MENSAJE DE NAVIDAD CANALIZADO DEL ARCÁNGEL GABRIEL: LUZ EN MEDIO DE LA OBSCURIDAD

arcangel-gabriel-2´

Tomado de http://www.angelesentuvida.com.mx/mensaje-de-navidad-canalizado-del-arcangel-gabriel-luz-en-medio-de-la-oscuridad/

La Navidad… nacimiento… vida….

La Navidad significa Natividad, nacimiento de una vida nueva, una vida que no es cualquier vida, es la vida de Jesucristo, quien vino a enseñarnos a mostrarnos un camino diferente de vida, un camino iluminado… un camino de luz…

Entonces la Navidad puede ser un nacimiento a la Luz.. es un encender nuestras velas interiores y recordarnos que al final somos luz, aún en medio de la oscuridad… y ese es el principal mensaje que Jesús nos deja… en su nacimiento, Luz en medio de la oscuridad… al haber nacido en un lugar poco apropiado… luz en medio de la oscuridad, al nacer de una madre virgen, luz en medio de la oscuridad… al encender una estrella brillante en el cielo como señal, luz en medio de la oscuridad…

Y toda la vida de Jesús se resume a eso… a ser luz, a brillar… a vivir desde el ser superior, a confiar, a tener fe y saberse hijo de Dios. A hablar desde su verdad más profunda y sostenerla aún en la adversidad… luz en medio de la oscuridad… y aún en el momento de su muerte y resurrección … Jesús fue Luz en medio de la oscuridad…

Hoy los ángeles te acompañamos, te llevamos de la mano a vivir un nacimiento, el nacimiento de Cristo en tu corazón… te invitamos a través de este curso, de tus propias reflexiones y meditaciones a renacer y a ser luz en medio de la oscuridad… Permite que no nada más en estas fechas, si no durante todo el año esta luz sea la que brille dentro de ti… Permite a Cristo, a Dios, a los ángeles a entrar en tu vida y permítete brillar cada vez más.

Enciende tu vela interior y permítete nacer con Cristo esta Navidad…

Con todo el amor,

Arcángel Gabriel.

arcangel-gabriel

LA SALUD EN BREVE 17 (AFORISMOS PARA UNA VIDA SANA): EL SISTEMA INMUNE

sistema-inmune

-500-
La materia prima del metabolismo lo constituyen los alimentos. Y si uno come mal, muchas cosas funcionarán mal en nuestro organismo.

-501-
Si uno consume comida chatarra al organismo
funcionará con un metabolismo chatarra.

-502-
La mejor manera de medir el estado metabólico es a través del examen de VO2 max.

-503-
El VO2max indica la cantidad de oxígeno que el cuerpo utiliza para quemar combustible. Mientras más oxígeno utilice el cuerpo para quemar alimentos, mejor se encuentra la función metabólica. Mientras menos oxígeno use, menos eficiente será la función metabólica.

-504-
Existen cinco indicios principales de inflamación en el cuerpo: rubor, hinchazón, calor, dolor y pérdida de función. Y toda inflamación indica la activación d nuestro sistema inmune.

-505-
Cada vez que nuestro cuerpo padece algún tipo de inflamación genera calor. Y ese calor anómalo genera estrés oxidante y radicales libres.

-506-
La mejor manera de medir el nivel de inflamación de nuestro cuerpo es a través de un examen de la proteína C-reactiva; la misma se incrementa en el torrente sanguíneo ante la presencia de inflamación.

-507-
Niveles elevados de la proteína C-reactiva pueden indicar un problema relacionado con los intestinos debido al consumo de alimentos en mal estado, parásitos, desequilibrio bacterial o a algún problema del revestimiento intestinal.

-508-
Dos de las enfermedades más frecuentes relacionadas con la inflamación de los órganos internos son el asma y el síndrome del colon irritable.

-509-
Las citoquinas son proteínas que funcionan como mensajeras del sistema inmunológico. Cuando su número se vuelve excesivo en nuestros tejidos promueven la inflación de los órganos internos.

sistema-inmune-2

-510-
Frutas, vegetales y alimentos con aceites omegas son esenciales para reducir los niveles de citoquinas en los tejidos.

-511-
El hígado es la bestia de carga de nuestro sistema de depuración. Está situado justo en el tracto digestivo y el torrente sanguíneo. Nada que salga del tracto digestivo se puede introducir en el torrente sanguíneo sin pasar primero por el hígado.

-512-
El hígado se pregunta constantemente: “¿Es esto algo que debo dejar entrar al torrente sanguíneo? ¿Es esto algo que debo depurar?”.

-513-
Si el organismo no depura de manera correcta, se acumulan sustancias indeseables que generan enfermedades serias.

-514-
La industria alimenticia produce comida que no contiene los suficientes nutrientes para garantizar la salud humana.

Nutrientes que solían estar presentes en los alimentos que producían nuestros ancestros.

Nutrientes que están presentes en los alimentos producidos de manera orgánica.

La falta de nutrientes de la comida industrial provoca enfermedades.

Las empresas farmacéuticas producen suplementos alimenticios para reponer los nutrientes que no están presentes en la comida industrial (complementos vitamínicos, complementos minerales, oligoelementos, aminoácidos, etc.).

Un negocio redondo.

-515-
La industria alimenticia produce comida que contiene substancias que generan adicciones.

Substancias que no solían estar presentes en los alimentos que producían nuestros ancestros.

Substancias que no están presentes en los alimentos producidos de manera orgánica.
Las substancias adictivas de la comida industrial causan enfermedades físicas, emocionales y mentales.

La industria farmacéutica produce medicamentos para atenuar o enmascarar los síntomas de las enfermedades físicas, emocionales y mentales generadas por la ingesta continua de las substancias adictivas de la comida industrial.

Otro negocio redondo.

-516-
La industria alimenticia produce comida que contiene substancias que provocan enfermedades crónicas.

Substancias que no solían estar presentes en los alimentos que producían nuestros ancestros.

Substancias que no están presentes en los alimentos producidos de manera orgánica.

Las enfermedades crónicas son lo suficientemente graves como para requerir el uso cotidiano de medicamentos durante meses, años, décadas. Son dolencias que afectan nuestra calidad de vida de manera significativa, pero no son lo suficientemente graves como para matarnos al instante.

La industria farmacéutica produce los medicamentos que atenúan o enmascaran los síntomas de las enfermedades crónicas producidas por la ingesta continua de comidas industriales. Dichos medicamentos están diseñados para aliviar durante meses, años y décadas los síntomas de las enfermedades crónicas. Pero no están diseñados para sanarlas.

El más redondo de los negocios.

sistema-inmune-3

-517-
Una gran cantidad de gente parece que está pensando cuando, en realidad, lo que hace es cambiar de lugar sus prejuicios.

-518-
Upanishads: “Lo que usted no puede saber en su cuerpo no lo puede saber en ningún otro lado”.

-519-
“Para que cambie un paradigma principal debe cambiar nuestra definición de lo que es posible”: Mark B. Woodhouse.

-520-
“Los dogmas del quieto pasado son inadecuados para el presente tempestuoso”: Abraham Lincoln.

-521-
¿El secreto de la salud? Vivir en armonía con el sistema inmune.

-522-
La enfermedad tiroidea, la artritis reumatoidea, la colitis ulcerativa, la diabetes y la enfermedad de Crohn son causadas por hiperactividad del sistema inmune. Por eso son llamadas enfermedades autoinmunes.

-523-
La enfermedad autoinmune se produce cuando el sistema inmune ataca al organismo en lugar de dirigir sus armas contra los elementos patógenos, virus y bacterias.

-524-
La hiperactividad del sistema inmune es responsable, en buena medida, del envejecimiento humano.

-525-
La hiperactividad del sistema inmune es responsable, en buena medida, de la velocidad del envejecimiento humano.

-526-
Una forma garantizada de envejecer más rápido es fumar. Conocidos son los efectos de este mal hábito: piel arrugada, arteras tapadas, enfisema, cáncer e impotencia, entre otros.

sistema-inmune-4

-527-
El hecho de fumar pasivamente (es decir, de respirar el humo espirado por un fumador) activa el sistema inmune.

-528-
Respirar aire contaminado mantiene al sistema inmune constantemente activado, a la defensiva, y acelera el envejecimiento.

-529-
El ejercicio ayuda a desactivar el sistema inmune.

-530-
El uso de antibióticos envejece prematuramente al cuerpo y tiene relación con enfermedades como alergia, asma y cáncer de mama.

-531-
El riesgo de desarrollar asma es dos veces mayor entre los bebés expuestos a antibióticos.

-532-
Tener centímetros de más en la cintura revela un trastorno del sistema inmune.

-533-
Los niveles elevados de placa bacteriana se asociando con hiperactividad del sistema inmune y con un riesgo veces mayor de enfermedad cardiovascular.

-534-
La risa y el sexo rejuvenecen al sistema inmune.

sistema-inmune-5

-535-
Consumir tres grandes comidas al día estresa al sistema inmune. Es preferible tomar cuatro o cinco comidas pequeñas.

-536-
Después de comer se produce la mayor activación inmune. Por eso, es importante consumir un suplemento vitamínico antes de la ingesta alimenticia.

-537-
Los estados frecuentes de ansiedad producen envejecimiento prematuro.

-538-
Está demostrada, por estudios científicos, la relación entre depresión y una mayor incidencia de diabetes, enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y cáncer.

-539-
Durante el sueño, el sistema inmune se relaja, recarga y repara.

-540-
El insomnio activa al sistema inmune.

sistema-inmune-6

CARMELO URSO FINALISTA DEL VII CONCURSO INTERNACIONAL DE LITERATURA “CAÑOS DORADOS”

Carmelo Urso, periodista y escritor caraqueño
Carmelo Urso, periodista y escritor caraqueño

Caracas, 2 de diciembre de 2016. Carmelo Urso, periodista y escritor caraqueño, resultó finalista del VII Concurso Internacional de Relato Corto y Poesía “Los Caños Dorados”, evento promovido por la Asociación Cultural del mismo nombre, con sede en Fernán Núñez, Córdoba, España.

Urso fue galardonado por “La anacrónica fábula de Eraldina el Hada”. En el relato, Eraldina es un hada traviesa, siempre propensa a caer en retardos y dilaciones. Sus colegas deciden exiliarla al Reino de los Duendes. Allí, termina encontrándose con el mismísimo Ser Supremo, quien le encomendará una misión muy singular.

En esta justa internacional, la ganadora resultó ser María Victoria Rossi, de Buenos Aires (Argentina) por “Los taladores de árboles de la municipalidad”. Además, resultaron finalistas el colombiano Mauricio Jaramillo Londoño, por su cuento “Un viaje a la isla del fin del mundo” y la austríaca Duni Mamani por su trabajo “Una noche de relatos”. En total, participaron 316 escritores de Europa y Latinoamérica.

El licenciado Carmelo Urso es comunicador social egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Nació en Caracas en 1969. Tiene 25 años de experiencia en la dirección y coordinación de unidades de prensa y relaciones públicas. Ha cursado posgrados en las materias de Promoción de la Lectura y la Escritura, Gestión Cultural y Docencia.

En materia periodística, ha sido acreedor de los premios municipales de Chacao (2000) y Vargas (2001). En el área literaria, ha sido finalista (2009) y ganador (2010) del Concurso Internacional de Cuento y Poesía Breve “La Librería Mediática” (Venezuela). Resultó ganador del concurso “Microficciones” (Argentina, 2010) y del Concurso de Cuentos de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez (2013).

Fábulas y microrrelatos de Urso han sido incluidos en las antologías “La Primavera la Sangre Altera” (2014) y “Otoño e Invierno” (2014), de la editorial española Diversidad Literaria. Textos de su autoría forman parte de la “Antología de Aforismos” publicada por la casa hispánica Ediciones de Letras en 2015.

Urso regenta desde hace años los blogs “En Tiempo Presente” https://carmelourso.wordpress.com/ que versa sobre temas de cultura de paz, salud y espiritualidad y “Sólo50” http://solo50.wordpress.com/ especializado en microliteratura.

Ha dictado Talleres de Microliteratura en el Colegio Universitario de Caracas (CUC) y PDVSA La Estancia, donde fungió como Jefe de Prensa durante ocho años. Actualmente, imparte sus clases online.

COMIDA INDUSTRIAL Y MEDICAMENTOS: EL MÁS REDONDO DE LOS NEGOCIOS

pildoras

jamon

Carmelo Urso

I

La industria alimenticia produce comida que no contiene los suficientes nutrientes para garantizar la salud humana.

Nutrientes que solían estar presentes en los alimentos que producían nuestros ancestros.

Nutrientes que están presentes en los alimentos producidos de manera orgánica.

La falta de nutrientes de la comida industrial provoca enfermedades.

Las empresas farmacéuticas producen suplementos alimenticios para reponer los nutrientes que no están presentes en la comida industrial (complementos vitamínicos, complementos minerales, oligoelementos, aminoácidos, etc.).

Un negocio redondo.

pan-blanco

II

La industria alimenticia produce comida que contiene substancias que generan adicciones.

Substancias que no solían estar presentes en los alimentos que producían nuestros ancestros.

Substancias que no están presentes en los alimentos producidos de manera orgánica.
Las substancias adictivas de la comida industrial causan enfermedades físicas, emocionales y mentales.

La industria farmacéutica produce medicamentos para atenuar o enmascarar los síntomas de las enfermedades físicas, emocionales y mentales generadas por la ingesta continua de las substancias adictivas de la comida industrial.

Otro negocio redondo.

pan blanco 2

III

La industria alimenticia produce comida que contiene substancias que provocan enfermedades crónicas.

Substancias que no solían estar presentes en los alimentos que producían nuestros ancestros.

Substancias que no están presentes en los alimentos producidos de manera orgánica.

Las enfermedades crónicas son lo suficientemente graves como para requerir el uso cotidiano de medicamentos durante meses, años, décadas. Son dolencias que afectan nuestra calidad de vida de manera significativa, pero no son lo suficientemente graves como para matarnos al instante.

La industria farmacéutica produce los medicamentos que atenúan o enmascaran los síntomas de las enfermedades crónicas producidas por la ingesta continua de comidas industriales. Dichos medicamentos están diseñados para aliviar durante meses, años y décadas los síntomas de las enfermedades crónicas. Pero no están diseñados para sanarlas.

El más redondo de los negocios.

pildoras-2

enlatados

CUENTO DE NAVIDAD (DE RAY BRADBURY)

dark-space-sci-fi-nebula-wallpaper


Ray Bradbury

El día siguiente sería Navidad y, mientras los tres se dirigían a la estación de naves espaciales, el padre y la madre estaban preocupados. Era el primer vuelo que el niño realizaría por el espacio, su primer viaje en cohete, y deseaban que fuera lo más agradable posible. Cuando en la aduana los obligaron a dejar el regalo porque excedía el peso máximo por pocas onzas, al igual que el arbolito con sus hermosas velas blancas, sintieron que les quitaban algo muy importante para celebrar esa fiesta. El niño esperaba a sus padres en la terminal. Cuando estos llegaron, murmuraban algo contra los oficiales interplanetarios.

-¿Qué haremos?

-Nada, ¿qué podemos hacer?

-¡Al niño le hacía tanta ilusión el árbol!

La sirena aulló, y los pasajeros fueron hacia el cohete de Marte. La madre y el padre fueron los últimos en entrar. El niño iba entre ellos, pálido y silencioso.

-Ya se me ocurrirá algo -dijo el padre.

-¿Qué…? -preguntó el niño.

El cohete despegó y se lanzó hacia arriba al espacio oscuro. Lanzó una estela de fuego y dejó atrás la Tierra, un 24 de diciembre de 2052, para dirigirse a un lugar donde no había tiempo, donde no había meses, ni años, ni horas. Los pasajeros durmieron durante el resto del primer “día”. Cerca de medianoche, hora terráquea según sus relojes neoyorquinos, el niño despertó y dijo:

-Quiero mirar por el ojo de buey.

-Todavía no -dijo el padre-. Más tarde.

-Quiero ver dónde estamos y a dónde vamos.

-Espera un poco -dijo el padre.

El padre había estado despierto, volviéndose a un lado y a otro, pensando en la fiesta de Navidad, en los regalos y en el árbol con sus velas blancas que había tenido que dejar en la aduana. Al fin creyó haber encontrado una idea que, si daba resultado, haría que el viaje fuera feliz y maravilloso.

-Hijo mío -dijo-, dentro de medía hora será Navidad.

-Oh -dijo la madre, consternada; había esperado que de algún modo el niño lo olvidaría. El rostro del pequeño se iluminó; le temblaron los labios.

-Sí, ya lo sé. ¿Tendré un regalo? ¿Tendré un árbol? Me lo prometieron.

-Sí, sí. todo eso y mucho más -dijo el padre.

-Pero… -empezó a decir la madre.

-Sí -dijo el padre-. Sí, de veras. Todo eso y más, mucho más. Perdón, un momento. Vuelvo pronto.

Los dejó solos unos veinte minutos. Cuando regresó, sonreía.

-Ya es casi la hora.

-¿Me prestas tu reloj? -preguntó el niño.

El padre le prestó su reloj. El niño lo sostuvo entre los dedos mientras el resto de la hora se extinguía en el fuego, el silencio y el imperceptible movimiento del cohete.

-¡Navidad! ¡Ya es Navidad! ¿Dónde está mi regalo?

-Ven, vamos a verlo -dijo el padre, y tomó al niño de la mano.

Salieron de la cabina, cruzaron el pasillo y subieron por una rampa. La madre los seguía.

-No entiendo.

-Ya lo entenderás -dijo el padre-. Hemos llegado.

night-sky-wallpaper-25

Se detuvieron frente a una puerta cerrada que daba a una cabina. El padre llamó tres veces y luego dos, empleando un código. La puerta se abrió, llegó luz desde la cabina, y se oyó un murmullo de voces.

-Entra, hijo.

-Está oscuro.

-No tengas miedo, te llevaré de la mano. Entra, mamá.

Entraron en el cuarto y la puerta se cerró; el cuarto realmente estaba muy oscuro. Ante ellos se abría un inmenso ojo de vidrio, el ojo de buey, una ventana de metro y medio de alto por dos de ancho, por la cual podían ver el espacio. El niño se quedó sin aliento, maravillado. Detrás, el padre y la madre contemplaron el espectáculo, y entonces, en la oscuridad del cuarto, varias personas se pusieron a cantar.

-Feliz Navidad, hijo -dijo el padre.

Resonaron los viejos y familiares villancicos; el niño avanzó lentamente y aplastó la nariz contra el frío vidrio del ojo de buey. Y allí se quedó largo rato, simplemente mirando el espacio, la noche profunda y el resplandor, el resplandor de cien mil millones de maravillosas velas blancas.

FIN

Ray Bradbury
Ray Bradbury

EL MAESTRO (UNA PARÁBOLA DEL DR. MIGUEL RUIZ TOMADA DE SU LIBRO “LA MAESTRÍA DEL AMOR”)

Don Miguel Ruiz
Don Miguel Ruiz

Miguel Ruiz

Érase una vez un maestro que hablaba a un grupo de gente y su mensaje resultaba tan maravilloso que todas las personas que estaban allí reunidas se sintieron conmovidas por sus palabras de amor. En medio de esa multitud, se encontraba un hombre que había escuchado todas las palabras que el maestro había pronunciado.

Era un hombre muy humilde y de gran corazón, que se sintió tan conmovido por las palabras del maestro que sintió la necesidad de invitarlo a su hogar.

Así pues, cuando el maestro acabó de hablar, el hombre se abrió paso entre la multitud, se acercó a él y, mirándole a los ojos, le dijo: «Sé que está muy ocupado y que todos requieren su atención. También sé que casi no dispone de tiempo ni para escuchar mis palabras, pero mi corazón se siente tan libre y es tanto el amor que siento por usted que me mueve la necesidad de invitarle a mi hogar. Quiero prepararle la mejor de las comidas. No espero que acepte, pero quería que lo supiera».

El maestro le miró a los ojos, y con la más bella de las sonrisas, le contestó:

«Prepáralo todo. Iré».

Entonces, el maestro se alejó.

libros-miguel-ruiz

Al oír estas palabras el corazón del hombre se sintió lleno de júbilo. A duras penas podía esperar a que llegase el momento de servir al maestro y expresarle el amor que sentía por él. Sería el día más importante de su vida: el maestro estaría con él. Compró la mejor comida y el mejor vino y buscó las ropas más preciosas para ofrecérselas como regalo. Después corrió hacia su casa a fin de llevar a cabo todos los preparativos para recibir al maestro.

Lo limpió todo, preparó una comida deliciosa y decoró bellamente la mesa. Su corazón estaba rebosante de alegría porque el maestro pronto estaría allí.

El hombre esperaba ansioso cuando alguien llamó a la puerta. La abrió con afán pero, en lugar del maestro, se encontró con una anciana. Ésta le miró a los ojos y le dijo: «Estoy hambrienta. ¿Podrías darme un trozo de pan?».

El se sintió un poco decepcionado al ver que no se trataba del maestro. Miró a la mujer y le dijo: «Por favor, entre en mi casa». La sentó en el lugar que había preparado para el maestro y le ofreció la comida que había cocinado para él. Pero estaba ansioso y esperaba que la mujer se diese prisa en acabar de comer. La anciana se sintió conmovida por la generosidad de este hombre. Le dio las gracias y se marchó.

Apenas hubo acabado de preparar de nuevo la mesa para el maestro cuando alguien volvió a llamar a su puerta. Esta vez se trataba de un desconocido que había viajado a través del desierto.

El forastero le miró y le dijo: «Estoy sediento. ¿Podrías darme algo para beber?».

De nuevo se sintió un poco decepcionado porque no se trataba del maestro, pero aun así, invitó al desconocido a entrar en su casa, hizo que se sentase en el lugar que había preparado para el maestro y le sirvió el vino que quería ofrecerle a él. Cuando se marchó, volvió a preparar de nuevo todas las cosas.

Por tercera vez, alguien llamó a la puerta, y cuando la abrió, se encontró con un niño. Éste elevó su mirada hacia él y le dijo: «Estoy congelado. ¿Podría darme una manta para cubrir mi cuerpo?».

Estaba un poco decepcionado porque no se trataba del maestro, pero miró al niño a los ojos y sintió amor en su corazón. Rápidamente cogió las ropas que había comprado para el maestro y le cubrió con ellas. El niño le dio las gracias y se marchó.

Volvió a prepararlo todo de nuevo para el maestro y después se dispuso a esperarle hasta que se hizo muy tarde. Cuando comprendió que no acudiría se sintió decepcionado, pero lo perdonó de inmediato. Se dijo a sí mismo: «Sabía que no podía esperar que el maestro viniese a esta humilde casa. Me dijo que lo haría, pero algún asunto de mayor importancia lo habrá llevado a cualquier otra parte. No ha venido, pero al menos aceptó la invitación y eso es suficiente para que mi corazón se sienta feliz».

Entonces, guardó la comida y el vino y se acostó. Aquella noche soñó que el maestro le hacía una visita. Al verlo, se sintió feliz sin saber que se trataba de un sueño.

«¡Ha venido maestro! Ha mantenido su palabra.»

El maestro le contestó: «Sí, estoy aquí, pero estuve aquí antes. Estaba hambriento y me diste de comer. Estaba sediento y me ofreciste vino. Tenía frío y me cubriste con ropas. Todo lo que haces por los demás, lo haces por mí».

El hombre se despertó con el corazón rebosante de dicha porque había comprendido la enseñanza del maestro. Lo amaba tanto que había enviado a tres personas para que le transmitiesen la lección más grande: que él vive en el interior de todas las personas. Cuando das de comer al hambriento, de beber al sediento y cubres al que tiene frío, ofreces tu amor al maestro.

don-miguel-ruiz