Venezolanos en Argentina. DIMAS MARÍN: “DESCUBRIR QUE DIOS ES MI PAPÁ Y ME AMA ES LO MEJOR QUE ME HA PASADO”.

Dimas Marín
Dimas Marín

Carmelo Urso: Estimado Dimas, un placer conversar contigo. Me honra hacerle esta entrevista a un venezolano luchador que se está abriendo paso en la sociedad argentina. Como muchos paisanos te has radicado en este país austral. Algunos han llegado en avión, otros en bus, y hay quienes hasta han llegado en bicicleta. Amigo Dimas, cuéntanos por qué tomaste la decisión de salir de tu tierra natal y de qué manera llegaste a la República Argentina.

Dimas Marín: Salí de mi país en busca de un futuro mejor como la mayoría de mis coterráneos, orientado fundamentalmente a ofrecerle un futuro mejor a mi familia, principalmente a mis padres que ya están próximos a entrar en la tercera edad. Sería una gran bendición ayudarles, sobre todo ante la situación que está atravesando Venezuela.
El prestigioso diario Clarín de Buenos Aires relató parte de esa historia hace unos meses
https://www.clarin.com/sociedad/plata-pasaje-avion-viaje-16-dias-argentina-tierra_0_B1lrO3Xv-.html

Carmelo Urso: Háblanos un poco de tu perfil profesional: cuáles son tus estudios; cuáles son tus habilidades y experiencias como docente y periodista.

Dimas Marín: Me titulé de Licenciado en Comunicación Social con distinción honorífica (Cum Laude) en la Universidad Católica Santa Rosa de Venezuela. Mi Trabajo Especial de Grado obtuvo mención publicación. Para mí fue un gran honor y una gran bendición también ver que el esfuerzo, la dedicación y la constancia dieron su fruto al momento de graduarme de comunicador social… (Ver enlaces) https://www.youtube.com/watch?v=_623qoJPbq8

https://twitter.com/DIMASMARIN/status/531106611579064320

https://twitter.com/DIMASMARIN/status/526154243204718592

Seguí los pasos regulares que exige la legislación en Venezuela y me inscribí en el Colegio Nacional de Periodistas de mi país. Mi credencial es CNP. N° 23.147, seccional Caracas. Desde entonces ejerzo legítimamente la profesión que tanto anhelé desarrollar a lo largo de mi vida.

Estuve postulado por Lisbeth de Cambra, Secretaria General del CNP Caracas, para asumir la Suplencia de la Secretaría de Asuntos Gremiales de dicha seccional, pero no acepté por motivos laborales.
También elaboré el documental “Profesión puesta en Riesgo”, publicado por el Colegio Nacional de Periodistas

http://www.cnpven.org/articulos/periodismo-venezolano-profesion-puesta-en-riesgo

Como profesional de la comunicación trabajé en televisión, específicamente en el canal venezolano Venevisión, en el área comercial.

En otro canal de TV de mi país, Globovisión, me destaqué como periodista en la redacción de la sección Nacionales, en tiempos de la autocensura. Pese a eso, fue una gran escuela donde aprendí mucho

https://www.youtube.com/watch?v=n1NxZBJe54g

Me considero un periodista prestado a la docencia; trabajé como Profesor de Comunicación Terapéutica en la Universidad Central de Venezuela, en la Escuela de Enfermería (Diplomados) adscrita a la Facultad de Medicina. En Buenos Aires he continuado con esa labor.
Fui docente y Coordinador de Disciplina de dos institutos de Acción Docente Delegado del Programa Nacional de Aprendizaje del INCES. Trabajé como docente por dos años en el Instituto Universitario de Tecnología de Administración Industrial (IUTA) Región Capital y en el Instituto Universitario de Administración y Gerencia (IUDAG).

La docencia es un oficio que admiro y disfruto mucho ejerciendo. Siempre he considerado que aprendo más de los estudiantes que ellos de mí. Es una labor que realizo con mucho respeto, cariño y entusiasmo.

También estudié locución en la UCV, porque soy un apasionado de la radio. Recibí el Certificado de Locutor número 47.243

Carmelo Urso: En la actualidad funges como presentador del Noticiero de Radio Boom Argentina. Comparte con las lectoras y los lectores de mi blog cómo te ha ido con ese proyecto. Aquella gente que quiera sintonizar el programa, ¿en qué horario y a través de qué medios puede hacerlo?

Dimas Marín: Fue un proyecto que inicié por WhatsApp, enviándolo como nota de voz por cadena. Después fue tomando más forma y me contactó la gente de Radio BOOM para que el noticiero se ampliara y se transmitiera por esa frecuencia. Este proyecto surge ante una necesidad de ofrecer información orientada específicamente a la comunidad de inmigrantes y refugiados venezolanos. También ante tanta desinformación y especulación que hay en las redes sociales. El noticiero cuenta con destacados y reconocidos corresponsales en toda América Latina, algunos aún en Venezuela, como Ruth Villalba. También colaboran colegas que migraron a varios países del continente, como Eleonor Oviedo, que trabajó en VIVOplay, y ahora nos reporta desde Chile. El informativo se transmite por www.radioboomshow.com a través de la APP y por redes sociales como Facebook Lite e Instagram. Hace dos meses inicié el programa “Argumentos”, en esa misma emisora, con temas que han sido recibidos con mucho cariño por la comunidad latinoamericana

Carmelo Urso: También te estás abriendo paso en el mercado laboral argentino como facilitador de talleres. ¿Qué tipo de programas de formación dictas? Y los interesados, cómo pueden contactarte.

Dimas Marín: Esta idea surgió cuando daba la asignatura de Crecimiento Personal en el IUTA, en el Programa de Introducción Universitaria. Allí empezó la idea de dictar un curso de Oratoria, aprovechando los atributos que Dios me dio en esta materia. Impartí algún curso de Oratoria para docentes y para algunos grupos de colegas. Posteriormente, fui contratado para dictar cursos en República Dominicana, los cuales disfruté muchísimo y fueron de gran bendición de Dios para muchas personas

https://www.youtube.com/watch?v=vMgppeIMHYw&t=359s

En Buenos Aires estoy por dictar el cuarto taller de Oratoria. He tenido la oportunidad de impartirlos en el Instituto Superior Perito Moreno, en la Cuidad Autónoma de Buenos Aires, y en las oficinas de Lebasi, donde un gran amigo venezolano, Rafael Vivas, ofrece diversas capacitaciones. Invito a los interesados a que vengan a disfrutarlos. Se trata de una gran herramienta y de una hermosa oportunidad para aprender y compartir.

Carmelo Urso: Nos has comentado que tu fe en Cristo ha sido un factor fundamental para superar las difíciles circunstancias existenciales por las que te ha tocado pasar. Cuenta a los lectores cómo empezó y cómo vives en la actualidad tu vida espiritual.

Dimas Marín: Cuando hablo de este tema aclaro siempre que no pertenezco a ninguna religión. Por supuesto, soy un fiel seguidor de Cristo y adorador de Dios, dispuesto a obedecerle y a servirle en cada instante de mi vida, con todas las fallas que puedo tener como ser humano.

Desde pequeño supe que existía un Dios; mi mamá siempre me habló de Él. Cuando era niño y llegaba la Semana Santa, en casa no se podía comer carne, ni pollo; tampoco se podía barrer el piso (a mí sólo me gustaba lo de no tener que barrer el piso). Así fundamentalmente transcurrió mi infancia y mi conocimiento del Señor, en una familia con inclinación católica, pero con una gran escasez de conocimiento de la Palabra de Dios. Lo que agradezco a Papá Dios es que en medio de tanta ignorancia sabía que Él existía. Así fui creciendo, en una infancia en la que muchas veces me sentí muy solo. Pero el SEÑOR JESÚS, MI SEÑOR nunca me abandonó. Eso lo comprendí después que lo conocí… y conocí el amor que Jesús siente por mí.

Muchas veces el Señor salvó mi vida. Relataré dos, las más impactantes: la primera fue durante la Tragedia de Vargas. En 1999, Venezuela sufrió una catástrofe considerada de las más grandes en la historia de la región latinoamericana. Yo tenía apenas 11 años. En medio del deslave, me tocó atravesar una montaña para sobrevivir. Las posibilidades de morir eran enormes. Pero el Señor me salvó de caer, de morir de frío o de hambre. Fui rescatado junto con mis padres y algunos de mis hermanos.

En el año 2000, pasé dos días en mi casa con una apendicitis, que se estranguló hasta convertirse en peritonitis. Ni los médicos se explican cómo aguanté tanto y sobreviví. “Allí estaba mi Jesús”, pensé. En la adolescencia me acerqué a una Iglesia Cristiana Pentecostal, pero sufrí una terrible decepción.

Pasaron varios años. Nunca imaginé que sería un inmigrante, y menos, un refugiado. Me costó mucho asimilar que el hambre y la tiranía se apoderaran de mi país, el país que el Señor me regaló para nacer y vivir. Recuerdo que de rodillas pedía por favor a Dios que me ayudara. No entendía lo que estaba pasando. Pasaron varios meses. Entonces, Dios me bendijo con un viaje, en el que dicté una serie de cursos hermosos en la República Dominicana. Eso me permitió proveer comida para mi familia y comprar las cosas que necesitaban, artículos que se habían hecho imposibles de comprar en Venezuela. También obtuve el dinero para poder salir de mi país natal. Sin embargo, llegué a contemplar la posibilidad de no salir del país. Dejar sola a mi madre era muy difícil para mí. Llegar a Buenos Aires, y no tener a alguien que me buscara en la Terminal de Pasajeros de Retiro, no tener la certeza de alguna fuente de ingreso para subsistir, me hacían sentir miedo, soledad. Fueron 16 días de recorrido: de Caracas fui a Boa Vista en Brasil en bus, de ahí viajé a Manaos donde tomé un barco por el Amazonas porque la ruta estaba dañada, hasta Porto Velho. Ahí pasé la frontera boliviana en taxi y recién al otro día pude salir para La Paz en micro. Luego de un paso por Santa Cruz, arribé a Buenos Aires. Durante esa travesía no pocas veces se me salieron las lágrimas…
Entonces empecé a trabajar de “lo que sea”. Aprendí mucho y maduré muchas cosas. Pero había otra cosa importantísima que aún debía madurar: mi fe en Papá Dios.

En meses pasados sufrí una fractura. Tal vez ese yeso y esa operación fue lo más importante que me haya pasado: sentir que no tienes nada, pero de repente, saber que lo tienes todo. Tengo al Señor mi DIOS Todopoderoso en mi corazón. Descubrir que Dios es mi Papá y me ama es lo mejor que me ha pasado.

Carmelo Urso: En la segunda Carta a Timoteo (4:7) leemos: “He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe”. ¿Cómo refleja este versículo bíblico el actual momento de tu vida?

Dimas Marín: Me identifico mucho con ese pasaje bíblico. Es una meta constante en mi existencia y mira que las metas son cosas que se fijan para alcanzarse. Pero esta meta es una constante que día a día alcanzo y quiero seguir alcanzando. Como cristianos atravesamos varios procesos en nuestras vidas, en las que el Señor va trabajando cosas y va perfeccionando su obra en nosotros. ¡Te puedo decir que antes de conocer al Señor era un desastre! Y pensaba que todo estaba bien porque no cometía nunca ningún delito. Pero el obedecer a Cristo es algo transformador que dura toda la vida y es una experiencia que puede llegar a ser indescriptible. Comparto con alguien que haya leído este material y que quiera conocer más al Señor este versículo que guardo en mi Corazón. “Clama a Mí, y Yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces”. Jeremías 33:3.

Anuncios

3 comentarios en “Venezolanos en Argentina. DIMAS MARÍN: “DESCUBRIR QUE DIOS ES MI PAPÁ Y ME AMA ES LO MEJOR QUE ME HA PASADO”.

  1. Dimas,te conocí en la Iglesia Del Centro,en buenos aires,donde habitualmente nos vemos, estás determinado a seguir a Cristo,y esas experiencias hablan del Dios que te ama y que extiende su mano para levantarte y seguir! Bendigo tu vida y damos gracias a Dios junto con Naty por haberte conocido,te deseamos lo mejor en Cristo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s