevarlo a la acción y para ello no hay recetas. A cada persona le puede servir algo diferente.

Carmelo Urso: Hace años, habría sido imposible hablar en entornos corporativos de “inteligencia emocional”.  ¿Qué es la tan cacareada inteligencia emocional? ¿Se puede medir como medimos el coeficiente de inteligencia racional? ¿Cómo podemos desarrollarla?

Gabriela Murgo: La inteligencia emocional es medible en forma empírica. Podria definirla como la capacidad de elegir qué hacer con lo que siento ante la situación dada para sentirme mejor.

En Gestalt trabajo con la premisa de aceptación y coherencia entre el sentir el pensar y el actuar. Yo puedo querer hacer algo pero también asumir las consecuencias soy responsable de todo lo que digo pero también de lo que no digo de lo que hago y de lo que no hago y ser responsable habla de una capacidad de responder a una situación dada. La toma de conciencia me ayuda a actuar desde el que comprendo no solo desde la mente sino también desde el corazón.

Carmelo Urso: Sabemos que tu actividad profesional no sólo incluye la consulta privada, sino que tienes presencia en medios de comunicación. Quien quiera realizar contigo algún tipo de evento, ¿cómo puede contactarte o a través de qué medios puede escuchar tu mensaje?

Gabriela Murgo: Si bien atiendo consultas individuales y de organizaciones pero mi actividad fundamental es la capacitación en universidad institutos privados y empresas. Me gusta lo grupal. Y sí, he estado en muchos medios televisivos, radiales y gráficos. Las notas están en mi web pero no subí a ellas programas de tv; para enero del 2011 voy a subir una entrevista que me hicieron en Brasil. Tengo pendiente lo radial y los videos del año 2009 de Fox TV. Por ahora tengo propuestas de brindar cursos en Ecuador, Colombia, Costa Rica; me encantaría ir a Venezuela y otros países de habla hispana J

Carmelo Urso: Para finalizar me gustaría que nos ampliaras y comentaras un par de frases que aparecen en tu página web: “Gestarse uno mismo para Gestar un nuevo entorno” y “Dejar de repetir para Aprender a responder con creatividad”.

Gabriela Murgo: La última frase se refiere a poner conciencia en aquellos lugares donde queda pendiente un aprendizaje: por ello, volvemos a tropezar siempre con la misma piedra. La mirada meditativa en Gestalt, el adentrarse para poner foco en aquello pendiente a ser cerrado y dejar ir lo que ya no es, para dar lugar a algo nuevo y fresco.

Como el trabajo en Gestalt comienza por casa produce un cambio en la mirada, por ello se le llama un enfoque Gestalt. Un enfoque que lo podemos aplicar en educación, en empresas, en salud. Desde donde sea que estemos aplicando el enfoque cada parte va dando espacio a dar a luz al verdadero ser que hay en mí. Desde esa transformación interna se renuevan mi entorno por eso hablo de que es un proceso de gestación personal donde yo me convierto en facilitador para que cada uno conecte con su propia sabiduría.

Lic. Gabriela Murgo

Licenciada en Psicología – Universidad Católica Argentina
Directora Diplomatura en Gestalt – Universidad Abierta Interamericana
Directora Terapeutas Florales Sist. Edward Bach – Instituto Shanti/ Instituto Shunyata
www.gabrielamurgo.com.ar 

Anuncios

3 comentarios en “GABRIELA MURGO: “TODA PSICOLOGÍA ES, POR DEFINICIÓN, ESPIRITUAL” (UN DIÁLOGO SOBRE LA GESTALT)

  1. ” la voz del corazón “.

    Algo sucede que va más allá de la razón,
    sé que existe y me impulsa a vivir sin temor,
    busco con la mente y no la encuentro, y
    ahora siento una luz que en silencio me habla
    y me dice que es la voz, la voz misma del corazón.

    Con cariño y gratitud. Gerardo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s