SERIE “NOTA POSITIVA” (PARTE 1) POR ALICIA MELO (@NotaPositiva76)

angels-630x420

Alicia Melo
Mercadóloga especializada en Servicios
Promotora de Bienestar y Salud
Diplomada Universidad Metropolitana
Miembro Asociado SOVEPPOS
Coach Ontológico
Facilitadora de Aprendizajes Certificada
Autora Libro “Notas Positivas para Saborear”
Twitter: @NotaPositiva76
Facebook: Nota Positiva

notapositivaemociones

HABITAR LAS EMOCIONES

Una de las cosas más significativas de mi proceso de aprendizaje en el Coaching ha sido comprender que soy un cuerpo y que este cuerpo que me distingue es el resultado de mis experiencias de vida. Él habla por mí, antes de que sea capaz de expresar palabra alguna, me muestra sin filtros: en mis hábitos, patrones de conducta y estructura personal, es un compañero generoso y sabio, que me invita a mirarme y escucharme, para comprender aquello que requiere de mi atención.

Ser un cuerpo sin tener conciencia de ello suele ser uno de los errores más recurrentes que cometemos. Tanto el Espíritu como la mente, requieren del equilibrio que las emociones y las acciones le sustentan y para que estas últimas puedan evidenciarse, contamos con la estructura física que el cuerpo nos aporta. Cuando este balance se ve afectado negativamente, surge como resultado la enfermedad.

¿Qué dicen hoy tus emociones acerca de tu equilibrio personal?, ¿cómo se están reflejando en tu cuerpo?

notapositivavoluntad

SALUD Y EJERCICIOS DE VOLUNTAD

En el libro El retorno del Rey de la serie de El Señor de los Anillos de J.R.R. Tolkien, hay una frase hermosa que reza: “Donde no falta voluntad, siempre hay un camino” y al leerla me conecto con el mundo de posibilidades que surgen cuando nos hacemos conscientes de nuestras elecciones y acciones, construyendo desde ellas una vida en bienestar.

El Bienestar no sólo es beneficioso para quién hace de este camino una forma de vida; sino también para quienes les rodean, porque al conectarse con los hábitos que de esta elección se desprenden, se fomenta un estado de salud general, que impacta positivamente en los dominios: mental, emocional, espiritual, físico y financiero, ya que invertir en salud, es una forma muy eficiente de ahorrar y de relacionarnos con equilibrio.

Para profundizar en ello, les regalo la Nota Positiva y una pregunta: ¿Cómo te estás conectando voluntariamente con tu salud?

notapositivasincroniza

SINCRONIZA TU LUZ

Recientemente investigando acerca de los agentes contaminantes psicosociales, encontré la siguiente definición en el blog: https://agentescontaminantes.wordpress.com: “Podemos considerar como contaminantes psicosociales a los factores que surgen de las relaciones humanas y que desencadenan presiones o tensiones emocionales que culminan en crisis de angustia, de manera determinante llegan a producir daño en la salud, o bien favorecen la acción de otro grupo tipo de agentes patógenos”.

Al leerla pensé como nuestras conversaciones y acciones compartidas en Redes Sociales hacen parte de estos agentes contaminantes cuando sin ningún verificación previa difundimos a través de Facebook, Twitter, Whatsapp, Telegram o cualquier otro canal noticias, vídeos o contenidos que hacen foco en lo negativo que ocurre en el mundo. En algunas ocasiones son situaciones reales; pero en otras, son especulaciones o cadenas que se generan con propósitos desconocidos.

Lo cierto del caso, es que estos espacios virtuales para relacionarnos son como una Plaza Pública, en ellos compartimos vida con otras personas y nos mostramos tal como somos. Cada post compartido, expresa la forma como estamos observando el mundo, aquello en lo cual estamos concentrando la atención, los juicios que nos hacemos de las circunstancias que nos acontecen.

La invitación en este día es a reflexionar acerca de ¿cómo tus conversaciones impactan en las Redes Sociales?, ¿cuáles emociones te acompañan al compartirlas?, ¿cuál es la influencia que consideras tienen en tus amigos y contactos?…

El propósito es tener consciencia de tu nube de palabras y de como estás sincronizando tu presencia y energía con los demás.

notapositivaparaque

LA SUPREMACÍA DEL ¿PARA QUÉ?

Como ustedes conocen soy una enamorada del lenguaje y en la medida que he venido estudiando la ontología, valoro más el significado de cada palabra y el uso correcto de las mismas, cada palabra que elegimos, decimos y compartimos, tiene dentro de sí misma la posibilidad de generar espacios expansivos o restrictivos, por lo que la realidad que vivimos termina siendo el resultado de las nubes de palabras que con frecuencia utilizamos.

En ese sentido, resignificar ha sido una gran experiencia, que al practicarla cotidianamente se convierte en hábito y me permite afianzar el pensamiento flexible y positivo, como una vía para vivir en bienestar.

A propósito de ello, encuentro que en la medida que se realiza la pregunta correcta, las respuestas que se obtienen tienden a ser más significativas y poderosas para activar la reflexión sobre la acción. Es por ello que hoy quiero regalarles el valor del ¿Para qué? en lugar del ¿Por qué?, esperando que esta nota les revele una nueva vía, al aplicar esa pregunta para sí mismos.

notapositivaesperanza

ESPERANZA

Rutinariamente escucho “Hay que tener esperanza” y a esa frase le acompaña una mirada perdida en la distancia, una mirada que busca en algún lugar fuera del ser aquello que se anhela. Y si bien es cierto que hacemos parte de algo más infinito e inmenso que nosotros mismos, también es cierto, que en la medida que somos consciente de nuestro poder de acción, facilitamos en coherencia, la concreción de los sueños que albergamos.

Desde esa reflexión, me conecté con un pensamiento de John Kennedy que dice: “No debemos dejar que nuestros temores nos impidan perseguir nuestras esperanzas”, el poder de sus palabras muestra una clara relación, entre el desear y el hacer. Esa fue mi conversación privada de esta mañana, la cual hago pública para ustedes, desde mi gusto por las matemáticas, un ciencia cuyo nombre tiene origen en la palabra griega “mathema”, que significa estudio de un tema.
Mi invitación en este día, es a estudiar la ESPERANZA, como un fenómeno personal que se sostiene en la voluntad y capacidad personal de hacernos cargo de nosotros mismos.

notapositivaemocionescontagiosas

EMOCIONES CONTAGIOSAS

Hoy he tenido una mañana muy interesante, la cual inicio con la alegría con que me conecto todos los martes, se expandió al recibir un mensaje de un amigo muy querido que celebra 36 años de matrimonio eclesiástico y se siente sumamente feliz, enamorado y bendecido por ello y luego con un episodio muy interesante que me aconteció mientras viajaba en el Metro de Caracas.

Estando en el vagón, apretada con otras personas que tenían la misma necesidad de llegar a tiempo a sus oficinas, que se levantaron temprano para aprovechar este día, coincido con una señora bonita y elegante que se mostraba muy incómoda, al tener que rodarse entre el poco espacio de por medio que se podía tener con los otros pasajeros. Al llegar a Chacaito, entraron al menos unas 20 personas más, la mayoría quedamos compactos, practicamente inmoviles y sujetos de lo que podíamos: la barra central, un asiento, el techo, la puerta. En esta estación abordó un señor trajeado, quién como pudo se amontono con los demás cuerpos y en ese momento surgió una confusión. La bella dama, con su cara enrojecida y una molestia visible comenzó a insultar a este hombre, porque no quería que la rozara de ninguna forma, cosa bastante dificil a mi juicio. Al ella subir la voz y el hombre tratar de explicarle que no podía hacerse hacia un lado, se sumaron otras voces airadas, mujeres y hombres comenzaron a reclamar, insultar, discutir, oponerse, a un punto dado que en el vagón se escuchaba una algarabía y yo allí, sostenida levemente respirando bajo el brazo de alguien y con deseos de que abrieran las puertas en Sabana Grande.

Al llegar a mi destino, también bajaron en simultáneo los protagonistas de aquel incidente y mientras ellos se alejaban vociferando, el vagón continuo su recorrido y dentro de él, las personas enganchadas en una frenética discusión colectiva que quizás les servía para hacer catarsis de otras situaciones que les acontecen a nivel personal.

Esto me mostró el poder viral de las emociones y como en cuestiones de segundos, surge una reacción colectiva cuando nos enganchamos en ella, sin reconocer que no nos pertenece.

De esta experiencia quiero compartir lo valioso de poder autogestionar mis emociones, de reconocer cómo se manifiestan en mi cuerpo y como mis pensamientos y juicios interfieren en lo que estoy sintiendo. Si bien puedo contagiarme de las emociones de otros, también puedo elegir permitirles permanecer o no en mí.

notapositivanucleopositivo

NÙCLEO POSITIVO

He venido participando en una iniciativa civil denominada: IMAGINA VENEZUELA, en la cual desde la metodología de la Indagación Apreciativa, un grupo de venezolanos soñadores y dispuestos, estamos trabajando colaborativamente desde las fortalezas que nos constituyen, para impulsar el cambio positivo del país que amamos y en el cual vivimos, basándonos en lo bueno que si tiene y funciona.

Lo que promueve la Indagación Apreciativa es centrarnos en el núcleo positivo del sistema del cual hacemos parte, ya que ese es el pilar de la existencia y el elemento sobre el cual podemos trabajar para generar aprendizajes que nos permitan transformar la realidad en la que vivimos, hacia aquella que soñamos.

Desde mi mirada, el núcleo positivo no es único, no está solo en nuestros pensamientos, emociones o acciones, el núcleo positivo, es la suma de las partes, que al unirse, constituyen algo más grande, más fuerte, más solido, más expansivo de lo que por sí solo es; es decir, es la unión de intenciones y seres, que aun siendo diferentes, se permiten abrazarse en hermandad para superar los obstáculos y co-crear un mundo posible.

notapositivadesconecta

DESCONECTA LA QUEJA

Hace un rato cuando venía camino a la oficina, tomando las escaleras mecánicas para salir de la estación del Metro, miré hacia el techo y vi como un pajarito, aleteaba con rapidez, buscando una forma de salir; pero cada vez que se elevaba chocaba contra el concreto, así dio varias vueltas, hasta que siguió un rayito de luz y encontró la manera de volar a cielo abierto.

Durante el tiempo que el pajarito estuvo revoloteando en el techo, no emitió ningún sonido, solo aleteaba y aleteaba concentrado, a un ritmo sostenido y desde mi mirada, muy enfocado en lo que quería lograr. Verlo me resultó muy inspirador; porque el nos regalaba la sabiduría instintiva de la naturaleza, aquella que los seres humanos, muchas veces dejamos de tener presente.

Muchas veces en lugar de enfocarnos en lo que podemos hacer, nos conectamos con la queja, con esa forma de autocompadecernos de lo que nos ocurre, de salvarnos de la responsabilidad de elegir para en su lugar encontrar a alguien más que cargue con el peso de habernos ocasionado tales desventuras y cuando así lo hacemos, sumamos energía negativa al ambiente del cual hacemos parte, disminuimos nuestras vibraciones y nos alejamos del bienestar.

Y aclaro, no es que el quejarse sea un acto repudiable, hasta cierto punto tiene un poder catártico, siempre y cuando no exceda de unos pocos minutos al día; pero si por el contrario, la queja se vuelve el centro de las conversaciones que sostenemos, la forma de relacionarnos con el otro, entramos en un rol de víctima, que limita el poder creativo condicionando al cerebro a rendirse y cuando este pensamiento nos invade, empezamos a dejar de vivir de a poco, perdemos el interés por lo que antes nos gustaba y permitimos que emociones displacenteras se instalen en nuestro ser, hasta convertirse en estados de ánimos, tales como la depresión o la resignación.

En otras palabras, entregamos el rumbo de nuestra vida a las circunstancias y desde ese estado de pena, hacemos penoso el camino para aquellos que nos acompañan.

Yo elijo desconectarme conscientemente de la queja para vivir en bienestar, ¿me acompañas?

notapositivaconversemos
CONVERSEMOS SIN PALABRAS

Una de las experiencias más hermosas que me han sucedido, es la de hacer parte de la Compañía Experimental de Danza Contemporánea y Gestual “Sin Límites de Vida”, cuya apuesta consiste en que todas las personas podemos danzar, reconociendo la bendición que significa nuestro cuerpo y la vida que vibra en nuestro interior. Kira Shannon Padrón T, quien es su directora y coreógrafa, me ha transmitido su pasión, que trasciende el hecho de sólo bailar, para ser y fluir a través del movimiento.

En mi aprendizaje, descubrí que existo en la mirada del otro, que cuando nos podemos ver fijamente a los ojos, comenzamos a respirar al unísono y con cada inhalación que hacemos al mismo tiempo, estamos construyendo una conversación, que luego encuentra su hilo conductor a través del movimiento, con el cual contamos una historia mil veces contada y a la vez nueva, una historia particular que pertenece al mundo y también nos pertenece a nosotros.

La danza contemporánea me ha permitido comprender con mayor profundidad el Coaching y su majestuoso poder transformador desde los dominios del cuerpo y la emoción, ya que hablamos no sólo con el lenguaje, hablamos con todo nuestro ser.

Por ello, te invito a reflexionar acerca de: ¿Què está diciendo tu cuerpo en este momento?… quizás encuentres similitud entre lo que piensas, sientes y dices o quizás no… tu cuerpo te ayudará a reconocerlo.

notapositivairasanadora

IRA SANADORA

El fin de semana pasado, tuve la bendición de participar en una sesión de Bioenergética con la maravillosa maestra María Bianco, en la cual nos mostró como el cuerpo absorbe, transforma y entrega energía, que surge de los procesos biológicos de los sentimientos, emociones y pensamientos que nos acompañan.

El cuerpo es el vehículo por excelencia para que las emociones se manifiesten, él expresa más allá de las palabras, lo que realmente nos ocurre y de acuerdo a lo que he venido aprendiendo de Psiconeuroinmunología con la fuente inagotable de sabiduría de la Dra. Marianela Castés Boscan, nuestro sistema inmunológico responde ante los estímulos estresantes, reales o imaginarios, activando procesos de defensa.

En nuestra cultura han surgido los juicios de que algunas emociones son positivas y otras negativas, desde allí, hemos modificado la respuesta y aceptación que tenemos hacia las últimas, como un mecanismo protector, a tal punto que en muchas circunstancias, no nos permitimos expresarlas en su justa dimensión.

La pregunta que me surge ante este aprendizaje es: ¿qué tal si las miramos con el juicio contrario?… desde mi observación esto nos permitiría abrazar la ira, la tristeza, el asco, el miedo, la ansiedad, la vergüenza, por nombrar algunas, reconociendo en ellas el infinito poder sanador que tienen.

No es más feliz el que sola experimenta emociones placenteras,
es más feliz aquel que se permite vivir su humanidad a plenitud.

angel-2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s