EL INSTANTE PRESENTE

MANDALA 33

Carmelo Urso

@carmelourso

El instante presente está vacío de la cotidiana ansiedad del calendario…

El instante presente es humilde umbral de la omnipotencia.

Carece el instante presente de las grandilocuentes pretensiones del futuro -pero provee mucha más paz.

El instante presente es atajo a los afanes del alba y las zozobras del crepúsculo…

El instante presente nos sana de la melancolía de las hazañas pasadas…

Aunque austero y fugaz, el instante presente no conoce caducidad.

mandala 40

LA SERENIDAD

mandala 10

Carmelo Urso

@carmelourso

Pensamientos abatidos generan una provisión limitada.

La serenidad del pensar trae provisión abundante.

La serenidad del sentir es miel para los afectos.

La serenidad del hablar es deliciosa armonía que al oído cautiva.

La vista serena a nada se apega.

En la serenidad del silencio hallo más felicidad que en la estridencia del mil halagos.

Y el sereno roce de unos dedos -de unos labios- es la caricia más profunda.

mandala 11

MECANO: FÁUSTICAS AVENTURAS ENTRE EL CIELO Y EL SUELO

Mecano Entre el Cielo y el Suelo

Carmelo Urso (@carmelourso)

Confieso que en 1986, cuando en Venezuela todos eran adictos a ella, yo aborrecía la música del grupo español Mecano. Por aquella época, yo todavía era devoto del heavy metal y el rock progresivo, aunque ya era un habitual del jazz y la música académica. Lo de Mecano me parecía insípido y no veía nada notable en sus pegadizos temas pop y baladas de voz edulcorada.

La cosa cambió un tiempo después –y más por razones esotéricas que musicales. Era un secreto a voces que el disco Entre el Cielo y el Suelo contenía mensajes subliminales satánicos. Junto a dos queridos amigos, nos dimos a la tarea de escuchar al revés el célebre vinilo. Para ello, invertimos la polaridad eléctrica de un tocadiscos. Escuchamos una y otra vez la rocambolesca grabación… y sí, contenía unos cuantos recados infernales. Los de Mecano no eran los primeros ni serán los últimos en cometer tal tipo de diabluras. Aquella ociosidad investigativa nos entretuvo un mes, mientras esperábamos el ingreso a la Universidad; luego, volví a olvidarme de aquel grupo español con nombre de juguete de construcción para armar modelos a escala.

Christopher Marlowe
Christopher Marlowe

Pasaron los años y un día frecuentaba las páginas no tan célebres –al menos en español– de “La Trágica Historia del Doctor Fausto”, del autor inglés Christopher Marlowe (1564-1593), la cual narra la historia de un médico erudito que vende su alma al diablo a fin obtener el conocimiento de todas las cosas. No pocos críticos señalan que el teatro de Marlowe –quien inventó el verso blanco inglés (sin rima) de las tablas isabelinas– prefigura al de Shakespeare. El poeta Alfred Tennyson señaló en su momento que “si Shakespeare es el deslumbrante Sol de esta poderosa época, Marlowe es, ciertamente, su estrella matinal”. Tanta es la afinidad estilística de ambos bardos que ciertas teorías elucubran que Marlowe –perseguido por su fe católica en la Inglaterra protestante de Isabel I– se habría hecho pasar por muerto en un falso altercado de taberna para luego adoptar la legendaria personalidad de William Shakespeare. Lo cierto es que leyendo el Fausto de Marlowe –que por su aderezada ironía me parece más entretenido que el de Goethe– encontré este diálogo en la escena primera del segundo acto:

FAUSTO: Te preguntaré acerca del infierno. Dime, ¿dónde está ese lugar que los hombres llaman infierno?
MEFISTÓFELES: Debajo del cielo.
FAUSTO: Sí, pero ¿dónde?
MEFISTÓFELES: Dentro de las entrañas de los elementos, y en él somos torturados y permanecemos eternamente. No tiene límites, ni está circunscrito por nada. Porque el infierno es aquí donde estamos y aquí donde el infierno está siempre deberemos permanecer. Y, para concluir, cuando el mundo se disuelva y todas las criaturas sean purificadas, todo lo que no sea cielo será infierno.

William Shakespeare
William Shakespeare

De pronto, recordé el famoso título del disco de Mecano, cuyas peripecias transcurren “entre el cielo y el suelo”, lo cual es bastante similar a decir “debajo del cielo”, lo que, desde la perspectiva del poeta Marlowe implica a estar “en el infierno”. Empecé a escuchar con renovado interés aquella placa, desdeñada en mis tiempos pre-universitarios, y encontré en ella una lograda alegoría de la vivencia infernal, construida con sutil poesía y macabro sentido del humor.

ángel con espada

“Ángel”: fábula de un serafín burlón que abre y cierra las puertas del Cielo

En “Ángel”, pieza firmada por Nacho Cano, comienzan estas aventuras avernales. Se trata de una fábula burlona que se inicia con un milagro: “Detrás del sol apareció un ángel de Dios”. La Humanidad queda estupefacta. Y dice el alado ser celestial a la multitud que lo venera: “Vengo a anunciaros una decisión/ soy el ángel que guarda la puerta del Cielo/ esta mañana me ha ordenado mi Señor: baja la espada que guarda la puerta del Reino”. Las instrucciones para acceder al Paraíso parecen sencillas y recuerdan a las que Dios le facilitó a Noé: “Entrad de dos en dos/ con una sola ocupación/ y es llevar bien la respiración”.

Pero como suele suceder en estos casos, la neurótica Humanidad, en lugar de seguir al pie de la letra la orden –en lugar de centrar su atención en el acto de respirar en paz, tal como sugería el Buda– se abalanza en violento tropel hacia la puerta del Cielo, tal como ocurre en ciertas estaciones del Metro de nuestra natal Caracas a tempranas horas de la mañana. La consecuencia: el ángel revierte la orden de Dios y “ni niños, ni viejos, ni enfermos, ni sordos, ni muertos” pueden ingresar al reino celestial, pues “en la puerta del cielo se formó un tapón y sólo pudo entrar el ruido del viento”. Literalmente, la Humanidad se queda “entre el cielo y el suelo”, o sea, “debajo del cielo”, es decir… dónde ustedes ya saben.

Ángel de Mecano en youtube http://www.youtube.com/watch?v=CtpN7KsgHmE

Moonchild


“Hijo de la Luna”: las consecuencias de engendrar un vástago de los dioses

“Hijo de la Luna”, de José María Cano, tiene el ancestral tono de una leyenda –algunos dicen que gitana (pueblo nómada que en tiempos remotos solía adorar a la luna), otros dicen que celta (Cerridwen, la diosa-bruja lunar del caldero, era matrona del nacimiento), otros japonesa (la historia de La princesa Kaguya). La anécdota de esta canción es harto conocida: una gitana –al amanecer– conjura a la Luna. La mujer pide que le sea concedido el deseo de desposar a un hombre de su raza (un calé). La diosa Luna accede, pero a cambio pide que la gitana le entregue su primogénito. Ambas suscriben un pacto cuyos efectos no se hacen esperar: la gitana se casa con su calé, de quien queda encinta. Pero el nacimiento trae tragedia: el niño nace “albino de luna”, “blanco como el lomo de un armiño”. El moreno gitano, creyendo que el aspecto del bebé revela una infidelidad, apuñala de muerte a su esposa de piel aceitunada. Luego, abandona al recién nacido en lo alto de un monte donde la Luna –la progenitora verdadera– se hará cargo de él.

La historia, pese a tener como protagonista al astro lunar, tiene un cierto aire de contrato fáustico. Al igual que cuando se pacta con el diablo, los supuestos beneficios del acuerdo son inútiles, efímeros, y sus crueles consecuencias se vuelven contra el firmante –que siempre pierde en este tipo de transacciones. Según la tradición oral –y la mala prensa de la Inquisición– algunas brujas medievales conjuraban a la Luna para obtener la satisfacción de sus deseos y, como contrapartida, realizaban al alba un sacrificio de sangre (de niño o animal). Aún hoy, de tanto en tanto, la prensa amarillista reseña la ejecución de estos rituales atroces. En todo caso, más allá de tendenciosas interpretaciones, “Hijo de la Luna” es una magnífica canción que nos alerta sobre el peligro de subordinarnos a los caprichosos poderes de los dioses –o de aquellos que se creen tales.

Escucha Hija de la Luna de Mecano en Youtube http://www.youtube.com/watch?v=4HOlH50NxsM

navaja

“Cruz de Navajas”: Retrato de una María infiel con magdalenas del sexo convexo

La cruz fue eficaz instrumento de muerte inventado por los romanos. Cristo murió en ella y se transformó en instrumento de fe para millones. Ahora, si la cruz de madera era temible, imaginemos una Cruz de Navajas. Este tema, de José María Cano, puede ser escuchado –en primera instancia– como una crónica policial. Mario Postigo, dependiente de un bar llamado “El 33”, trabaja cada día hasta las cinco de la mañana y termina llegando a casa a las seis. Su esposa María “le espera medio desnuda”, con ganas de cama. El cansado Mario “quiere cama pero de otra variedad”. Es decir, anhela un sueño reparador –lejano de la apetencia erótica de su pareja.

Cristo crucificado

María “se moja las ganas en el café” y se consuela con “magdalenas del sexo convexo”. Las magdalenas son lo que en Venezuela llamamos “ponquecitos” y en Estados Unidos “cupcakes”. Que sean “del sexo convexo” puede aludir a que María (de sexo cóncavo como toda mujer), termina gratificándose en solitario ante la indiferencia del marido. En todo caso, la frustrada esposa se marcha en la mañana a su empleo como dependienta en un gran almacén. Al retornar a casa, tiene por única compañía una cama (“un somier”) y –quizás– su travieso “dedo convexo”.

MAGDALENAS

Tan tediosa rutina se repite a día a día. Hasta que una noche Mario regresa antes de tiempo a casa, ya que han cerrado “El 33” por una redada policial. Cuál no será la sorpresa del señor Postigo –aunque no debiera ser tanta, tomando en cuenta su bajo rendimiento carnal– al conseguir a María “comiéndose a besos” con un hombre a las puertas de su casa. Luego, nos enteramos por el noticiero “que dos drogadictos en plena ansiedad/ roban y matan a Mario Postigo/ mientras su esposa es testigo desde el portal”.

Ana Torroja
Ana Torroja

Mario es asesinado de tres navajazos; de tres cruces –dos literales y una moral: la primera, en la frente, “la que más dolió”; la segunda, en el pecho, “la que le mató”; y la última, “que miente en el noticiero” según la balada, es la crucifixión pública de difundir la noticia de su asesinato. Lo de los drogadictos es falsa coartada que escuda a la esposa y al amante –seguros ejecutores del crimen. Esta traidora María es siniestra contraparte de las Marías bíblicas, fieles hasta la muerte.

Las tres cruces no son inocentes de simbolismo y aluden al acto de persignarse. Según el catecismo católico romano, la cruz que trazamos en la frente nos protege de los malos pensamientos, la de la boca de las malas palabras y la del corazón de las malas emociones. Al pobre Mario, el malogrado dependiente de “El 33” (número recordatorio de la edad en que crucificaron a Cristo), la sangrienta persignación de su atacante le privó del pensamiento de saberse traicionado, de las palabras que le ayudaran a drenar ese dolor y de la punzante emoción del despecho. Y el infierno de su desamor con María acabó con “brillos mortales que despuntan al alba”, “sangres que tiñen de malva al amanecer”, hora propicia, según algunos grimorios medievales, para efectuar “sacrificios y rituales poderosos”.

Escucha “Cruz de Navajas” en youtube http://www.youtube.com/watch?v=lUYq3RZU39Q

cementerio gótico

“No es serio este cementerio”: el infierno visto como alegre camposanto

No son pocas las culturas que designaban al subsuelo como sede del reino de los muertos. Lo cual no es de extrañar porque solemos enterrarlos allí. El Duat egipcio era laberíntico e implicaba sortear una serie de pruebas, puertas y peligros antes de acceder al Dat –el cielo que estaba en las alturas. En el Hades griego –que rebosaba de actividad– algunos difuntos eran premiados por sus virtudes terrenas y otros castigados por sus indignidades. El Seol judío era menos activo: podías yacer allí una tediosa eternidad sin que te redimieran o escarmentaran. Fue el cristianismo el que le puso calor a la cosa, reiventándolo como lugar de llameante tormento eterno. La palabra latina infernum describe al mundo inferior. De inframundo a inmundo, de inmundo a infierno, hay una misma certeza semántica: el reino de abajo no es limpio ni agradable.

infierno

El tema de José María Cano “No es serio este cementerio” representa una amena reinterpretación del feudo de los interfectos. Allí, los no-vivos viven una vida chévere: los negros cantan misa luba los domingos, “las flores de colores” matizan con sus tonos el paisaje, e incluso los viernes, “sin en la fosa no hay plan”, los muertos “nos vestimos y salimos para dar una vuelta”. Con una sola prohibición mefistofélica: “Sin pasar de la puerta, eso sí/ que los muertos aquí es donde deben estar/ que el Cielo por mí se puede esperar”. Este verso recuerda al recurrente Fausto de Marlowe. Donde Cano escribe “que los muertos aquí es donde deben estar”, Marlowe refrenda: “aquí donde el infierno está siempre deberemos permanecer”. No importa si lo llamas inframundo o camposanto: en ambos casos, el Cielo está vedado para los que optaron vivir –por voluntad propia u obras indignas– en la comarca de los abajo.

Finis gloriae mundi Juan Valdez Leal

Cuando la gente la escucha, suele no reparar en un verso en latín que se recita al final de la canción: mientras Ana Torroja repite una y otra vez “No es serio este cementerio”, la segunda voz (que hace ella misma) sentencia “Finis gloriæ mvndi homini”, que podemos traducir por “el fin de la glorias mundanas del hombre”. El autor del barroco español Juan Valdés Leal (1622-1690) pintó un cuadro de nombre similar (“Finis gloriæ mvndi”) en el que se muestra el esqueleto de un rico caballero, rodeado de los tesoros (oro, joyas, cálices, espadas) que no se llevó “al otro mundo”. Y es así de sencillo: cementerio e infierno son remedios eficaces para la vanidad humana.

No es serio este cementerio en youtube http://www.youtube.com/watch?v=f0GqhFfKrFQ

José María Cano
José María Cano

“Me cuesta tanto olvidarte”: Un extraño y romántico caso de bifrontismo

“Entre el Cielo y el suelo hay algo/ con tendencia a quedarse calvo/ de tanto recordar/ Ese algo que soy yo mismo/ es un caso de bifrontismo/ que sólo da una faz/ La cara vista es un anuncio de Signal/ la cara oculta es la resulta/ de mi idea genial de echarte/ Me cuesta tanto olvidarte”. Cuando una canción romántica incluye –a quemarropa– la palabra “bifrontismo” en sus primeros versos, algo extraño se trae entre manos. Es el caso de “Me cuesta tanto olvidarte”, la obra maestra, en mi opinión, de su autor José María Cano.

Jano Bifronte

Desde la perspectiva de Marlowe, ya sabemos lo que implica estar “entre el Cielo y el suelo”. Quien canta padece el infierno de la separación. El infierno de estar anclado en el pasado, de estar dividido entre la razón y el corazón –entre lo que se quiere y lo que se debe. El “bifrontismo” implica tener dos cabezas. En la mitología romana, el primer mes del año estaba consagrado al dios Jano Bifronte. Esta deidad tenía dos rostros mirando en sentidos opuestos: uno, hacia el pasado y el otro hacia el futuro. Un poco como el dios Jano, nosotros también tenemos dos caras: una que contempla titubeante las frustraciones del pasado y otra que vislumbra con temor las incertidumbres del futuro. Esta doble visión –dividida entre los dolorosos recuerdos de lo que sucedió y los fantasmas de un porvenir que nos acobarda– alejan nuestros ojos del único tiempo que realmente existe: el tiempo presente.

Signal

El bifrontismo de este personaje lo lleva a tener dos caras: la pública, la sonriente –que parece un anuncio de pasta dental (de la marca española Signal)– y la que oculta la tiniebla de una infinita tristeza. Parece estar marcado por los rigores del trastorno bipolar, que alterna períodos de maníaca alegría con episodios de depresiva desesperación, verdadero sube-y-baja emocional. Sólo la paz, que el protagonista no llega nunca a experimentar, podría reconciliar estas íntimas mitades enfrentadas en cruenta guerra civil interior.

En síntesis, y más allá de sus fechorías subliminales, “Entre el Cielo y el Suelo” de Mecano recorre, en forma de carrusel pop, distintas versiones del infierno –desde el Paraíso negado por los ángeles y la metafísica placidez de un cementerio suburbano, hasta los avernos personales de la traición, el despecho y la muerte. En su variedad emocional, refleja desde las cimas de la alegría hasta los abismos de la melancolía más profunda. Nada le es ajeno y retrata con igual habilidad las vicisitudes de dioses y hombres. Otra frase de Marlowe puede describir su alta factura artística y su afán por vislumbrar realidades que trascienden a nuestros sentidos: “Perseguiré siempre lo que vuela más allá de mi alcance, aunque la caída me precipite al infierno más profundo”.

me cuesta tanto olvidarte en youtube http://www.youtube.com/watch?v=7rpGxVgGh5E

Nacho Cano
Nacho Cano

AFORISMOS: VERDADES ETERNAS EN MUY POCAS PALABRAS

mandala 5

Carmelo Urso

Twitter: @carmelourso

Es tradición atribuir a Hipócrates (460-377 a.C.) la acuñación del término aforismo. Este griego célebre es considerado el padre de la medicina occidental. En una época en que a las plantas se le atribuían arbitrarias cualidades mágicas, Hipócrates sistematizó sus propiedades curativas con acuciosas observaciones. Fue el primero en recopilar de manera organizada los síntomas de los pacientes para elaborar diagnósticos a partir de ellos, práctica que le permitía predecir el curso de las enfermedades. Además, estableció relaciones entre las emociones y ciertas patologías –lo cual le convierte en precursor de la medicina mente-cuerpo– y por si fuera poco, razonó que el contenido de los sueños podía revelar la verdadera naturaleza de los trastornos orgánicos.

Hipócrates
Hipócrates

Además de genio de la medicina, Hipócrates fue excelente escritor. Sus textos están recopilados en el volumen Aforismos (Editorial Obelisco, 2002). El término aforismo significa “definición”. Con el paso de los siglos, el vocablo pasó a designar una manifestación literaria caracterizada por la concisión. El Diccionario de la Real Academia Española la define así: sentencia breve y doctrinal que se propone como regla en una ciencia o arte. En el caso de Hipócrates, eran locuciones de pocas palabras que exponían una verdad nacida de su práctica terapéutica. Ésta suele ser una característica del verdadero aforismo: es una frase sapiencial que nace de una experiencia de vida.

Algunos aforismos atribuidos a Hipócrates son: “A grandes males, grandes remedios”; “trabajar con hambre no es bueno”; “la vida es corta; el arte, largo”; “cuanto más alimento dieres a un estómago cargado de impurezas, más agravarás el mal”; “criticar sin mejorar los trabajos de los demás es una grave prueba de ignorancia”. Escritos hace 2.500 años, tales pensamientos siguen teniendo una luminosa vigencia. Y es que el aforismo expresa, con sucinta elegancia, una verdad que soporta el pesado paso de los siglos.

Se denomina aforista al escritor que compone este género de textos. Entre ellos podemos destacar los nombres célebres de Heráclito, Baltasar Gracián, Michel de Montaigne, Georg Christoph Lichtenberg, François de La Rochefoucauld, Gottfried Leibniz, Friedrich Nietzsche, Søren Kierkegaard, Oscar Wilde, Augusto Monterroso, Juan Ramón Jiménez, Samuel Johnson, Emil Cioran, Elías Canetti, entre muchos otros.

Deleitémonos con algunas de sus más famosas frases:

Heráclito
Heráclito

Heráclito (540 AC-470 AC, filósofo griego): “Nadie se baña dos veces en el mismo río porque todo cambia en el río y en el que se baña”. “Los perros sólo ladran a quien no conocen”. “La enfermedad hace agradable a la salud, el hambre a la saciedad y el trabajo al reposo”. “Los buscadores de oro cavan mucho y hallan poco”.

Michel de Montaigne

Michel de Montaigne (1533-1592. Escritor y filósofo francés): “Nadie está libre de decir estupideces, lo malo es decirlas con énfasis”. “El que no esté seguro de su memoria debe abstenerse de mentir”. “El signo más cierto de la sabiduría es la serenidad constante”. “Quien no vive de algún modo para los demás, tampoco vive para sí mismo”.

Baltasar Gracián

Baltasar Gracián

(1601-1658. Escritor español): “El primer paso de la ignorancia es presumir de saber”. “Hay mucho que saber, y es poco el vivir, y no se vive si no se sabe”. “El mentiroso tiene dos males: que ni cree ni es creído”. “Cada uno muestra lo que es por los amigos que tiene”.

François de La Rochefoucauld
François de La Rochefoucauld

François de La Rochefoucauld (1613-1680. Escritor y militar francés): “Tres clases hay de ignorancia: no saber lo que debiera saberse, saber mal lo que se sabe, y saber lo que no debiera saberse”. “Si no tenemos paz dentro de nosotros, de nada sirve buscarla fuera”. “No hay disfraz que pueda largo tiempo ocultar el amor donde lo hay, ni fingirlo donde no lo hay”. “Ponemos más interés en hacer creer a los demás que somos felices que en tratar de serlo”.

Gottfried Leibniz
Gottfried Leibniz

Gottfried Leibniz (1646-1716. Filósofo, físico y matemático alemán): “Amar es encontrar en la felicidad de otro tu propia felicidad”. “Sobre las cosas que no se conocen siempre se tiene mejor opinión”. “La experiencia del mundo no consiste en el número de cosas que se han visto, sino en el número de cosas sobre las que se ha reflexionado con fruto”.

Georg Christoph Lichtenberg
Georg Christoph Lichtenberg

Georg Christoph Lichtenberg (1742-1799. Profesor de física y científico alemán): “Nada nos hace envejecer con más rapidez que el pensar incesantemente que nos hacemos viejos”. “La inflación es como el pecado; cada gobierno la denuncia, pero cada gobierno la practica”. “El amor es ciego, pero el matrimonio le restaura la vista”. “El matrimonio, al contrario de la fiebre, comienza con calor y termina con frío”.

Samuel Johnson
Samuel Johnson


Samuel Johnson (1709-1784. Escritor y dramaturgo inglés):
“Se puede tener por compañera la fantasía, pero se debe tener como guía a la razón”. “Las grandes obras son hechas no con la fuerza, sino con la perseverancia”. “Las cadenas de la costumbre son generalmente demasiado débiles para que las sintamos, hasta que son demasiado fuertes para que podamos romperlas”. “Para poder enseñar a los hombres a decir la verdad, es preciso que aprendan a oírla”.

Søren Kierkegaard
Søren Kierkegaard

Søren Kierkegaard (1813-1855. Ingeniero, literato y filósofo danés.): “Si realmente el período de noviazgo es el más bello de todos, ¿por qué se casan los hombres?”. “Si te casas lo lamentarás. Si no te casas, también lo lamentarás”. “El ser humano es una síntesis de lo temporal y lo eterno, de lo finito y lo infinito”. “La vida no es un problema que tiene que ser resuelto, sino una realidad que debe ser experimentada”.

Friedrich Nietzsche
Friedrich Nietzsche

Friedrich Nietzsche (1844-1900. Filosofo alemán): “No hay razón para buscar el sufrimiento, pero si éste llega y trata de meterse en tu vida, no temas; míralo a la cara y con la frente bien levantada”. “En el amor siempre hay algo de locura, pero en la locura siempre hay algo de razón”. “La potencia intelectual de un hombre se mide por la dosis de humor que es capaz de utilizar”. “La esperanza es un estimulante vital muy superior a la suerte”.

Oscar Wilde
Oscar Wilde

Oscar Wilde (1854-1900. Dramaturgo y novelista irlandés): “A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante”. “La única ventaja de jugar con fuego es que aprende uno a no quemarse”. “Perdona siempre a tu enemigo: no hay nada que le enfurezca más”. “No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo”.

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ
JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

Juan Ramón Jiménez (1881-1958. Escritor español, Premio Nobel de Literatura 1956): “Mi libertad consiste en tomar de la vida lo que me parece mejor para mí y para todos; y en darlo con mi vida”. “La poesía es un intento de aproximación a lo absoluto por medio de los símbolos”. “Lo que más indigna al charlatán es alguien silencioso y digno”.

Augusto Monterroso
Augusto Monterroso

Augusto Monterroso (1921-2003. Escritor hondureño, precursor de la microliteratura moderna): “Aun el aplauso del necio agrada al sabio.” “Es cierto, la carne es débil; pero no seamos hipócritas: el espíritu lo es mucho más.” “Vale más un amigo cuando estás en la opulencia que tres en la desgracia. En la opulencia conservas al amigo en la pobreza pierdes a los tres”. “El artista no crea, reúne; no inventa, recuerda; no retrata, transforma.”

Emil Cioran
Emil Cioran

Emil Cioran (1911-1995. Escritor y filósofo rumano): “El orgasmo es un paroxismo; la desesperación, otro. El primero dura un instante; el segundo una vida”. “La naturaleza, buscando una fórmula que pudiera satisfacer a todo el mundo, escogió finalmente a la muerte, la cual, como era de esperar, no ha satisfecho a nadie”. “El problema es que nunca he llorado y mis lágrimas se han transformado en pensamientos tan amargos como ellas”.

Elías Canetti
Elías Canetti

Elías Canetti (1905-1994. Autor búlgaro en lengua alemana. Premio Nobel de Literatura 1981.): “Una ofensa tiene valor exactamente en la medida en que te obliga a reflexionar”. “El que supera la alabanza, la merece”. “El que lucha por conservar la fama está perdido”.

Libertador Simón Bolívar

Nuestro Libertador, Simón Bolívar, fue también notable aforista. Su pluma fue tan eficaz como su espada y su palabra tan perdurable como sus obras. He aquí algunas de sus sentencias más famosas: “moral y luces son nuestras primeras necesidades”. “Un pueblo ignorante es instrumento ciego de su propia destrucción”. “El talento sin probidad es un azote”. “El arte de vencer se aprende en las derrotas”. “La Justicia es la reina de las virtudes republicanas y con ella se sostiene la igualdad y la libertad”. “De lo heroico a lo ridículo no hay más que un paso.” “Un ser sin estudios es un ser incompleto.”

Como vemos, los aforismos pueden reflejar los más diversos estados de ánimo, desde la risa hasta la tristeza, desde la ironía hasta la amorosa esperanza, desde la fe en las instituciones hasta el absoluto descreimiento en ellas. Algunos son transparentes como el agua, otros obscuros como profecías. Unos provienen de una experiencia íntima, otros nacen de la serena observación de las experiencias de nuestros semejantes. El humor, la solemnidad, la duda, la certidumbre y el desparpajo caben por igual en tales locuciones. Lo importante es la belleza estilística con que están escritas y la sapiencia que destilan en muy pocas palabras.

pajarito twitter

Con el advenimiento de las redes sociales, el aforismo ha tenido un notable resurgimiento. Se ha vuelto habitual protagonista del twitter, donde prospera a sus anchas –a veces con originalidad, a veces reiterando viejos lugares comunes. En esta post-moderna sociedad de la información –donde todas las actividades humanas parecen signadas por el furor de la velocidad– resulta contradictorio que fórmulas literarias pre-modernas, como el aforismo y el haiku, se tornen objeto de moda.

¿Por qué? Porque no por breves los aforismos deberían ser leídos con superficial apuro. Al contrario, estas concisas sentencias pueden suscitar en nosotros momentos de comprensión profunda. A la lectura del aforismo debería seguir un espacio para el reflexivo entendimiento. Espacio que no existe en el atiborrado time-line del twitter, donde los mensajes se suceden sin cesar, sin orden ni concierto, entre chismes farandulescos y ácidos rumores.

Elogio de la lentitud

En su libro Elogio de la Lentitud, el autor francés Carl Honoré expresa: “¿Quién quiere vivir sin Internet o sin los vuelos en avión a reactor? El problema estriba en que nuestro amor a la velocidad, nuestra obsesión por hacer más y más en cada vez menos tiempo, ha llegado demasiado lejos. Se ha convertido en una adicción, una especie de idolatría. Aun cuando la velocidad empieza a perjudicarnos, invocamos el evangelio de la acción más rápida. ¿Te retrasas en el trabajo? Hazte con una conexión más veloz a Internet. ¿No tienes tiempo para leer esa novela que te regalaron en Navidad? Aprende la técnica de la lectura rápida. ¿La dieta no ha surtido efecto? Prueba con la liposucción. ¿Demasiado atareado para cocinar? Cómprate un microondas. No obstante, ciertas cosas no pueden o no deberían acelerarse, requieren tiempo, necesitan hacerse lentamente. Cuando aceleras cosas que no deberían acelerarse, cuando olvidas cómo ir más lentamente, pagas un precio”.

Normalmente, pagamos ese precio en estrés, enfermedades, obesidad, cansancio crónico, síndromes conductuales, déficits de atención y caóticas relaciones interpersonales. Todo lo contrario a las verdades atemporales que recogen los aforismos. La sabiduría es un plato que se cocina a fuego lento. Un aforismo puede estar escrito con no más de diez palabras, pero la maestría personal que le sostiene puede ser el fruto de años, décadas de experiencia. Bebamos de ese saber con placentera calma, con perspicaz serenidad, para asimilar a plenitud sus deliciosas y trascendentes virtudes.

mandala 6

ELENA PEREA: “LA NUTRICIÓN ES TAN AMPLIA E INFLUYE TANTO EN LA SALUD QUE POR SÍ SOLA ES UNA TERAPIA MUY POTENTE”.

ELENA PEREA
ELENA PEREA

Carmelo Urso: Estimada Elena, un grato saludo desde Caracas. Cuéntanos dónde naciste y creciste, qué estudios has realizado y cómo llegaste a convertirte en nutricionista ortomolecular.

Elena Perea: SOY ESPAÑOLA Y ESTUDIÉ PRIMERO UNA LICENCIATURA EN CIENCIAS EXACTAS EN MADRID. ACABÉ MIS ESTUDIOS DE CIENCIAS EN INGLATERRA DONDE CONOCÍ LA NUTRICIÓN TERAPÉUTICA COMO ALLÍ LLAMAN A LA NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR. DADO MI GRAN INTERÉS POR LA SALUD Y LA NUTRICIÓN DECIDÍ ESTUDIAR PARA EMPEZAR UNA CARRERA COMO TERAPEUTA, SOLO PARA DARME CUENTA QUE LA NUTRICIÓN ES TAN AMPLIA E INFLUYE TANTO EN LA SALUD QUE POR SÍ SOLA ES UNA TERAPIA MUY POTENTE.

VEGETALES

CARMELO URSO: ¿Cuáles son los rasgos distintivos de la nutrición ortomolecular? ¿En qué se diferencia de los estudios formales de nutrición que suelen impartirse en las universidades?

LA NUTRICION TERAPEUTICA U ORTOMOLECULAR COMO LA ENSEÑAMOS NOSOTROS EN EL INSTITUTO DE NUTRICIÓN HOLÍSTICA ES DIFERENTE A LA NUTRICIÓN ORTODOXA. TIENE EN CUENTA ESTUDIOS AVANZADOS QUE MUESTRAN QUE LAS NECESIDADES DE NUTRIENTES VARÍAN DE PERSONA EN PERSONA DE ACUERDO CON SU MODO DE VIDA, ESTADO DE SALUD Y GENÉTICA. EL QUE ALGUNAS PERSONAS NO CUBRAN ESTAS NECESIDADES MAYORES LES PUEDE INDUCIR A SÍNTOMAS DE INSUFICIENCIA DE NUTRIENTES QUE REDUZCAN SU CALIDAD DE VIDA Y LES HAGAN PROPENSOS A CIERTAS DOLENCIAS. LA NUTRICIÓN TERAPÉUTICA SE ENCARGA DE CUBRIR ESTAS NECESIDADES CON LA DIETA O CON SUPLEMENTOS EN DETERMINADOS CASOS, PERO SOBRE TODO ASEGURANDO UNA BUENA ABSORCIÓN INTESTINAL Y UNA BUENA ASIMILACIÓN A NIVEL CELULAR.

VEGETALES Y FRUTAS EN MERCADO

CARMELO URSO:¿Qué importancia tiene la salud de las células para el óptimo funcionamiento de nuestro organismo? ¿Cómo puede la alimentación aumentar o restar vitalidad a nuestras células?

ELENA PEREA: COMO BIEN SABEMOS SOMOS LO QUE COMEMOS, PERO NO SOLO LO QUE COMEMOS SINO MÀS BIEN LO QUE ABSORBEMOS Y ASIMILAMOS A NIVEL CELULAR. SI LAS CÈLULAS NO ESTÁN BIEN NUTRIDAS NO SERÀN CAPACES DE ELIMINAR TOXINAS NI DE EJERCER SUS FUNCIONES DE MANERA ÓPTIMA Y ESTO PUEDE LLEVAR A DESEQUILIBRIOS EN EL ORGANISMO. UNA ALIMENTACIÓN QUE NO APORTE SUFICIENTES NUTRIENTES PERO EXIGA SIN EMBARGO UN TRABAJO DE DIGESTIÓN Y METABOLISMO RESTA ENERGÍA A LAS CÉLULAS PUES LAS HACE TRABAJAR SIN APORTARLE MUCHO A CAMBIO. POR EJEMPLO, SERÍA EL CASO DE UNA ALIMENTACIÓN ALTA EN CARBOHIDRATOS REFINADOS, AZÚCARES O ESTIMULANTES O QUE APORTE UN EXCESO DE ALIMENTOS PROCESADOS AL ORGANISMO.

NEURONAS

CARMELO URSO: ¿Qué importancia tiene para nuestra salud el mantener un correcto equilibrio entre el sodio y el potasio? ¿Por qué –de igual manera- es crucial el equilibrio entre el calcio y el magnesio?

ELENA PEREA: EL EQUILIBRIO ENTRE SODIO Y POTASIO, ASÌ COMO EL DEL CALCIO Y MAGNESIO, ES FUNDAMENTAL PARA EL FUNCIONAMIENTO DE LO QUE DENOMINAMOS “LA BOMBA DE SODIO Y POTASIO” Y “LA BOMBA DE CALCIO” QUE ACTÚAN A NIVEL CELULAR, APORTANDO ENERGÍA A LA CÉLULA Y AYUDÁNDOLA A ELIMINAR TOXINAS, ELIMINAR SODIO DEL INTERIOR DE LA CÉLULA Y ELIMINAR ÁCIDOS, ASÍ COMO ASIMILAR NUTRIENTES. UNA CÉLULA CARGADA POR UN EXCESO DE SODIO EN LA DIETA ES UNA CÉLULA CON BAJA ENERGÍA QUE VE AFECTADA SU FUNCIONALIDAD.

SAL

CARMELO URSO: ¿Qué consecuencias tiene para nuestra salud el hecho de no desintoxicarnos? ¿Qué alimentos nos depuran y qué alimentos nos intoxican?

ELENA PEREA: EL EXCESO DE TOXICIDAD SOBRECARGA EL ORGANISMO, YA QUE LAS TOXINAS SE ACUMULAN EN ÓRGANOS Y TEJIDOS. RESTÁNDOLES VITALIDAD Y DAÑÁNDOLOS. EL ORGANISMO ESTÁ DISEÑADO DE FORMA NATURAL PARA INTENTAR SIEMPRE LA ELIMINACIÓN DE TOXINAS, SOLO QUE A VECES LA CARGA ES TAN GRANDE QUE SE VE SOBREPASADO. ES DIFÍCIL EN GENERAL HABLAR DE QUÉ ALIMENTOS NOS DEPURAN PUES CADA PERSONA TOLERA UN CIERTO NIVEL DE DEPURACIÓN Y NO TODOS ACEPTAN UNA DEPURACIÓN INTENSIVA, SOBRE TODO SI EL EXCESO DE TOXICIDAD ES GRANDE. EN GENERAL LAS FRUTAS Y VERDURAS Y LOS ZUMOS DE FRUTAS Y VERDURAS SON GRANDES DEPURADORES. EN CAMBIO, LAS CARNES DE CERDO Y DE TERNERA POR EJEMPLO SON ALIMENTOS MÁS BIEN ALTOS EN TOXINAS.

JUGOS DE VEGETALES

CARMELO URSO:¿Por qué para los hombres y las mujeres –especialmente para quienes viven en urbes- es importante una suplementación de vitaminas y minerales? ¿Qué pasa cuando nuestra dieta es escasa en tales elementos?

ELENA PEREA: LAS VITAMINAS NOS SIRVEN COMO ANTIOXIDANTES Y NOS AYUDAN A PROTEGERNOS FRENTE AL ATAQUE DE RADICALES LIBRES Y TOXINAS. TAMBIÉN NOS SIRVEN PARA RETRASAR EL ENVEJECIMIENTO Y PROTEGERNOS FRENTE AL ESTRÉS TAN COMÚN HOY EN DÍA.

Assortment of vitamin pills

CARMELO URSO: ¿Por qué es importante el equilibrio de la flora bacteriana que puebla el colon? ¿Cuáles son los elementos “deseables” e “indeseables” que pueden aparecer en nuestra flora bacteriana?

ELENA PEREA: EL COLON CONTIENE UN MEDIOAMBIENTE POBLADO DE BACTERIAS QUE COMPITEN UNAS ENTRE OTRAS. LAS BACTERIAS DESEABLES PROMUEVEN UN PH INTESTINAL QUE FAVORECE LA SALUD AL EVITAR LA PRESENCIA DE BACTERIAS E INVASORES. A SU VEZ UNA BUENA FLORA INTESTINAL FAVORECE LA ABSORCIÓN DE NUTRIENTES Y HACE UN EFECTO ANTIBIÓTICO EN EL INTESTINO. LOS ELEMENTOS INDESEABLES DE LOS QUE NOS PROTEGE LA FLORA BENEFICIOSA SON TANTO BACTERIAS COMO HONGOS O PARÁSITOS, A SU VEZ LA FLORA BACTERIANA FORTALECE NUESTRO SISTEMA INMUNITARIO.

Lactobacillus_bulgaricus

CARMELO URSO: ¿Qué tipo de dieta promueve la nutrición ortomolecular y por qué? ¿Cómo los alimentos pueden convertirse en elementos sanadores?

ELENA PEREA: LA DIETA QUE PROMOVEMOS ES UNA DIETA ADAPTADA A CADA INDIVIDUO, A SU ENERGÍA VITAL Y SU CAPACIDAD DE ASIMILACIÓN. EN GENERAL NUESTRAS DIETAS SON MUY BAJAS EN TOXINAS Y MUY ALTAS EN ANTIOXIDANTES Y NUTRIENTES. ELIMINAMOS AQUELLOS ALIMENTOS DE DIFÍCIL DIGESTIÓN QUE SOBRECARGAN EL METABOLISMO COMO PUEDEN SER CEREALES REFINADOS, AZÚCARES Y ALIMENTOS ALERGÉNICOS COMO EL TRIGO Y LOS LÁCTEOS. UN ALIMENTO ES SANADOR CUANDO TIENE UNA ALTA ENERGÍA VITAL COMO POR EJEMPLO LOS ALIMENTOS CRUDOS O LOS ALIMENTOS BIOLÓGICOS. CUANTO MÁS PROCESADO ESTÁ EL ALIMENTO MENOS ENERGIA VITAL APORTA.

CARMELO URSO: En la actualidad, regentas en Madrid el Instituto de Nutrición Holística. ¿Dónde está ubicado? ¿Qué servicios presta? ¿Qué cursos imparte? ¿Qué deben hacer las personas interesadas en estudiar o consultarse?

ELENA PREA: EL INSTITUTO DE NUTRICION HOLÍSTICA IMPARTE CURSOS ONLINE DE NUTRICION TERAPEUTICA Y ORTOMOLECULAR. PUEDEN VER NUESTROS CURSOS EN LA WEB http://www.nutricionortomolecular.com/ . SON CURSOS A DISTANCIA QUE SE PUEDEN COMENZAR EN CUALQUIER MOMENTO. ESTÁN RECONOCIDOS POR LA FEDERATION OF NUTRICIONAL THERAPY EN LONDRES (LA FNTP). SI ALGUIEN DESEA MÁS INFORMACIÒN PUEDEN ENVIARNOS UN MAIL A INH@NUTRICIONORTOMOLECULAR.COM

inh

LOS AFORISMOS DE HIPÓCRATES, PADRE DE LA MEDICINA OCCIDENTAL

Hipócrates 2

Carmelo Urso

Twitter: @carmelourso

El griego Hipócrates (460-377 a.C.) es considerado junto al romano Galeno (130-200 d.C) como el padre de la medicina occidental. En una época en que a las plantas se le atribuían arbitrarias cualidades mágicas, Hipócrates sistematizó sus propiedades curativas tras acuciosas observaciones. Fue el primero en recopilar de manera organizada los síntomas de los pacientes para elaborar diagnósticos a partir de ellos, práctica que le permitía predecir el curso de las enfermedades.

Además, estableció relaciones entre los estados anímicos y ciertas patologías –lo cual le convierte en precursor de la medicina mente-cuerpo– y por si fuera poco, elucidó que el contenido de los sueños podía revelar la verdadera naturaleza de los trastornos orgánicos.

Recientemente, tuve la oportunidad de leer una edición de sus Aforismos, impresa por la Editorial Obelisco (2002). De tal volumen, he extraído algunas máximas que espero resulten útiles al espabilado lector o lectora.

* * * * * *¡ *

La vida es corta; el arte, largo.

En las alteraciones del vientre y en los vómitos espontáneos, si la evacuación es de las materias que conviene expeler resulta provechosa; de lo contrario, resulta nociva.

A grandes males, grandes remedios.

En las enfermedades agudas, el frío de las extremidades es malo.

Las lágrimas voluntarias durante una enfermedad son buen indicio; las involuntarias, malo.

En enfermedad larga, el que entra en diarrea va mal.

En enfermedad larga, el hastío y heces no homogéneas son mala señal.

Después del sudor entrar en frío no es bueno.

Es malo cuando a la hemorragia sigue delirio o convulsión.

Si al esputo de sangre sigue esputo de pus es malo.

Si después de largos dolores en el vientre sigue supuración, malo.

Heces espumosas son señal de sinusitis.

El alimento dado tras la fiebre, vigoriza; durante la enfermedad, empeora.

El miedo y la tristeza, cuando duran mucho, constituyen una afección.

Si al que ha perdido mucha sangre le sobreviene convulsión, mala señal.

El sudar mucho durmiendo y sin causa aparente denota exceso de alimentos.

Los hombres obesos corren mayor riesgo de morir súbitamente (infarto) que los flacos.

Las substancias que dan pronta y acumulativa nutrición se excretan rápidamente.

Cuando el sueño calma al delirio, buena señal.

Si el sueño o el desvelo son excesivos, mal agüero.

Ni la inapetencia ni el hambre ni ninguna otra cosa son buenas cuando exceden los límites de la naturaleza.

Cuanto más alimento dieres a un estómago cargado de impurezas, más agravarás el mal.

Trabajar con hambre no es bueno.

Comer mucho tras una enfermedad y no cobrar fuerzas es mala señal.

Criticar sin mejorar los trabajos de los demás es una grave prueba de
ignorancia.

símbolo de la medicina