LA ORACIÓN

oración

La oración debería ser el aliento de nuestra respiración, el pensar de nuestra mente, el alma de nuestro sentimiento, la vida de nuestro vivir, el sonido de nuestros oídos y el progreso de nuestro crecimiento. La oración en su magnitud es una longitud sin fin, una amplitud sin límites, una altura infinita y una profundidad sin fondo. Ilimitable su amplitud, inalcanzable su altura, insondables sus profundidades e infinita su extensión.

Homer W. Hodge

3 comentarios en “LA ORACIÓN

  1. ” La voz “.

    Nacen
    esferas de luz y
    sonidos en mi interior.

    Desde ahí
    se unen sentimientos
    que expresan todo mi amor.

    Cada letra
    se viste de sensaciones
    conectadas al centro del alma,
    como viva portadora de la creación.

    Y
    al pronunciar cada palabra
    no es mi cuerpo el que habla,
    sino la voz de tu divino corazón.

    Amor y gratitud.

    Me gusta

  2. La oración es el hilo que nos une a Dios. Es el camino para el encuentro eterno y verdadero. Solo si vaciamos la mente y la llenamos de amor de Dios, no pídiéndole que nos escuche sino dándole las gracias por estar siempre en y con nosotros, podemos reconectarnos con lo que somos y dejar de ser lo que creemos que somos. La oración es el susurro eterno de nuestra alma.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s