CARTA A UN IMPUNTUAL

Reloj pelìcula Hugo Martin Scorsese

Genoveva Navarro

www.tudivan.com

Querido impuntual,

Casi siempre llegas tarde, a citas de trabajos, a citas con chicas, con amigos, con la familia. Lo que se repite es que llegas tarde.

Tu acto de impuntualidad lo veo un doble atentado. Por un lado es como si no tuvieses en cuenta al otro y no fueses capaz de valor su tiempo. Por otro lado y evidentemente, tampoco eres capaz de administrar tu tiempo.

De verdad estoy cansada de que siempre tengas una excusa para justificar tu impuntualidad: un día es el tráfico, otro día el teléfono, otro día se te avería el coche, otro día es un olvido, montones de factores externos que parecen que atentan contra ti. Pero, ¿dónde queda tu responsabilidad? Es más lógico pensar que hay algo en ti que te hace llegar tarde. Pensando de esta manera estás dejando a un lado la mala suerte, y así puedes hacer algo para que las cosas te ocurran de manera diferente.

impuntual reloj

Yo, que quedo contigo muy a menudo, tengo que tener muy claro donde posicionarme: si enfadarme o no enfadarme. Por mi forma de afrontar la vida cotidiana, tengo muchos factores a mi favor para no enfadarme aunque la situación no sea justificable.
Por ejemplo, entiendo que no puedes hacer las cosas igual que yo, y que tengo que ser tolerante y pedir las cosas con modales y educación. Porque hay que ser respetuosos para que los demás te puedan respetar. Tal vez enfadarme sólo sirva para invadir tus límites, acaso para hacerte daño, hacerte sufrir; o acaso para modificar tus formas; o acaso para manipularte. Seguramente recurrir al enfado no es más que una forma de exigencia.

Ya ves que enfadarme sería exagerado y además no serviría de nada porque una reprimenda exterior no cambia ningún funcionamiento interior. Por todo eso, he preferido interpretar tu impuntualidad, ese hecho tan característico tuyo. Y es que a veces tengo la impresión de que con esa impuntualidad quisieras jugar al despiste. Pero puedes preguntarte ¿despistar a quien? Sin duda, a la muerte.

El impuntual trata de escabullirse de su hora. Se cree que por no llegar nunca a tiempo también podrá ser impuntual a la hora de la muerte. Y lo que no sabe es que la hora de la muerte es la que te busca.

Ya sé que sólo puedo comprometerme con mi deseo y no con los tuyos ni con los de nadie. Cada cual sólo está en condiciones de exigirse a uno mismo.

Así que un beso y trata de manejar tu tiempo, en lugar de que el tiempo te plantee tantas contrariedades.

Diego_Rivera_-_The_Alarm_Clock_-_Google_Art_Project

4 comentarios en “CARTA A UN IMPUNTUAL

  1. Realmente la impuntualidad es una costumbre, muy desagradable,creo que es la forma de enfrentar la vida.
    sin entusiasmo, dejando pasar los momentos que hacen la vida misma, la puntualidad es el decir:
    AQUÍ listos, para vivir cada instante,SIN PERDERME UN MINUTO
    CON CORAGE, Y ENTUSIASMO

    Me gusta

  2. ” La escuela “.

    En la tierra está la vida, y
    en ella la escuela que estudio
    hoy y cada día.

    Tres materias que vengo aprender;
    la tolerancia, la imperturbabilidad
    y la paciencia.

    La impuntualidad es una enseñanza
    de luz que tengo que agradecer, y soy
    el maestro para que la puedas comprender.

    Con cariño y gratitud.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s