ROD MEDINA (@RodMedinaL ): “SIN POESÍA NAUFRAGA EL ALMA”.

Rod Medina
Rod Medina

Carmelo Urso: Estimado Rod, un gran placer poder dialogar contigo. Antes que nada me gustaría que te presentaras para que nuestros lectores y lectoras te conozcan mejor. Haznos una pequeña semblanza personal: dónde naciste y creciste; qué estudios realizaste; en qué ocupación te desempeñas actualmente. Y cualquier detalle interesante que quieras decir sobre ti mismo.

Rod Medina: Nací a mediados de los años sesenta en Caracas. Mi primera infancia (hasta los seis años) transcurrió en La Pastora, una de las parroquias más representativas de la idiosincrasia caraqueña. Vivía en casa de mis abuelos maternos, cerca del Mercado Municipal, el Colegio La Divina Pastora (fundado por la Madre María de San José) y la Escuela “República de Bolivia”, a los pies del Warairarepano. En 1971 mi familia se trasladó a la ciudad de Guarenas. Allí crecí, estudié, experimenté mis primeros “amores”, descubrí mi vocación docente, y desarrollé mi gusto por la lectura y la escritura. Cursé estudios de Administración en la Universidad Católica Andrés Bello, de Matemática y Educación en la Universidad Nacional Abierta. En el año 1989 me inicié en la profesión de maestro en una escuela semiurbana ubicada en Petare. Fue ahí donde comencé a trabajar en la promoción de la lectura y formé el primer club de niñas y niños lectores. Desde el año 1999 estoy residenciado en Guatire, donde también me desempeñé como docente hasta 2011. En la actualidad distribuyo mi tiempo entre tutorías para estudiantes de secundaria, la promoción de la lectura, la producción de audiovisuales y la escritura.

Guarenas
Guarenas

Carmelo Urso:  Quienes te conocemos sabemos de tu amor por la literatura. ¿Cuándo comenzaste a escribir? ¿Cuáles son tus géneros literarios y autores favoritos? ¿Qué reconocimientos has recibido por tu labor escritural?

Rod Medina: Me interesé por la escritura desde muy joven. Recuerdo un poema que hice cuando estaba en sexto grado sobre un pajarito enjaulado. Durante la adolescencia inventaba letras para canciones o adaptaba al castellano las que podía traducir del inglés. Mi primer poema serio lo escribí a los 17 o 18 años, después de descubrir el poder de la lírica en un libro que reunía toda la poesía del escritor de origen griego Constantino Kavafis. Desde entonces he escrito mucho: poemas, ensayo, artículos de opinión, libros de textos escolares. Además de lo que aparece en los videos, he compuesto tres poemarios inéditos (Reguero de palabrasLa morada de mis desvelos yApuntes de geometría para anacoretas en gestación), un libro titulado Retos para la Vida Plena (que terminó siendo de autoayuda de verdad, es decir, sólo para ayudarme a mí mismo) y algunos artículos periodísticos publicados en diarios como Últimas Noticias Ciudad CCS.  Con relación a la lectura, antes de Kavafis sólo me había inclinado a leer narrativa. De pequeño leía y coleccionaba suplementos  o comics. Después combiné esas lecturas con las revistas de divulgación científica y cultural. Luego pasé a los clásicos de Julio Verne, Lewis Carrol, Robert Louis Stevenson, Herman Melville,… La primera novela que compré fue La hojarasca (la leí años más tarde), por solicitud de mi maestra de 6º grado. Y fue en ese mismo curso cuando recibí mi primer regalo literario: Cumboto. Confieso que de los libros que me obligaron a leer en los primeros cursos de bachillerato sólo me interesó El coronel no tiene quien le escriba. En quinto año tuve un profesor de Castellano y Literatura que se convirtió, para mí, en el primer maestro que me entusiasmó por la lectura. A partir de ese estímulo empecé a leer mucho, básicamente cuentos y novelas (en este género realmente leo todo lo que cae en mis manos). En todos este tiempo he tenidos mis preferencias en lecturas y autores. Hubo una época cuando estaba fascinado por las historias sobre la aviación y el vuelo creadas por Richard Bach (Ajeno a la tierra, El don de volar, Biplano,Nada es azar,). En poesía sí he tenido mayor predilección: Kavafis, Withman, Dickinson, Rilke, Darío, Emerson, Thoreau. De los poetas venezolanos me inclino por el trabajo de Juan Calzadilla. Es mi poeta en este momento. También leo mucho a Gustavo Pereira, Gabriel Jiménez Emán, Elizabeth Shön, Luis A. Angulo, Rowena Hill, Ana H. Terán, José A. Ramos Sucre. Disfruto mucho la poesía de la Generación Beat y muchos trabajos de escritores latinoamericanos como Roque Dalton, Octavio Paz, Porfirio Barba Jacob, César Vallejo, Ernesto Cardenal, Pablo Neruda.

Kavafis
Kavafis

Carmelo Urso:  Rod, eres conocido en tu faceta de videopoeta. Tienes tu propio canal de youtube “Poesía para noches desveladas?http://www.youtube.com/user/Rodme1965 en el que publicas tus creaciones. Cuéntanos cómo desarrollaste esta idea. ¿Qué programas utilizas para crear tus videos? En estos tiempos que corren, ¿consideras que el soporte audiovisual es una forma válida para promocionar la lectura y la escritura? Y tu poesía ¿es de estricto carácter insomne, tal como deja traslucir el nombre de tu canal de youtube?

Rod Medina: La idea de crear un canal de videopoesías surgió de una necesidad de deshacerme de muchos de los poemas que había escrito desde mi juventud. El no saber qué hacer con ese material me llevó a la producción audiovisual. Descubrí que tenía un canal de YOUTUBE asignado a mi cuenta de correo electrónico en Gmail. Así que lo demás fue tan fácil como sumar dos más dos con los dedos. Después de adquirir cierta pericia en la edición de videos me propuse aplicar esos conocimientos en la promoción de la literatura infantil dentro del club de lectura que coordinaba (L@s Comelibros). Luego, a partir de mi incorporación a TVLecturas, abrí otro canal (Poesía para Noches Desveladas te invita a leer) para la promoción de lectura. El nombre del canal apunta primero a las horas que generalmente dedicaba a la escritura: noche o madrugada, tiempo libre que disponía después de las largas jornadas en la escuela. Sin embargo, sé que en esas horas también hay muchos cibernautas buscando qué hacer cuando no pueden dormir o tienen hábitos noctámbulos. Para crear los videos utilizo distintas aplicaciones: PowerPoint para el diseño de presentaciones que guardo en formato multimedia; Audacity para la grabación y la edición de sonido; VideoPad y Movie Maker para el montaje y la edición final. También utilizo otros programas auxiliares: MP3Gain para ajustar el volumen de todas las pistas de audio, Paint.NET para el procesamiento de imágenes y FormatFactory para la conversión de archivos a diferentes formatos. Considero que las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) pueden aplicarse a todo tipo de actividades. En mi caso, la difusión de la poesía, tanto propia como ajena, a través de la red ha sido una alternativa válida para darme a conocer y promover la obra de otros autores. Basta ver el número de veces que cada programa ha sido visto para darse cuenta de que las TIC son un recurso provechoso para promocionar la lectura y la escritura.

Rod Medina recibiendo el primer premio del Concurso de Poesía Caupolicán Ovalles
Rod Medina recibiendo el primer premio del Concurso de Poesía Caupolicán Ovalles

Carmelo Urso: En tu poema “A veces la lectura”http://www.youtube.com/watch?v=oWkgusoWMJ4 dices: “A veces la lectura es un refugio contra las maldades del mundo y a veces es la ventana a la que te asomas para contemplar sus maravillas”. ¿De qué te guareces cuando la lectura es refugio? ¿De qué te maravillas cuando la lectura es ventana?

Rod Medina: Ese poema nació al preguntarme qué había hecho la lectura por mí, a propósito de mi asistencia a un coloquio de promotores de lectura desarrollado en la Feria Internacional del Libro de Venezuela (FILVEN) de 2012. Todo lo que afirmo en ese texto nace de mi propia vivencia (Jorge Larrosa, filósofo español propone la tesis de la lectura como experiencia). Creo que los libros me permitieron crear un espacio propio que me protegía de los embates del mundo: mi familia, mi vecindario, la sociedad misma. Es posible que al inicio la lectura me sirviera de mecanismo de evasión de la realidad… o tal vez de potenciación de mi imaginación. No sabría explicarlo en este momento. Sólo recuerdo que al meterme en un libro me aislaba, me distanciaba de los otros, permitiéndome recrear un lugar virtual íntimo, donde existíamos la historia –con sus personajes y sus tramas– y yo… y a veces el autor. Supongo que cuando eso ocurría se abría simultáneamente una puerta hacia lo posible, hacia lo fantástico, hacia lo profundo, hacia lo lejano,… todo aquello se ponía al alcance de mi mente, como si verdaderamente me asomara a una ventana a contemplar las maravillas que nos ofrece este planeta, la Vida, el tránsito por ella.

Carmelo Urso: En otro de tus videopoemas señalas que “El cumpleaños guarda parentesco con la boda y el funeral. Rumores, secretos, envidias, abrazos, emoción visceral”.  Amigo Rod, aniversarios, casorios  y decesos son momentos que no se olvidan fácilmente. Pero no todo el mundo se somete a la disciplina de registrarlos de modo poético. ¿Por qué crees que el poeta no se conforma con vivir lo vivido y se obliga a recrearlo con la palabra?

Rod Medina: En uno de mis poemas describo, de alguna manera, lo que para mí es la poesía:

MÁS ALLÁ DE LA VENTANA

el mundo

Tentación y locura

De este lado

el abismo que consume

 

Sangre

saliva

semen

Traga todo

 

La mediación es necesaria

¡Tradúceme!

¿Qué dice?

 

Sin poesía

naufraga el alma

Ahogada en sus fluidos

 

Afuera crecen

la fealdad y la belleza

Forcejean

 

Adentro

ego y cordura

copulan

hiriéndose las entrañas

 

Dialéctica

mundos contrapuestos

El poema

¿la síntesis?

No sé si es igual para todos los poetas, pero he leído lo que muchos escritores dicen de su trabajo lírico y pienso que la poesía se convierte en su medio de expresión, su llanto, su grito, su denuncia, su manera de resolver sus propias contradicciones, la lucha entre lo que se es y lo que se vive. Si yo no escribiera me asfixiarían las alegrías y los dolores, me rendiría ante la impotencia o no sabría valorar la belleza que hay en cuanto me rodea, reprobaría en mi relación dialéctica con el universo y con el microcosmos que soy yo mismo.

 Mario Benedetti
Mario Benedetti

Carmelo Urso: En tu canal de youtube no sólo publicas tus poemas sino que realizas una labor divulgativa, hablando de tus escritores favoritos. Cuéntanos un poco sobre esos programas que realizas.

Rod Medina: Como lo mencioné anteriormente, mi incursión en la producción audiovisual fue producto de una necesidad. Sin embargo, al tomar conciencia de lo que hacía, de la responsabilidad de poner a disposición de tantas personas ese material, consideré pertinente incluir breves reseñas que sirvieran de presentación del videopoema y algunas referencias a autores u obras que pudieran guardar relación con el texto. Después de tener algún tiempo participando en TVLecturas se me ocurrió abrir otro canal para dedicarlo especialmente a ese proyecto y dedicar mi trabajo a la difusión literaria, es decir, a la obra de otros autores cuyos libros he leído y han dejado huella en mi experiencia de vida. Es un trabajo exigente y laborioso, pero me produce mucha satisfacción, puesto que siento que con él rindo homenaje a aquellas mujeres y hombres que me han conmocionado con su manera de presentar el mundo mediante la palabra escrita.

Marialcira Matute
Marialcira Matute

Carmelo Urso: Perteneces desde hace algún tiempo al colectivo TVLecturas ( http://www.tvlecturas.tv/ yhttp://tvlecturas.wordpress.com/ ) Cuéntanos un poco acerca de ese proyecto y cómo es tu participación en él.

Rod Medina: Llegué a TVLecturas gracias a L@s Comelibros. Habiendo probado cualquier cantidad de estrategias para promover la lectura en mis estudiantes, decidí experimentar con la producción de micros dedicados a la literatura infantil, hechos en gran parte por los propios niños. La idea vino a mi cabeza después de ver un programa de La Librería Mediática donde presentaban a los ganadores de una de las ediciones del concurso de cuento breve y poesía, en el año 2010. Envié mi propuesta a Marialcira Matute, coordinadora del proyecto TVLecturas y fue bien recibida. Sin embargo, mientras avanzábamos en la producción del primer audiovisual de L@s Comelibros, Marialcira visitó mi canal (supongo que haciendo clic sobre el enlace que aparece en la firma de mis correos) y tomó el primero que aparecía en la lista de videos para insertarlo en el blog de TVLecturas. Así fue que Poesía para Noches Desveladas comenzó a formar parte de esa propuesta que tiene como propósito fundar un canal de televisión dedicado a la promoción de los libros y la lectura.

Rod Medina 2

Carmelo Urso:  Rod, también eres conocido en tu faceta de facilitador de talleres literarios. En este aspecto, te gusta trabajar tanto con niños como adultos. ¿De qué versan los talleres que impartes? Y si alguna institución o particular se interesa en contratar tus servicios, ¿cómo pueden comunicarse contigo?

Rod Medina: Desde que me inicié en la docencia he trabajado en la promoción de la lectura. Así que básicamente he diseñado y ejecutado muchas actividades para logra ese fin entre los más pequeños. Los talleres para adultos van dirigidos, primordialmente, a la formación de promotores de lecturas y/o la presentación de estrategias para incentivar el gusto por leer. Los temas de los talleres son muy variados: desde la sensibilización hacia el texto literario (oral o escrito) hasta el diseño audiovisual para la promoción de la lectura. Me gusta llevar a cabo mi trabajo en las escuelas, las bibliotecas, salas de lectura y en las comunidades organizadas que desean desarrollar proyectos de promoción lectora. A veces colaboro con entes gubernamentales o con instituciones particulares. Pueden comunicarse conmigo a través de mi correo electrónico rodmedina65@gmail.com.

La Lectura

Carmelo Urso: Un mensaje final para nuestras lectoras y lectores.

Rod Medina: Como lector, escritor, maestro y promotor de lectura les invito a acercarse a los libros sin ceremonias ni prejuicios. Comenzar a leer un libro es una oportunidad de descubrir, al principio, la posibilidad infinita de la palabra; y después de consolidar la práctica, la ocasión de dialogar con su autor/a. Leer es una competencia que puede desarrollarse en cualquier momento de la vida. La mejor lectura es la que se hace sin ningún motivo aparente, la que llega a convertirse en pasión. La lectura es una experiencia personal. Nadie está obligado a leer… ni a comentar lo que lee. No hay mejores o peores libros. No hay que apurarse por leer los cien libros más notables de la historia, o memorizar nombres de obras ni escritores. Lean lo que se les antoje. Con la constancia aparecerá la exigencia. Lean a otros en voz alta, sobre todo a los pequeños y a los más viejos. Hagan de la lectura una experiencia de vida I–NOL–VI–DA–BLE. Inviten a otras personas a leerles cuando ya no puedan hacerlo por sus propios medios. Valoren la palabra dicha y sentida. Y si se animan, escriban. Encuentren su voz en la escritura. Compartan con humildad lo que escriben y sean responsables. Poco a poco se irán formando como lectores y escritores. Poco a poco se irán convirtiendo en promotores. El amor hacia los libros y la lectura se contagia…

A partir del martes 18 de febrero CARMELO URSO DICTARÁ TALLER DE INICIACIÓN AL HAIKU EN EL ICREA DE CARACAS

HAIKU

A partir del martes 18 de febrero, en horario de 6:00PM a 8:15PM, el Licenciado Carmelo Urso estará dictando el Taller de Iniciación al Haiku en el ICREA de Caracas. La actividad está dirigida a toda persona interesada en este género poético de origen japonés y en la literatura breve.

El contenido programático incluye:
• ¿Qué es el Haiku? Definición
• Las reglas básicas para la escritura del haiku
• Haiku clásico. Características y ejemplos.
• Haiku contemporáneo. Características y ejemplos.
• Escribir haiku a partir de fotografías propias o de imágenes de otros.
• El haiku como vía para expresar un momento de comprensión profunda

La metodología incluye trabajos individuales en clase y en casa, así como dinámicas de grupo con asesoría y orientación constante durante todo el taller.

El licenciado Carmelo Urso es comunicador social egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Nació en Caracas en 1969. Tiene 20 años de experiencia en la coordinación de unidades de prensa y relaciones públicas. En materia periodística, ha sido acreedor de los premios municipales de Chacao (2000) y Vargas (2001). En el área literaria, ha sido finalista (2009) y ganador (2010) del Concurso Internacional de Cuento y Poesía Breve “La Librería Mediática” (Venezuela), así como ganador del concurso “Microficciones” (Argentina, 2010) y el Concurso de Cuentos de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez (2013).

Urso regenta desde hace años los blogs “En Tiempo Presente” https://carmelourso.wordpress.com/ que versa sobre temas de cultura de paz, salud y espiritualidad y “Sólo50” http://solo50.wordpress.com/ especializado en microliteratura. Ha dictado Talleres de Microliteratura en el Colegio Universitario de Caracas (CUC) y PDVSA La Estancia, donde fungió como Jefe de Prensa durante siete años.

El Taller de Iniciación al Haiku constará de 5 sesiones de 3 horas académicas cada una. La inversión por participante es de Bs. 1.500.00 Formas de pago: cuota única de Bs. 1.300 o Inscripción Bs. 750 y una cuota de Bs. 750.

Los interesados pueden acudir a la sede académica del ICREA, ubicada en laURB. ALTAMIRA, AVDA. SAN JUAN BOSCO. EDIF. EL TORBES. PISO 5. OFIC.62 (AL LADO DE FRIDAY´S) TLFS: 0212.2668497/ 0212.2659491

Contacto: infoacademico@icrea.org.ve twitter: @icreaescritores

Se entregará certificado de asistencia.

HISTORIAS DE ÁNGELES

WALLPAPERS[RU]. Art Pack 07'2002

Las cosas no son siempre lo que aparentan

Autor: Anónimo

Dos ángeles que viajaban pidieron refugio en el hogar de una familia rica para pasar la noche. En lugar de ubicarlos en el cómodo cuarto de huéspedes de la mansión, el potentado los hospedó en el frío del sótano, donde ni siquiera camas había. Antes de echarse a dormir en el suelo, el ángel más viejo se percató de un agujero que había en la pared y con su poder celestial lo reparó y lo selló. Cuando el ángel más joven le preguntó por qué había arreglado el muro, el ángel viejo le contestó: “Las cosas no son siempre lo que parecen”.

Un día después, los ángeles se hospedaron en un hogar muy pobre, pero el granjero y su esposa eran muy hospitalarios. Después de compartir el poco alimento que tenían, los esposos cedieron su lecho a los ángeles para que durmieran cómodos el resto de la noche.

A la mañana siguiente, los ángeles encontraron al granjero y a su esposa sumidos en honda tristeza: su única vaca, de la cual obtenían dinero por la leche, yacía muerta en el campo. Molesto, el ángel joven le preguntó al ángel viejo: “No entiendo tu forma de proceder. Al primer hombre, que lo tenía todo y nos negó sus comodidades, le ayudaste tapando el hueco de su pared; en cambio, dejaste morir la única vaca del granjero y su mujer, que teniendo muy poco, compartieron con generosidad sus escasas provisiones.

“Las cosas no siempre son lo que aparentan”, contestó el viejo ángel. “Cuando estábamos en el sótano de la mansión, noté que había una gran cantidad de oro escondida en el agujero de la pared. El potentado era tan avaro y estaba tan poco dispuesto a compartir su buena fortuna, que sellé con artes mágicas la pared para que él jamás vuelva a encontrar el tesoro que le obsesiona y envilece. Anoche, en cambio, justo antes de dormirme, recibí un llamado del Ángel de la Muerte. Venía a llevarse a la esposa del granjero. Le persuadí para que no lo hiciera. Pero como no podía irse con las manos vacías, le di la vaca en lugar de la mujer…”.

ángel 2

Historia de un Ángel

Autor: Anónimo

Había una vez una niñita sentada en un parque. Vestía un traje descolorido y zapatos rotos. La niña se quedaba sentada mirando a la gente pasar y sin decir palabra. Las personas transitaban a su lado, pero nadie se detenía a preguntarle qué le ocurría. Yo fui uno de los tantos que siguió de largo sin prestarle atención.

Al día siguiente volví a pasar por el parque. La niña seguía allí, en el mismo lugar. Con la misma mirada de tristeza en sus ojos. Curioso, me acerqué a ella. Entonces, noté que tenía una joroba en la espalda.

Ella me miró con una tristeza tan profunda que me rompió el alma. Me senté a su lado y sonriendo le dije:”hola”. La pequeña me miró sorprendida y con una voz muy baja respondió a mi saludo.

Hablamos durante horas, hasta la hora del ocaso. Cuando sólo quedábamos nosotros dos en el parque, le pregunté por qué estaba tan triste.

La pequeña me miró y con lágrimas en los ojos me dijo: “Porque soy diferente”.

Yo respondí con una sonrisa: “Lo eres”. Y ella dijo aún más triste: “Lo sé”.

Le dije: “Pequeña, ser diferente no es malo. Tú me recuerdas a un ángel dulce e inocente”.

Ella me miró y por primera vez sus ojos brillaron con la luz de la alegría.

Despacio, ella se levantó y dijo: “¿Es cierto lo que acabas de decir?”.

“Sí”, le respondí. “Eres como un pequeño ángel guardián enviado para proteger a todos los que caminan por aquí”.

Ella movió su cabeza afirmativamente. Y ante mis ojos algo maravilloso ocurrió. Su joroba se abrió y dos hermosas alas salieron de ahí.

Ella me miró sonriente y dijo: “Yo soy tu Ángel Guardián”.

Yo no sabía qué decir.

Ella me dijo: “Por primera vez en tu vida fuiste capaz de mirar más allá de ti mismo. Te condoliste del sufrimiento ajeno. Mi misión está cumplida”.

Entonces, le pregunté por qué nadie más le había ayudado.

Sonriendo, me dijo con picardía: “Tú eres la única persona que podía verme”. Y ante mis ojos incrédulos desapareció de repente, como una etérea pompa de jabón que de pronto en el aire se esfuma…

Abbott Handerson Thayer, Angel, 1889

El Ángel
Por Hans Christian Andersen

“Cuando muere un niño bueno, Dios envía un ángel al planeta. Éste lo abraza candorosamente, extiende sus grandes alas blancas y emprende el vuelo por encima de todos los lugares que el pequeño ha conocido y amado. Recoge muchas flores a su paso y se las lleva al Cielo para que florezcan allí más hermosas que en la Tierra. Dios toma las flores entre sus brazos y besa a la más hermosa, que recibe así el don de la palabra para cantar las bienaventuranzas del Paraíso…”.

Un ángel le contaba esta historia a un niñito recién fallecido que llevaba en sus brazos; y el niño le oía extasiado, como quien escucha entre sueños, mientras volaban sobre jardines colmados de flores.

–¿Cuáles nos llevaremos para plantarlas en el Cielo? –preguntó el ángel.

Entonces, vieron un magnífico rosal, pero una mano perversa había partido su tronco. Y sus ramas colgaban, llenas de capullos secos.

–¡Pobre rosal! –exclamó el niño– Nos lo llevaremos y junto a Dios florecerá.

Y el ángel tomó el quebrantado rosal y le dio un beso al niño en la frente.

Luego, recogieron muchas flores hermosas, y también unas humildes margaritas y violetas silvestres.

–Ya tenemos un buen ramillete –dijo el niño; el ángel sonrió, pero aún no levantó el vuelo para ir al cielo. Era de noche. Todo estaba en silencio; se quedaron en la ciudad, y pasaron por un callejón muy angosto en que había montones de paja, de ceniza, de basura. Había también trozos de loza, pedazos de yeso, platos rotos, trapos y sombreros viejos. Cosas que ya no servían.

Entre aquellas inmundicias, el ángel señaló una maceta rota y un puñado de tierra que las raíces de una planta reseca mantenían unido.

–A ésta también nos la llevaremos –dijo el ángel–. Y mientras volamos te explicaré por qué.

Remontaron el vuelo, y el ángel comenzó su relato:

“Allí abajo, en una escondida casa de aquel estrecho callejón, vivía un niño pobre y enfermo. Estaba siempre en cama; las pocas veces que se sentía bien, lo más que podía hacer era dar un par de vueltas por la habitación, ayudándose con unas muletas; en verano, los rayos de sol entraban por la ventana, pero no más de media hora al día; entonces, el pequeño sentía cómo la sangre corría por sus venas y calentaba su corazón”.

“Un día de primavera, el vecino le llevó un ramillete de flores del campo… y por casualidad, una de ellas conservaba intacta la raíz; el niño enfermo la plantó en una maceta que colocó junto a la cama. Aquella flor creció y floreció. Y cada año, crecía y producía flores más hermosas. El niño se sentía feliz contemplándolas. Le parecía que tenía un jardín para él solo. Aquella humilde maceta era su pequeño tesoro en la Tierra”.

“La regaba y cuidaba. La ponía junto a la ventana para que le diera el sol; las flores despedían un aroma dulce y alegraban la vida del niño enfermo; cuando Dios lo llamó a su Reino, la última mirada del pequeño fue para su planta”.

“Hace ya un año que el niño murió. Y hace un año también que la flor quedó abandonada en su maceta; y como nadie la cuidaba, se secó. Por eso la hemos encontrado entre la basura del callejón. Nadie la quería ya. Pero nos la llevaremos. Porque esta humilde florecilla silvestre ha dado más alegrías que la más bella rosa del jardín de una reina”.

–Pero, ¿y cómo sabes todo esto? –preguntó el niño al ángel.

–Lo sé –respondió el ángel– porque yo fui aquel pobre niño pobre y enfermo que andaba sobre unas muletas. ¡Y conozco muy bien a mi flor!

Sorprendido, el niño miró el rostro esplendoroso del ángel; y en aquel momento se encontraron en el Paraíso, donde reina la alegría. Dios apretó al niño contra su corazón, y al instante le salieron a éste unas alas de plata como a los demás ángeles. Con ellos se echó a volar. También apretó contra su pecho a las flores. Y besó a la marchita silvestre infundiéndole voz. Y ella empezó a cantar con el coro de ángeles que rodean al Altísimo en círculos que se extienden hasta el infinito. Y todos cantaban, grandes y chicos, junto con el buen chiquillo y la pobre flor silvestre que había estado abandonada entre la basura de un estrecho callejón, en una pequeña ciudad del planeta Tierra.

An Angel