“LOS EXTREMOS” (AFORISMOS DEL EXCELENTE POETA RAMÓN ANDRÉS)

ramon-andres-01

En días pasados, disfruté mucho de un pequeño gran libro cuya lectura recomiendo a quienes frecuentan este blog. Se trata de “Los Extremos” (edición Lumen, 2011), volumen que reúne los aforismos del escritor, poeta, estudioso de la música y cantante de origen vasco Ramón Andrés.

Ramón Andrés es un prosista de verbo depurado, que en pocas palabras suscita en el lector el placer de la reflexión aguda, tierna y a la vez irónica. Su verso, de ameno contenido sapiencial, tiene una mordaz humanidad y cautiva hondamente con su lacónica potencia.

Si deseas comprar este excelente texto puedes hacer click aquí

Ramón Andrés Los Extremos aforismos

A continuación, algunas de sus gemas aforísticas:

Es un libro que en cada frase

El mundo no es un lugar, es una elección.

Algunas ideas han hecho de nosotros unos obreros del remordimiento. La culpa es de quien trabaja.

Toda lucha, toda oración, toda obra de arte, el coito mismo, son expresión de nuestra provisionalidad.

Pensar el movimiento nos detiene.

Cuanto más hondo se respira menores las creencias.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Plutarco aseveraba que el cielo no envejece por el tiempo, sino por nuestras ideas.

Cuando se es espectador de los propios pensamientos significa que algo nuestro, íntimo, se ha liberado.

Nuestra finalidad estriba en ser posibilidad.

La tendencia a la simetría revela un perpetuo estado de ansiedad.

Arthur Schnitzler

Anotemos (Schnitzler): perder una ilusión es enriquecerse con una verdad.

La melancolía es un bisbiseo que nos va durmiendo en el existir.

El laberinto lo traza el miedo a ser juzgado.

Cebo de los creyentes, la eternidad.

No las ideas, la percepción nos diferencia.

La austeridad debería empezar por el silencio.

La coherencia es un pecado de vanidad.

Tucídides

Tucídides comenta que la mayoría de las ciudades no eran obra fundacional de de un rey, sino de los desterrados que acampaban en un lugar en el que decidían quedarse. En todos nosotros hay algo que denota un exilio.

De la especulación del suelo surgieron las naciones.

El insatisfecho busca en un oasis el desierto.

Muchos rituales de los pueblos primitivos se celebran para apelar a la fecundidad, al crecimiento. No sólo se trataba de invocar lluvia y trigo, sino de pedir más hombres, es decir, más guerreros; cuanto más guerreros, más saqueos; cuanto más saqueos, más riquezas; cuantas más riquezas, más rituales.

La tragedia del artista: querer ser aceptado por un mundo que él rechaza.

El hambre sazona la comida.

Caminar, caminar hasta gastar las suelas. Y olvidar el motivo de la huida, y no recordar en qué hogar tramamos la propia expulsión.

Las pasiones son estériles, pero engendran hijos.

La amargura es el resultado de una tendencia a la sobreestimación del mundo, y de uno mismo.

Para muchos, tener una conciencia atormentada es el mayor logro, la seña de identidad. Creen que el dolor les prestigia.

El monoteísmo de la razón nos ha hecho hincar de rodillas ante las ideas.

Marco Aurelio
Los ideales implican quemas.

Marco Aurelio: quien ha visto el presente, todo lo ha visto.

Un apátrida es el que no recuerda un camino tomado ayer.

Cada ventana de mi casa da a un yo distinto.

El sufrimiento sin límite de los románticos se debe a su aversión al consuelo.

Las convicciones son perros lazarillos.

El aludido, que cierre los ojos. El odio es lanzar arena contra el viento.

Antes se actuaba en nombre del pasado. Hoy lo hacemos apelando al futuro.

Los pesimistas, esos acérrimos creyentes.

Se vive desde la inminencia de una catástrofe que nunca ocurrirá y que, sin embargo, nos ha devastado.

Hay una adicción al dolor, al conflicto, que procede de la vanidad.

En el suburbio de la mente, las ideologías.

Contra la envidia. Quienes miran con malos ojos no ven, envidian; de ahí la raíz en invidentis. Invidentes.

En la cíclica alternancia entre el ser y el no ser, a menudo elegimos estar justo en el punto medio. Un lugar que no comporte existir.

La rama más alta, la cima, la que jamás se alcanza: la humildad.

Tener la duda como forma de razón.

Cuando no encuentro el hogar, vivo en el interior de mi intemperie.

Las ciudades las cercó el miedo al enemigo. Luego se ideó el asedio. Más tarde las amuralló el dinero, y el agua corriente fue depurada ante la putrefacción de sus habitantes, que acabaron siendo enemigos.

Todo artista tiene una parte oscura. Crear no sólo implica dualidad, sino también duplicidad.

El ateismo también requiere su liturgia.

El fanatismo conlleva cierta dejación, un autodesprecio; los fanatici eran los sacerdotes que se castraban a sí mismos para servir a una diosa.

No queremos perder los prejuicios, tras ellos hay muchos esfuerzos y una gran tenacidad.

Santo Tomás de Aquino

Tomás de Aquino recorrió a pie más de quince mil kilómetros, entre 1246 y 1274. Buscaba, huroneaba. Una voz le punzaba los oídos: <>.

¿Qué sería de los héroes sin su materia prima, la muerte?

Nacemos cuando el vacío estalla.

Los políticos defienden al prójimo por amor propio.

Johann Wolfgang von Goethe

Goethe, cuando joven, subía, a la torre de la catedral de Estrasburgo para vencer el vértigo. Lo rememora desde el torreón de la vejez.

El Yo es el peor resultado obtenido en los comicios humanos.

La única manera de acercarse al absoluto es no juzgar.

Un libro sabio es como la lumbre que no cede al viento que entra por la ventana.

El tiempo vuelve fútil aquello que creíamos grave, y sensato lo que pensábamos vano.

Una noche en vela ciega más que la luz de cualquier mañana.

Nadie remará las olas pasadas.

La inquietud ante un muerto no sólo proviene del estupor sentido ante la nada, si no de sospechar que sabe algo que desconocemos.

Creernos trascendentes nos hace fatuos.

¿Tenemos algo que no nos haya sido dado?

Todavía Ptolomeo. Hay personas que creen estar en el centro, y que todos los planetas del prójimo giran en torno suyo. Sistema solar del medio.

Ptolomeo

Obra musical

Diccionario de instrumentos musicales. Desde la Antigüedad a J. S. Bach [prólogo de John Eliot Gardiner], Barcelona: Península, 1995/2001/2009.
W. A. Mozart, Barcelona: Robinbook, 2003/2006.
Johann Sebastian Bach. Los días, las ideas y los libros, Barcelona: Acantilado, 2005.
El oyente infinito. Reflexiones y sentencias sobre música (De Nietzsche a nuestros días), Barcelona: DVD Ediciones, 2007.
El mundo en el oído. El nacimiento de la música en la cultura, Barcelona: Acantilado, 2008.
Diccionario de música, mitología, magia y religión, Barcelona: Acantilado, 2012.
El luthier de Delft. Música, pintura y ciencia en tiempos de Vermeer y Spinoza, Barcelona: Acantilado, 2013.

Obra ensayística

Tiempo y caída. Temas de la poesía barroca [2 vols.], Barcelona: Sirmio [Quaderns Crema], 1994.
Historia del suicidio en Occidente, Barcelona: Península, 2003.
No sufrir compañía. Escritos místicos sobre el silencio (siglos XVI y XVII), Barcelona: Acantilado, 2010.

Poesía

Imagen de mudanza, Pamplona: Pamiela, 1987.
La línea de las cosas, Madrid: Hiperión, 1994.
La amplitud del límite, Barcelona: DVD Ediciones, 2000.

Aforismos

Los extremos, Barcelona: Lumen, 2011.

Ramon-Andres-foto03VictorObiols

Anuncios

6 comentarios en ““LOS EXTREMOS” (AFORISMOS DEL EXCELENTE POETA RAMÓN ANDRÉS)

  1. ” El yin yang “.

    Sentado
    en la línea del silencio,
    observo al sol y a la luna.

    Opuestos
    y contradictorios,
    como son el hombre y la mujer.

    Escribir en poesía tu nombre,
    es conciliar con amor los extremos,
    es unir con tinta el negro y el blanco del papel.

    Con cariño y gratitud.

    Me gusta

  2. ” El yin yang “.

    Sentado
    en la línea del tiempo,
    observo en silencio a la luna y el sol.

    Opuestos,
    que se sienten y miran
    tanto el hombre como la mujer.

    Escribir en poesía tu nombre,
    es conciliar con amor los extremos,
    es unir con tinta el negro con el blanco del papel.

    Con cariño y gratitud.

    Me gusta

  3. ” Tú “.

    Dulces como la miel
    son tus ojos y tan grandes
    como el universo para poderte ver.

    Tu cuerpo
    crean los sonidos en esferas
    musicales en notas que puedo cantar.

    Y como una luz
    que brilla en el horizonte,
    iluminas mi alma en una hermosa realidad.

    Con cariño y gratitud.

    Me gusta

  4. ” El Alma “.

    Como un papel
    en blanco es la vida.

    Cada día
    se va llenando de alegrías, y
    a veces de algunas melancolías.

    No olvides
    en la portada escribir tu nombre,
    que es la luz del sol que a tu alma guía.

    Con cariño y gratitud.

    Me gusta

  5. ” El Alma “.

    Como un papel
    en blanco es la vida.

    Cada día
    se va llenando de alegrías, y
    a veces de algunas melancolías.

    No olvides
    en la portada escribir tu nombre,
    que es el alma como un sol que te guía.

    Con cariño y gratitud.

    Me gusta

  6. ” El Alma “.

    Como un papel
    en blanco es la vida.

    Cada día
    se va llenando de alegrías, y
    a veces de algunas melancolías.

    No olvides
    en la portada escribir tu nombre,
    con letras eternas como el alma misma.

    Con cariño y gratitud.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s