Yin Yang

Yin-Yang-Water-Black-728x455

Gerardo Díaz Infante

Dos fuerzas
existen dentro de mi,
una blanca y otra negra
y con mi espada, entre ellas, debo morir.

Lo bueno y malo
se convertirán en uno,
y la ignorancia no vivirá más.

Sólo estaré
contigo dentro de una vasija
que se llena de éter, luz y amor.

EL TOQUE DE LA MANO DEL MAESTRO

violín viejo

Estaba maltratado y marcado de cicatrices, y aunque pensó que no valdría la pena malgastar tanto tiempo con el viejo violín, el subastador lo sostuvo en alto, sonriendo.

«¿Qué me ofrecéis, amigos?»—preguntó—.

«¿Quién quiere empezar las ofertas?».

«Un dólar, un dólar…» y después, “¡dos! ¿Sólo dos?”.

«Dos dólares, ¿quién me da tres?».

«Tres dólares, a la una; tres dólares, a las dos; a las…»

Pero no, desde el fondo del salón, un hombre de pelo gris Se adelantó a coger el arco y, después de sacudir el polvo del viejo instrumento y volver a tensarle las cuerdas, tocó una melodía tan dulce y tan pura como las canciones que cantan los ángeles.

Terminada la melodía, el subastador, en voz baja y grave, volvió a preguntar;

«¿Cuánto me ofrecéis por el viejo violín?»

Y levantó el violín y el arco.

«Mil dólares, ¿quién ofrece dos?,

¡Dos mil, a la una! ¿Quién ofrece tres?.

Tres mil, a la una; tres mil, a las dos, y tres mil; a las tres, ¡adjudicado!», concluyó.

La gente aplaudía, aunque algunos lloraban:

«No entendemos bien qué fue lo que cambió su valor», preguntaban, y la respuesta fue rápida:

«El toque de una mano maestra».

De ese modo más de un hombre de vida desafinada, marcado por los golpes y cicatrices del pecado, como al viejo violín, se lo ofertan barato a los indiferentes, por un plato de sopa, por un vaso de vino; y hecha la jugada, sigue su camino.

«Adjudicado» una vez, y «adjudicado» la segunda.

«Adjudicado», y casi «está vendido».

Pero llega el Maestro, y la multitud estúpida jamás alcanza a entender del todo cuál es el valor de un alma, ni el cambio que opera el toque de la mano del Maestro.

Autora: Myra B. Welch

violín viejo 2

SACHI (UNA FÁBULA SOBRE EL RECUERDO DE DIOS)

BEBÉ Y HERMANA

AUTOR: DAN MILLMAN

Poco después del nacimiento de su hermano, la pequeña Sachi empezó a pedir a sus padres que la dejaran sola con el nuevo bebé. Como ellos temían que, al igual que la mayoría de los niños de cuatro años, la pequeña estuviera celosa y quisiera golpear o sacudir a su hermano, le dijeron que no. Pero Sachi no daba señales de celos. Era bondadosa con el bebé y pedía cada vez con más urgencia que la dejaran a solas con él. Finalmente, los padres decidieron permitírselo.
Jubilosa, la niña entró en la habitación del bebé y cerró la puerta, que sin embargo se abrió apenas, dejando una rendija, suficiente para que los curiosos padres pudieran observarla y escucharla. Entonces pudieron ver cómo la pequeña Sachi se acercaba silenciosamente a su hermano y, acercando su rostro al de él, le decía en voz baja:
-Bebé, cuéntame como es Dios, que yo ya estoy empezando a olvidarme.
BEBÉ Y HERMANA 2

ARRIÉSGATE (UNA FÁBULA DE SEMILLAS)

BROTEDos semillas estaban juntas en el suelo primaveral y fértil.

La primera semilla dijo:

—¡Yo quiero crecer! Quiero hundir mis raíces en la profundidad del suelo que me sostiene y hacer que mis brotes empujen y rompan la capa de tierra que me cubre… Quiero desplegar mis tiernos brotes como estandartes que anuncien la llegada de la primavera… ¡Quiero sentir el calor del sol sobre mi rostro y la bendición del rocío de la mañana sobre mis pétalos!

Y así creció.

La segunda semilla dijo:

—Tengo miedo. Si envío mis raíces a que se hundan en el suelo, no sé con qué puedo tropezar en la oscuridad. Si me abro paso a través del duro suelo puedo dañar mis delicados brotes… Si dejo que mis capullos se abran, quizá un caracol intente comérselos… Si abriera mis flores, tal vez algún chiquillo me arrancara del suelo. No, es mucho mejor esperar hasta un momento seguro.

Y así esperó.

Una gallina que, a comienzos de la primavera, escarbaba el suelo en busca de comida encontró la semilla que esperaba y sin pérdida de tiempo se la comió.

A los que se niegan a arriesgarse y a crecer los devora la vida.

Autora: Patty Hansen

BROTE 2

Los números de 2015

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2015 de este blog.

Aquí hay un extracto:

El Museo del Louvre tiene 8.5 millones de visitantes por año. Este blog fue visto cerca de 870.000 veces en 2015. Si fuese una exposición en el Museo del Louvre, se precisarían alrededor de 37 días para que toda esa gente la visitase.

Haz click para ver el reporte completo.