DICLOROACETATO: ¿CURA PARA EL CÁNCER?

La cura del cáncer cada vez más cerca... a pesar de ciertos intereses

Tomado de http://www.vanguardia.com.mx

Investigadores de la Universidad de Alberta, en Canadá, han dado con un medicamento llamado dicloroacetato que podría curar el cáncer. Sin embargo, como esta sustancia no requiere patente y su precio es muy económico en comparación al de los medicamentos usados actualmente para combatir el cáncer, la investigación corre peligro de ser bloqueada.
Como recoge ‘Vanguardia’, El Dr Michelakis (Universidad de Alberta) mostró su preocupación por no encontrar los fondos necesarios para realizar pruebas clínicas con dicloroacetato, ya que en su opinión no representaría grandes beneficios para los inversores privados ni las grandes farmaceuticas, al no estar patentado.

Económicamente, una terapia capaz de suponer la cura total de ciertas enfermedades no es muy rentable, mientras que las que fomentan la cronificación, por suponer la venta continuada de sus productos, son un negocio muy fructífero.

Los científicos canadienses descubrieron que el dicloroacetato en células humanas mata las células de cáncer en los pulmones, en el cerebro y en el pecho y respeta las células sanas. El experimento, aplicado en ratas con severos tumores, demostró que sus células cancerosas se encogían al ser alimentadas con esta sustancia disuelta en agua. La sustancia origina una reacción en la mitocondria, provocando que ésta acabe de forma natural con el cáncer en las células.

DATOS

El cáncer, que comienza con una modificación en una sola célula iniciada por agentes externos o por factores genéticos heredados, es la principal causa de mortalidad a escala mundial. Se le atribuyen 7,6 millones de defunciones (aproximadamente el 13%) ocurridas en todo el mundo en 2008. Los principales tipos de cáncer son: pulmonar (1,4 millones de defunciones), gástrico (740 000 defunciones), hepático (700 000 defunciones), colorrectal (610 000 defunciones) y mamario (460 000 defunciones). De estas muertes, más del 30% son prevenibles.

Según varios estudios realizados, se prevé que los fallecimientos por cáncer sigan aumentando hasta alcanzar los 11 millones en 2030. Las prioridades de Big Pharma son continuar explotando este alto porcentaje de personas afectadas como clientes potenciales, en lugar de permitir el acceso de la población a la cura permanente.

El Ministerio de Salud de Canadá aprobó el ensayo del dicloroacetato (DCA), una sustancia conocida y utilizada como ”modulador metabólico”, en 50 pacientes con diversas formas de cáncer de cerebro. El doctor Evangelos Michelakis anunció este miércoles que había sido aprobada su solicitud de un ensayo de fase II con el DCA para realizarse en el hospital de la Universidad de Alberta. Fácil de producir, sin patente y muy económico, el DCA redujo el cáncer de pulmones, de mama y de cerebro en ratones de laboratorio, en un estudio canadiense llevado a cabo por el doctor Michelakis y cuyos resultados fueron reportados en enero pasado. Como el DCA no puede ser patentado, ninguna firma farmacéutica se interesó en hacer las pruebas clínicas, por lo cual el doctor Michelakis y su equipo recolectaron 800 mil dólares para llevar a cabo este ensayo clínico aprobado por el Ministerio de Salud. La publicación en Cancer Cell del estudio de investigadores de las universidades de Alberta y Ottawa en Canadá llevó a que muchas personas afectadas con diversos tipos de tumores malignos tratarán de automedicarse con esta sustancia. La Sociedad Canadiense del Cáncer alertó a no automedicarse con el DCA hasta que no haya sido totalmente experimentada en seres humanos. El dicloroacetato se produce con la clorinación del agua, por ejemplo, y en las experiencias de los investigadores canadienses indujo la apoptosis (suicidio de las células cancerigenas), redujo la proliferación e inhibió el crecimiento de tumores, sin aparente toxicidad. El DCA es un “modulador metabólico” utilizado desde hace mucho tiempo para desórdenes metabólicos (enfermedades mitocondriales heredadas) y no se le conocen efectos secundarios, a diferencia de la tóxica quimioterapia usada contra el cáncer. Lo más prometedor de este ácido (DCA) es que ha sido utilizado sin problemas y desde hace mucho tiempo para tratar problemas como la acidosis láctica, y “no afecta a las células normales”, según el doctor Michelakis

Anuncios